Edición Impresa

Maglio dio que hablar antes del partido

La previa del partido tuvo un condimento especial, que provocó el enojo de la dirigencia de Central.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

La previa del partido tuvo un condimento especial, que provocó el enojo de la dirigencia de Central, que esta semana presentará un informe en la AFA en reclamo por los arbitrajes adversos que, consideran, vienen sufriendo. Esto tiene que ver con la mesa que Carlos Maglio compartió con Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, en la madrugada de ayer, lo que encendió las suspicacias del lado de Arroyito. Por eso la comunicación con el presidente del Colegio de Arbitros, Miguel Scime, para pedirle explicaciones.

El sábado a la noche, Maglio fue con sus colaboradores a un bar de bulevar Oroño. Allí se encontraba Lammens, quien lo invitó a tomar una copa de champán. El juez dijo que no tomaba alcohol, pero igual compartieron la mesa. En el lugar había varios hinchas de Central, que fueron los que se encargaron de hacer circular la información.

Por la mañana desde Central llamaron a Scime y fue el propio presidente del Colegio de Arbitros quien se comunicó con Maglio para que aclare lo sucedido.

"Es una falta de respeto. No creo que haya algo raro, pero con el tema instalado es difícil después pretender que la gente en la cancha no reaccione. Estas son las cosas de las que hay que tener cuidado y, sobre todo, sentido común", comentó alguien del riñón dirigencial ayer en el Gigante.

Maglio, extrañamente (ningún árbitro lo hace), antes de comenzar el partido, se acercó al banco de Central y saludó a Russo y sus colaboradores. Después no le quedó otra que hacer lo propio con el Patón Bauza. Más tarde, en conferencia el DT canalla le restó importancia al tema. "Es lógico que si se encuentran en un bar se saluden", tiró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario