Edición Impresa

Maduro sigue su "guerra económica" y ordena ocupar otra empresa

Los militares tomaron una planta papelera para "asegurar los despachos de envases de alimentos".

Lunes 02 de Diciembre de 2013

El gobierno de Venezuela ordenó ocupar otra empresa privada, en otro paso de su ofensiva contra el sector privado que el presidente Nicolás Maduro llama "guerra económica". Esta vez fue el turno de una planta de la multinacional irlandesa Smurfit Kappa, "para asegurar los despachos de envases para el sector de alimentos", según alegó el ministro de Industria, quien acusó a la empresa de usar su posición dominante para elevar los precios.

Venezuela sufre una inflación del 54 por ciento anual, la más alta por lejos de América latina. Los economistas culpan a la política económica del chavismo, en el poder desde enero de 1999, mientras que el gobierno señala a los actores privados y los culpa de "especular" y remarcar precios. La escasez, en cualquier caso, se ha vuelto una marca registrada en Venezuela, donde son cotidianas las largas filas de horas de espera para comprar alimentos básicos.

El ministro Ricardo Menéndez hizo el anuncio de la ocupación desde la misma planta papelera de Smurfit Kappa en el estado de Carabobo. "Se está generando la ocupación temporal de esta empresa para garantizar la provisión de la materia prima para todo lo que es la cadena de alimentos, todo lo que tiene que ver con los empaques, garantizar los productos alimenticios de nuestro país", aseguró. El funcionario dijo que la empresa infló en un 372 por ciento el precio de un producto, aunque no mostró pruebas. El gobierno sostuvo que la ocupación no incluye el control administrativo de la compañía.

"Los dueños de la empresa son responsables ante el país de garantizar al máximo el incremento de la producción de esta planta y de garantizar los trámites administrativos, pero el Estado va a estar aquí, vigilante", añadió Menéndez. No es la primera vez que la empresa y el gobierno tienen un choque. En 2009, Chávez ocupó 1.500 hectáreas de siembra de árboles propiedad de Smurfit Kappa.

Maduro, electo en abril en unas controvertidas eleccciones tras la muerte de Hugo Chávez, endureció la semana pasada la "guerra económica" en su lucha por controlar los precios, con el anuncio de nuevos límites a los valores de los alquileres comerciales, y amenazó con detener a quienes remarquen los precios. Decenas de empresarios y gerentes han sido detenidos desde que el 9 de noviembre Maduro lanzó por cadena nacional la orden de rebajar al menos 50 por ciento los precios de electrodomésticos. A la vez acusó a la cadena Daka y ordenó "no dejar nada" en sus anaqueles y almacenes. Daka fue desmantelada en pocas horas, y ahora está intervenida. Su presidente es un militar. Pero no queda claro cómo hará para reponer la mercadería perdida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS