Edición Impresa

Maduro pidió a la oposición que ponga fin a las protestas en Venezuela

La ola de protestas que sacude a Venezuela cobró ayer una vida más, mientras el divido país seguía envuelto en disturbios y el detenido dirigente opositor Leopoldo López urgió a seguir...

Jueves 20 de Febrero de 2014

La ola de protestas que sacude a Venezuela cobró ayer una vida más, mientras el divido país seguía envuelto en disturbios y el detenido dirigente opositor Leopoldo López urgió a seguir luchando para lograr la salida del gobierno socialista.

Por cadena nacional en tanto, el presidente Nicolás Maduro dijo anoche que los jefes de la oposición a su gobierno están obligados a llamar al cese de la violencia, generada por las protestas de la última semana. Maduro recalcó que no acepta que se rete a la Constitución y advirtió que todos los "fascistas" serán encarcelados, al igual el dirigente opositor Leopoldo López, quien se entregó voluntariamente y fue recluido en una cárcel fuera de Caracas.

"Estamos frente a un golpe de Estado continuado desatado contra Venezuela. El fascismo tiene a su jefe preso ya y lo voy a hacer contra todos los fascistas estén donde estén. No acepto que se rete al pueblo venezolano, que se rete a la Constitución, al Estado", señaló en una reunión en la casa de gobierno. El mandatario acusó a López de haber instigado y organizado las protestas que se han extendido en la última semana, las cuales han dejado al menos cinco muertos, y recalcó que los "enmascarados con armas tendrán que ir a la Justicia".

Mientras, Génesis Carmona, una estudiante de 22 años y ex reina de belleza local, murió en un hospital horas después de haber sido alcanzada por una bala en la cabeza en la ciudad central de Valencia. Sus familiares aseguraron que los disparos provinieron de motoristas que emboscaron la marcha.

Aparentemente, la Miss Turismo Carabobo 2013 se retiraba de la marcha opositora cuando se dio cuenta que Alejandra, su hermana menor, no estaba con ella. Cuando volvió a buscarla, las milicias chavistas la balearon en la cabeza. Carmona, una estudiante de Marketing de la Universidad Tecnológica, había salido a la calle con cientos de sus compañeros y ciudadanos que reclamaban el fin de la inseguridad y de la escasez, consecuencias de la crisis económica que vive Venezuela. Horas después de recibir el impacto de bala, murió en un hospital.

Más tarde, el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) reportó una muerte indirectamente vinculada a las protestas. La madre de una empleada del canal sufrió un infarto por las manifestaciones cerca de su casa y la ambulancia que la llevó se demoró en llegar al hospital por una demostración opositora. "Al llegar al centro de salud la señora llegó tan mal que no sobrevivió (...) un deceso más que se produce durante una guarimba (protesta)", dijo la presentadora de noticias Erika Ortega.

Desde hace casi 20 días, miles de venezolanos han salido a las calles para manifestarse contra la alta inflación, la acuciante escasez y la elevada inseguridad, en protestas que han dejado cuatro muertos por disparos, otro atropellado y más de un centenar de heridos.

Aunque las manifestaciones son el mayor desafío del presidente Nicolás Maduro desde que asumió en abril, no había indicios de que su administración pudiera tambalear. Los militares, cruciales en la historia venezolana para inclinar la balanza y presionar por la salida de un mandatario, han cerrado filas en torno al presidente.

Maduro asegura que la oposición, con apoyo de Estados Unidos, busca repetir el sangriento golpe de Estado que sacó brevemente del poder a su fallecido mentor Hugo Chávez en 2002. Pero López dice que quiere revocar el mandato de Maduro con un referéndum, permitido por la Constitución para 2016.

Reto. López, un economista de 42 años educado en Harvard, instó a sus seguidores a luchar por la salida de Maduro y cuestionó a las autoridades por trasladar su audiencia a la cárcel militar de Ramo Verde, donde fue ingresado la noche del martes. "Mi audiencia en Ramo Verde es por miedo e ilegalidad, no por seguridad. Así funcionan las dictaduras. Fuerza Venezuela", indicó el dirigente en su cuenta de Twitter. En Venezuela a algunos detenidos se les permite tener celular. El ex alcalde opositor fue acusado de incitar a la violencia durante las masivas manifestaciones.

Los abogados del dirigente denunciaron pretensiones de violar el debido proceso con la decisión de las autoridades de realizar la audiencia en la cárcel militar cercana a Caracas. "No queremos que se produzca un juicio carcelero, una audiencia oral dentro de un recinto penitenciario", dijo Juan Carlos Gutiérrez, uno de los abogados de López, de 42 años, líder del partido Voluntad Popular, que el martes se entregó voluntariamente a las autoridades tras una semana en la clandestinidad rehuyendo una orden de arresto en su contra. El gobierno ha dicho que la medida fue para garantizar la seguridad del detenido. "Nuestra causa ha sido, sigue siendo, y hoy más que nunca tiene que ser, la salida de este gobierno", dijo López junto a su esposa en un video publicado la noche del martes.

Haciéndose eco de las palabras de López, cientos de simpatizantes de la oposición se congregaron frente al Palacio de Justicia, donde se esperaba que el dirigente opositor fuera presentado para escuchar los cargos en su contra, tras pasar la noche en una cárcel militar en las afueras de Caracas. López asegura que es inocente de las acusaciones.

La coalición de fuerzas opositoras agrupadas bajo la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una movilización para el sábado.

Arde la calle. En tanto, Caracas volvió a ser ayer el epicentro de las protestas estudiantiles. Las fuerzas de seguridad intentaron dispersar a miles de opositores con gases lacrimógenos buscando desbloquear las principales vías. Secundada por tanquetas y camiones antimotines, la policía se topó con una fuerte resistencia de los manifestantes. Algunos de ellos denunciaron que grupos armados no identificados intentaban aterrorizarlos con disparos al azar. Como todas las noches desde que iniciaron las protestas, un ruidoso carcerolazo de protesta estremecía algunos de los barrios más acomodados de Caracas.

Abogados opositores aseguraron que durante las casi tres semanas de protestas se detuvieron a 170 personas en todo el país, de las cuales 35 seguían tras las rejas. Hubo denuncias de que algunos fueron torturados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario