Edición Impresa

Maduro mantuvo una inusual reunión con políticos opositores

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostuvo el miércoles una inusual reunión con opositores, en la que los desafió a juntar firmas para removerlo en 2016, si así lo desean, pero les pidió...

Viernes 20 de Diciembre de 2013

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostuvo el miércoles una inusual reunión con opositores, en la que los desafió a juntar firmas para removerlo en 2016, si así lo desean, pero les pidió que por el momento trabajen junto a él. Maduro invitó a alcaldes de la oposición que ganaron las elecciones del 8 de diciembre al palacio presidencial de Miraflores en un intento por abrir una nueva etapa de diálogo. "Los he saludado con sincero afecto. Respeto a cada uno de ustedes en su posición política", dijo el ex sindicalista de 51 años, instando a los líderes de la oposición a que se sumen a los proyectos del gobierno contra la pobreza en el país de 29 millones de habitantes. "Podemos abrir una etapa nueva, sin lugar a dudas, tomando el espíritu navideño. Seguiremos teniendo diferencias pero yo les llamo a trabajar", agregó Maduro, en una iniciativa de diálogo sin precedentes en casi 15 años de gobierno bolivariano.

Al comienzo de la reunión, Maduro estrechó las manos de opositores de alto perfil, como el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, de quien reiteradamente se burló llamándolo "vampiro", y del alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola, a quien llamó "ladrón" y "delincuente".

El presidente también les ofreció como regalo algunos de los escritos de Hugo Chávez, quien murió de cáncer en marzo, y reprodujo una grabación del fallecido mandatario cantando el himno nacional de Venezuela. Maduro recordó a sus opositores su derecho constitucional a buscar un referendo de revocación a mitad de su mandato si logran reunir las cerca de cuatro millones de firmas necesarias. "En 2016, ustedes tienen la oportunidad. Si me quieren sacar aquí de la presidencia, de recoger las firmas pues", afirmó.

Capriles no fue invitado. Al respecto, el líder opositor Henrique Capriles dijo ayer que Maduro tiene que demostrar que puede respetar los acuerdos alcanzados el miércoles con los políticos opositores. "La pelota está en la cancha del gobierno, son ellos los que tienen que demostrar si respetarán o no lo planteado por nuestros alcaldes", escribió Capriles en Twitter.

Capriles, quien dijo que no asistió a la reunión porque no fue invitado, se quejó por la forma en que, según él, el gobierno socava a las autoridades locales opositoras mediante la creación de organismos paralelos. En varias zonas controladas por la oposición, el chavismo ha nombrado a "protectores" alternativos y organismos que reciben recursos estatales. El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, por ejemplo, vio que el rival al que derrotó en las urnas recibió inmediatamente un cargo para la "transformación revolucionaria" de la capital después de la elección del 8 de diciembre. Ledezma pidió a Maduro que se concentre en las necesidades básicas como la inflación de un 54 por ciento al año, la escasez de productos básicos como la harina o la leche, y las fallas de los servicios públicos.

En una decisión inusual, la televisión estatal transmitió los discursos críticos de Ledezma y de varios otros líderes de la oposición en la reunión. Durante horas, los alcaldes bombardearon a Maduro con quejas sobre una gran variedad de temas, desde la iluminación pública y la escasez de agua al retraso en la entrega de fondos. "Creo que Maduro intenta bajar un poco la tensión", dijo el encuestador local Luis Vicente León respecto a la reunión del miércoles.

Un mural que recrea la obra de Juan Grela e invita a imaginar nuevos horizontes

1396862068 Becas para estudiantes universitarios

1396862068 Los talleres literarios, entrevista a Beatriz Actis

1396862068 Rolando, una historia de inclusión

1396862068 Los límites de la educación / Por Roberto Follari

Reclamalo junto al diario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS