Edición Impresa

Macri: "Los niveles de decadencia se deben a la ausencia del Estado"

Evitó ayer en Santa Fe la polémica con Michetti por la conformación de la fórmula presidencial. El líder del PRO señaló la falta de políticas del kirchnerismo para combatir la inseguridad y la inflación.

Sábado 20 de Diciembre de 2014

Mauricio Macri y Miguel Torres del Sel ofrecieron un anticipo navideño de la campaña electoral 2015 ayer en la ciudad de Santa Fe. El Jefe de Gobierno porteño y candidato a la Casa Rosada desembarcó en la provincia entre la noche del jueves en Rosario, y ayer al mediodía en la capital provincial, junto a primeras figuras de su elenco gubernamental y legislativo. En Santa Fe dejó inaugurada la sede local de la Fundación Pensar en una remozada vieja casona del bario sur de la capital provincial, propiedad familiar de Alvaro González (h), ex funcionario provincial peronista y actualmente uno de sus principales colaboradores en el gabinete porteño. "Los niveles de decadencia que sufre el país son por culpa de la ausencia del Estado", dijo el líder del PRO.

"No hay mejor momento que éste de las fiestas para llenar el corazón de amor y renovar el espíritu y las ganas de dar batalla por nuestro futuro", arengó Macri a la concurrencia que colmó el recinto acondicionado con globos y cotillón amarillo característicos del PRO y decorado con una enorme bandera de la Invencible Provincia de Santa Fe junto a una pantalla de video que reproducía spots de los candidatos de la fuerza política. Varios de ellos participaron de la recorrida de Macri que incluyó la visita a un mujer de 91 años que lo "invitó por Facebook" a conocer su departamento y recorrer el vecindario.

En el palco acompañaron a Macri y a Del Sel el diputado nacional Sergio Bergman, los senadores nacionales Gabriela Michetti (cuya comentada negativa de integrar la fórmula gubernamental tuvo una tregua durante la estada santafesina) y Alfredo De Angelis, el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich y el ex ministro de Hacienda santafesino Juan Carlos Mercier, quien sorprendió con sus dotes de avezado presentador del evento. Abajo del palco se observó la presencia de los economistas Carlos Melconian y Rogelio Frigerio (h), el rosarino Luciano Laspina, además de los legisladores provinciales María Alejandra Vucasovich y Norberto Nicotra, entre otros dirigentes que se mezclaron en las primeras filas con los militantes del PRO que filmaron los discursos con sus celulares y tablets en un clima festivo.

Luego de una gastada al ruralista entrerriano De Angelis que en su histriónica alocución según Macri "desplazó a Miguel de su rol de actor cómico", Del Sel se puso serio e "invitó a la militancia a hacer el bien y gobernar con honestidad porque eso no lo van a hacer los corruptos que están gobernando este país".

Para el postulante a la Casa Gris, el año que termina fue "formidable para el PRO. Yo que soy un tarado que nunca me fui de mi ciudad y viajo todas las semanas a trabajar a Buenos Aires los invito a que descubran todo lo que hizo Mauricio allá".

El legislador santafesino del PRO se quejó de que "nos quitaran lo último que es la libertad de caminar por la calle, por eso hay que cambiar trabajando, disfrutando de la familia, y hacer lo que corresponde, trabajar en la administración publica y después seguir caminando por la calle es lo único que quiero y lo vamos a lograr porque no vamos a robar, vamos a ganar para trabajar para que la gente viva feliz y no le maten un familiar o le roben el celular al hijo", postuló Del Sel.

A su turno Mauricio Macri manifestó su estado de "felicidad" desde que "llegué anoche (por el jueves) a Rosario y hoy (por ayer) a Santa Fe donde Nelly, con sus vitales 91 años me invitó por Facebook a su departamento y me llevó a recorrer su barrio con una alegría de vivir increíble".

En el terreno político evitó definiciones sobre la meneada cuestión de la integración de su fórmula presidencial, a la cual se resiste Gabriela Michetti y en la que también sonó como potencial candidata a vice la concejal rosarina Anita Martínez. "Lo vamos a definir más adelante", gambeteó el ex titular de Boca. En cambio fue categórico al considerar "obvio" que la segunda vuelta la protagonizará con "un candidato del oficialismo. Entre Scioli, Massa, Randazzo, el que más pinta es Scioli", arriesgó.

Para Macri "gobernar es decir la verdad. Basta de tomarle el pelo a la gente. Si le dejamos la manija a los mismos que han gobernado los últimos 25 años las cosas no van a cambiar", afirmó ayer en Santa Fe. También prometió "colocar a la Argentina en el siglo XXI, donde el eje político sea el diálogo, la libertad, la profunda democracia para hacer las transformaciones que necesita el país". "Sueño que cada uno de los argentinos sea protagonista del cambio para que todos tengan la libertad de elegir, trabajar, estudiar y no resignarse", resaltó.

Macri señaló además que "los niveles de inseguridad, la decadencia de la educación pública y la inflación que sufrimos hoy en el país son por culpa de la ausencia del Estado y de un modelo que está generando un agotamiento enorme". "Yo no soy mago, simplemente voy a armar para el país el mejor equipo de los últimos 50 años y continuar lo que se ha hecho bien pero cambiar lo mucho que se hizo mal", concluyó.

Honor y enfoque

El diputado provincial Federico Angelini, dijo que “sería un honor que Anita Martínez acompañe en la fórmula a Mauricio Macri”, pero aclaro que ella está “enfocada” en ser intendenta de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario