Edición Impresa

Macri, la hora de la verdad

El oficialismo suele ganar elecciones –en todos los países– porque tiene enormes recursos publicitarios, muestra obra pública realizada con dinero de los ciudadanos como si fuera propia y reparte dádivas en asistencialismo o trabajos burocráticos con altos sueldos para los amigos.

Viernes 27 de Octubre de 2017

El oficialismo suele ganar elecciones –en todos los países– porque tiene enormes recursos publicitarios, muestra obra pública realizada con dinero de los ciudadanos como si fuera propia y reparte dádivas en asistencialismo o trabajos burocráticos con altos sueldos para los amigos. Así, el partido del presidente argentino Mauricio Macri acaba de protagonizar unas elecciones parlamentarias superando las expectativas, más del 40% de los votos, quedando la oposición debilitada. Que Macri haya destronado al anterior gobierno, que la opinión pública califica de "banda delictiva", es auspicioso. Sin embargo, parece encaminado a nadar en la mediocridad, lejos de la Argentina rica de cuando el Estado poco estorbaba en la vida diaria. Conocida la victoria, el presidente lanzó frases sugestivas. Dijo que Argentina entraría en "una etapa de reformas permanentes" lo que no resulta creíble más allá de retoques superficiales. Si hasta ahora se manejó con "gradualismo" para no perder votantes ante las recientes elecciones, por qué arriesgaría ahora su poder realizando reformas serias. Luego propuso "que los gobernadores sean jugadores importantes... y que se sumen los intendentes... y los gremios". En ningún momento dijo que el mercado –las personas actuando libremente– sean los protagonistas y sí que los gremios son importantes. Este esquema de poder piramidal es típico del fascismo, que Perón instaló, y que nadie quiere terminar. Finalmente aseguró que "el poder es maravilloso si uno lo logra emplear en ayudar a que mucha gente tenga paz y futuro". A ver, el "poder" del Estado moderno es el monopolio de la violencia con el que impone leyes que, supuestamente, son la expresión del pueblo a través de sus representantes elegidos "democráticamente". Pero la realidad es que se trata de forzar a los ciudadanos, de violentarlos, cosa inmoral y, por este motivo, personalmente jamás me dedicaría a la política. Macri tiene un sesgo neokeynesiano ya que cree que el Estado debe "estimular" al mercado, pero no dice de dónde sale la estimulación. Pues sale del mismísimo mercado. Entonces, el gobierno retira recursos del sector privado, los pasa por una burocracia que se queda con buena parte y devuelve lo que queda invirtiéndolo de manera ineficiente. Así, el gobierno ha inyectado billetes con una emisión de- saforada potenciando la inflación. El otro pilar de la "estimulación" consiste en inyectar dinero a través del crédito. Según Bloomberg, entre el 1º de enero de 2016 y el 18 de septiembre de 2017 los países emergentes colocaron deuda por 596.400 millones de dólares, siendo que Argentina ocupa el primer lugar con 42.000 millones de dólares, 7% del total. Sigue China, con 40.000 millones de dólares. Ahora, el PIB argentino se habría contraído -2,2% en 2016 y, según el gobierno, crecería alrededor de 3% este año. Con estas cifras, resulta que en un período (2016-2017) en el que se inyectó –para inflar a la economía artificialmente– dinero externo por el equivalente al 5% de su PIB, éste crece sólo 0,8%. Irónicamente, Evo Morales, que rinde homenaje al Che –abatido hace 50 años, el 9 de octubre de 1967– al que el gobierno argentino considera un comunista asesino, sostiene una política más "pro mercado" que Macri, y esto ha permitido que Bolivia haya crecido en los últimos 12 años, recibiendo mayores inversiones externas, al punto que en 2015 su PIB avanzó 5,5 % y su "riesgo país" es más bajo.
Alejandro A. Tagliavini


Todo cae por su propio peso
"Justicia: depende de los valores de una sociedad y de las creencias individuales de cada persona. Es una virtud, y lo propio de toda virtud y hábito es ser una disposición que inclina de un modo firme y permanente a sus actos. La Justicia, como se indicó, es una virtud cardinal, una virtud principal, y sobre ella gira la vida moral de la persona". Tal vez esto es desconocido por la "abogada exitosa" que aún siendo procesada se sigue llevando el mundo por delante. Una falta total es apropiarse del espacio de Tribunales en Comodoro Py, sin solicitar el permiso previo, le ordenó a su "siervo" Parrilli que le organice un escenario para llevar a cabo sus histriónicas y grotescas falacias, no advirtiendo que del bochorno y el ridículo no se vuelve más. Al exponerse, se nota su soledad y su confusión que le hacen cometer burdos errores que la ponen en evidencia, y va cayendo por su propio peso.
Alejandra Pérez Ortega
DNI 10.115.142
Tucumán

La persecución de la liebre
Estimados, el 25 de octubre fue publicado en vuestro matutino un artículo que informaba acerca de "especies autóctonas autorizadas para ser cazadas". Entre ellas, nombraban a la liebre y se observa una fotografía de ella. Les aclaro que la liebre (lepus euroupeaus) es originaria de Europa y fue introducida en Sudamérica a fines del siglo XIX. Algunas veces fue declarada plaga y se la persigue con saña cazándola de noche para ser faenada por frigoríficos y exportada, pues su carne es apreciada en otros países, por lo cual ha declinado su abundancia en nuestras llanuras.
Guillermo Recagno
DNI 11.272.220

La libertad no tiene precio
Hay valores que no tienen precio y la libertad es uno de ellos. El estar privado de ella sin poder llevar una vida normal a nivel personal, familiar, laboral y social es terrible. Los delitos que se cometen deben ser juzgados y pagados con prisión. Supongo que en el caso de tantos funcionarios corruptos, cuyo emblema es el ex ministro Julio De Vido, quienes creyeron estar impunes y protegidos políticamente para socavar el erario público, provocando muertes de inocentes, y así enriquecerse desmedidamente debe ser aún peor. El dejar fastuosas mansiones, derroches de todo tipo, vidas con lujos obscenos exhibidos con descaro ante los ojos de la misma sociedad a la que robaron, para estar recluidos en una celda de escasos metros, ¿les hará sentir y pensar que hay bienes supremos como la libertad que no se pueden pagar por más dinero malhabido que se tenga, y que, por ende, son pobres tipos? Lo que espera la sociedad ahora es que además se los despoje de lo robado para que vuelva en obras al pueblo. Ojalá así sea.
María Cristina Grecco
DNI 6.730.357

Dolor e indignación por una muerte
Norberto Angel Cañas falleció el 28 de agosto pasado soportando estoicamente la espera de un año para ser intervenido quirúrgicamente dentro del marco de su enfermedad. El sistema despiadado, vergonzante, inhumano, burocrático, y la desidia, fueron la sumatoria que se convirtió en iniquidad. Pasando de mano en mano en este período de tiempo, derivado por Pami a cinco diferentes centros asistenciales, como el Sanatorio Laprida, Li.O.M. Hospital Español, Sanatorio Parque y Sanatorio Delta, donde finalmente se logró realizar la práctica quirúrgica. El nefasto diagnóstico emitido sin otra explicación fue el de haber sufrido un paro cardíaco. No me sorprendió en razón de que en la actualidad es el más usual y a su vez permite deslindar responsabilidades, sin tener en cuenta el tiempo transcurrido que, con seguridad, agravó su patología. Sabido es que todo ser humano muere como consecuencia del mismo. Aplicando el buen sentido común, la frase "prevenir para curar" se la podría revertir por la de "prevenir para morir", teniendo en cuenta que Norberto Angel nunca se dejó estar, como también que "nunca se dice lo que se piensa ni se piensa lo que se dice". Convencida de que a pesar de los avances científicos y tecnológicos, sin humanismo no hay medicina y que como dijo Aristóteles, "la única verdad es la realidad", valga la reflexión para que se tome conciencia y dejemos de ser una cosa, un objeto, un número más. Los valores de Norberto Angel fueron honestidad, respeto, trabajo, generosidad, afecto y bondad. Siempre dispuesto a tender una mano solidaria. Su sensibilidad por socorrer a los perros vagabundos brindándoles atención médica veterinaria y alimentaria, sin tener en cuenta el valor monetario que le significaba. Como lo dice su nombre, fue un "ángel" que pasó por la vida dejando su riqueza moral que jamás se podrá comparar, y Dios hoy tiene a su lado un ángel más. Por eso no quise verlo muerto, nunca morirá. El seguirá cada día ayudándonos con su bondad. No perdí un amigo, perdí un hermano en el cariño a quien nunca podré olvidar. Por eso el dolor e indignación por su muerte.
Nilda Rodríguez

Ya no votamos con el bolsillo
El domingo pasado fui a votar, porque como alguien nos dijo "si no les gusta como gobierno armen un partido y preséntense a elecciones". Y hoy me acordé de cuando nos decían "votan con el bolsillo, no les importa la corrupción". Ya no es así, claro, muchos no lo entendieron y se tiraron no a la pileta, en este caso al río con Santiago y nos les importó que no supiera nadar. Y él se ahogó defendiendo sus ideales, equivocado o no, pero igual siguieron y lo dejaron ahí en el barro donde se metieron familiares, políticos, todos, en busca del voto. Pero claro, no se dieron cuenta que sí nos importa la corrupción, y nos importa la verdad. Una vez me dijeron "si tenés algo que denunciar andá a Tribunales". Y bueno, alguien lo hizo por mí. Espero que en 2019 votemos por un gobierno mejor, no por uno menos corrupto, y que éste haga el traspaso, y que quienes nos invitan a votarlos vayan a votar. Eso es la democracia.
Rubén Leda

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario