Edición Impresa

Macri: "Es un mito creer que sólo el peronismo puede gobernar el país"

El fundador del PRO ratificó sus intenciones de ser candidato a presidente en 2015. Vino a Rosario a respaldar las candidaturas a diputado nacional de Miguel Del Sel y a concejal de Anita Martínez...

Lunes 21 de Octubre de 2013

Mauricio Macri luce convencido de que Unión PRO tiene proyección nacional. Y que el 27 de octubre quedará revalidado como el espacio que estuvo en la vereda de enfrente del kirchnerismo desde el primer día. "Se puede gobernar la argentina desde otra perspectiva", asegura el jefe de Gobierno porteño, para quien "es un mito" la creencia que expresa que solamente el peronismo puede ejercer el poder.

En una entrevista con La Capital, Macri elogió las capacidades de Miguel Del Sel y Anita Martínez de cara a las elecciones del domingo próximo, evidenció malestar con Carlos Reutemann y repartió responsabilidades entre el gobierno nacional y el santafesino por la escalada de violencia en Rosario. "Nosotros creamos la Policía Metropolitana de cero, y la verdad que duermo tranquilo con los dos jefes", asegura.

—¿Cuáles son las perspectivas que tiene el PRO para las elecciones del domingo?

—Que aquellos que pensamos distinto al kirchnerismo vamos a crecer, especialmente nuestro espacio, que ha sido coherente y ha estado en la vereda de enfrente desde el primer día. Vamos a tener un enorme apoyo en la ciudad de Buenos Aires; en Santa Fe, con Del Sel y Anita; con Alfredo (De Angelis) en Entre Ríos; con la Coneja Baldassi en Córdoba y con Cáceres en San Juan.

—¿A partir de Scioli y Massa dominando el horizonte peronista, le queda al PRO la opción propia?

—Absolutamente. Lo nuestro es construir la Tercera Vía. Demostrar con los hechos realizados en la ciudad de Buenos Aires que podemos gobernar la Argentina de otra manera, comprometidos con el futuro, con cercanía con la gente. El compromiso es servir a la gente, escuchar. Y gobernar es consensuar, no prepotear. Para el 2015, la gente, harta de los que vienen gobernando desde hace 30 años, va a apostar por algo diferente, y eso es el PRO y sus acuerdos frentistas.

—Pero no son pocos los que creen que el peronismo es el único que puede gobernar este país.

—Me encanta que me lo referencie, porque ese es un mito, pero no es real, Nosotros gobernamos el distrito más complejo de la Argentina, el segundo más importante. Cuando usted va la ciudad y pregunta cómo es nuestra gestión, los porteños dicen que es el mejor gobierno de los últimos 30 años. Y lo hemos hecho a pesar de tener el gobierno peronista más autoritario de los últimos 50 años. Que sistemáticamente se opuso a todo lo que hicimos. Gobernar es tener equipos y una idea clara de país. Vamos a hacer que la vida le cambie en serio a la gente. ¿Sabe por qué se inscriben más alumnos en escuelas públicas que en privadas? Porque estamos cambiando la educación pública.

—¿Qué cosas cambiaron?

—Le damos una computadora a los chicos con conexión a Internet desde primer grado, arreglamos las escuelas e innovamos en todo. La gente volvió a confiar en el Estado, y esto es lo que quiero implementar en 2015 a nivel país.

—La propuesta del PRO con Del Sel ha sido competitiva, pero a nivel municipios y comunas santafesinos no aparecieron referencias propias. ¿No fracasaron allí?

—Sin contar a Anita. ¿Pero lo de Del Sel fue un romance de verano o es en serio? Después de las Paso, todo el mundo dijo "caramba". Y encima de Miguel aparece Anita. Los ciudadanos están esperando algo diferente, los rosarinos, los santafesinos, quieren nuevos referentes. Y que sean referentes que ellos conocen, que sean ciudadanos normales, que vienen a dar y que no se han pasado toda la vida en la política viviendo del Estado. Y eso está viniendo para Santa Fe y la Argentina. Y esto se va a acentuar muchísimo en 2015. Del Sel va a ser gobernador cuando él muestre los equipos para gobernar. Necesitamos ciudadanos comprometidos, honestos y reconocidos que vengan desde afuera de la política.

—¿El hecho de que Martínez haya derrotado a Giuliano (un dirigente peronista) le dio la razón a usted sobre no depender de peronistas ni del peronismo?

—Sin duda, esa experiencia nos refuerza la convicción de creer que los argentinos están esperando una propuesta distinta, respetando la demanda de justicia social del peronismo y el republicanismo de los radicales. Pero la gente necesita y pide algo diferente. Estoy feliz de que dirigentes con experiencia, como Ricardo Spinozzi, diga que se cansó de su partido y viene en busca de algo nuevo. Pero el corazón del PRO tiene que ser fiel a su esencia, el PRO es el puente para que la sociedad civil venga a la política.

—¿Le sorprende ver a Reutemann tan jugado con Massa?

—Con el Lole es imposible sorprenderse, porque nunca sabés qué es lo que va a hacer. Sería sorprendente en una persona que se puede adivinar. Pero él siempre ha profesado una militancia peronista incondicional, y no coincido con él, al margen del afecto. No podemos seguir con los que nos gobernaron 30 años, hay que abrirse, producir un cambio. No se pueden reciclar los mismos con un candidato a presidente distinto. Eso es absurdo.

—Antes de la internación, la presidenta lo elogió mucho. ¿Lo sorprendió?

—Sí, la verdad que me sorprendió. Pero lo que dijo es verdad: yo siempre opté en ir por la vida diciendo lo que pienso. Me peleé hasta con Maradona. Pero la experiencia te permite construir relaciones de verdad. La gente respeta que yo voy de frente, y eso es lo más sano. Espero que esto que llaman naif sirva para vincularse.

—¿Al final del camino puede haber un acuerdo con Massa para el 2015?

—Nosotros perseguimos futuro, transparencia y gestión. Convivo con el que piensa distinto, esto es irrenunciable. Y los que se quieran sumar, bienvenidos. Llegar al poder es el primero, lo importante es cambiar la realidad. En Capital peatonalizamos, pusimos bicisendas, el Metrobús, cambiamos la educación pública. ¡Se puede viejo! Administrando bien los recursos se pueden hacer cosas maravillosas para la gente, y es lo que va a hacer Del Sel en Santa Fe. Estamos demostrando que se puede gobernar por afuera del peronismo.

—¿Cómo interpreta que en Rosario haya casi 180 muertos por episodios de violencia vinculados al narcotráfico y que la propia casa del gobernador haya sido baleada?

—Es un drama nacional. Es tal la ausencia del Estado que ni siquiera sabemos hasta adónde avanzó el narcotráfico. Que el gobierno de Santa Fe no sepa quiénes son sus policías, que el Estado nacional no sepa cuánta droga se produce en la Argentina, nos pone en un lugar muy angustiante.

—¿Esta realidad de tiroteos entre bandas, soldaditos muertos a la madrugada, aprietes, también se da en Buenos Aires?

—En Rosario se da con mayor virulencia, pero está pasando en todos lados. Estuve hace poco con Uribe y con Santos en Colombia, y los dos me dijeron: "Ustedes no saben lo que está pasando en Argentina". Y me decían que la cantidad de registros de colombianos a Buenos Aires es atípica. Las cifras eran decenas de miles en un año y medio.

—El socialismo se queja de la nula colaboración nacional.

—Lo entiendo, por supuesto. Ausencia de políticas conjuntas. Pero cuidado, hay que ver qué pasa con las fuerzas propias. Nosotros creamos La Metropolitana de cero, y la verdad que duermo tranquilo con los dos jefes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS