Edición Impresa

Maciel se moviliza contra la construcción de ocho cavas

El domingo habrá una caravana de automóviles y seguirá la recolección de firmas para que la comuna revea su posición.

Viernes 27 de Marzo de 2015

El mal tiempo reinante en la noche del miércoles no impidió que más de un centenar de vecinos de Maciel, individualmente o en representación de diversas organizaciones, se reunieran a deliberar en el salón parroquial local sobre la problemática planteada por la construcción de ocho cavas cerca de la localidad por parte de una empresa bermudense para el volcado de residuos orgánicos.
  “Ya hicieron una y media”. La frase hace referencia a la premura con que se construyen las ocho cavas y fue pronunciada con evidente preocupación por Víctor Guidetti, un vecino que es secretario de la Cooperativa de Agua Potable local y que comprometido con la problemática ambiental, es el referente del tema en la localidad.
  Adultos y jóvenes escucharon y debatieron luego que Guidetti y otros militantes de la causa expusieran con lujo de detalles la situación por medio de volantes, la proyección de fotografías y copias de documentos oficiales tanto comunales como del área provincial de Medio Ambiente provincial y con el apoyo de militantes del Taller Ecologista de Rosario y de un médico local, Víctor Malisani, que alertó sobre los peligros que normalmente representan estos depósitos.

Acciones. La asamblea popular decidió finalmente que el próximo domingo, a partir de las 16, se desarrolle, a modo de protesta, una caravana automovilística y una mateada en un predio céntrico, y se continúe con la recolección de firmas para un petitorio que se elevará próximamente a la comuna reclamando se revierta la decisión de aprobar la instalación de las cavas.
  Previo a la reunión, Guidetti dialogó con La Capital e historió este proceso que se inició con la compra de unos terrenos a 3 kilómetros del casco urbano por parte de la empresa de saneamiento bermudense DHSH SRL, que que pretende efectuar ocho excavaciones de 60 metros de largo, 40 de ancho y cuatro de profundidad para depositar allí residuos provenientes de Bermúdez, San Lorenzo y Puerto San Martín.
  Mostrando copia de la documentación oficial, el militante ecologista destacó que “contamos con aproximadamente tres mil firmas rechazando este proyecto y esperamos juntar más”, y reconoció que de lo que se trata es que el presidente comunal Jorge Marucco reconsidere la decisión de otorgar el “uso conforme del suelo”, que luego dio lugar a la aprobación por parte de Medio Ambiente de la provincia. No obstante, resulta significativo que en una población de alrededor de seis mil habitantes, unas tres mil se pronuncien contra una medida y que más de 100 se reúnan a deliberar.
  El militante social también señaló que “el retrotraer la decisión por parte del presidente comunal traería aparejado un potencial juicio por parte de la empresa —que está absolutamente habilitada para instalar las cavas—, pero yo prefiero pagar antes que hipotecar el futuro de la salud de la población”.
  Guidetti además recordó que la localidad vive aún las consecuencias de una cava —esta clandestina— que se instaló a 300 metros del ejido urbano. “Logramos que fuera clausurada, pero los liquidos acumulados fueron extraídos sólo parcialmemte. La empresa de Capitán Bermúdez señaló que verterán solamente residuos orgánicos, pero sabemos que se dedican también a la limpieza de las sentinas de barcos y a recoger productos altamente contaminantes de las fábricas del cordón y no confiamos en que viertan solo orgánicos. Tampoco confiamos en que las inspecciones oficiales serán permanentes”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario