Edición Impresa

“Maciel estará a la vanguardia del tratamiento de residuos”

Excavaciones de 60 por 40 metros. Lo afirmó el presidente comunal, Jorge Marucco, quien dio precisiones sobre la construcción de ocho cavas para desechos industriales.

Domingo 15 de Marzo de 2015

El presidente comunal de Maciel, Jorge Marucco, salió al cruce de las críticas por la construcción de ocho cavas para almacenar líquidos cloacales y desechos industriales muy próximas al ejido urbano, y aseguró que con ese emprendimiento esa localidad se ubicará “a la vanguardia del tratamiento de residuos no peligrosos”, lo que le generará recursos y beneficios para la población.
  “Afirmar que se están realizando excavaciones sin control es una injuria de magnitud”, dijo Marucco, y aclaró que “todo lo que se hace y se construye está totalmente monitoreado, controlado y supervisado por las autoridades competentes de Medio Ambiente de la provincia de Santa Fe”.
  La construcción de ocho piletones de 60 por 40 metros en un campo próximo a un barrio del pueblo había provocado inquietud en algunos referentes de la población que se pronunciaron en contra de la iniciativa y pidieron que se consulte a los habitantes si querían tener esos depósitos antes de que la comuna los autorizara.
  A una semana de que La Capital publicara varias fotos de los pozos y se hiciera eco de la preocupación de los vecinos, el presidente comunal envió un escrito en el que brinda varias precisiones sobre el tema.

Residuos no peligrosos. Confirma que se trata de un “emprendimiento ambiental” de la empresa DHSH SRL y que el objetivo del proyecto es “tratar los residuos no peligrosos líquidos y sólidos, como así líquidos cloacales, a través de un sistema de tratamiento biológico de compostaje, cuyo producto final podrá ser utilizado como abono natural en los campos”.
  También aclara que “residuos no peligroso es todo aquello que no presente una amenaza sustancial, presente o futura a la salud pública y a los organismos vivos”, y que “estos residuos no se encuentran encuadrados en la ley de residuos peligrosos”.
  Sobre la planta que se está construyendo para el tratamiento de estos líquidos, Marucco confirmó que son “ocho piletas distribuidas en dos módulos. En uno se tratarán los líquidos cloacales, mientras que en el otro se tratarán los residuos industriales no peligrosos, con posibilidad de mezcla de líquidos en tratamiento entre piletas”. Acerca de las dimensiones precisó que “cuatro piletas son de 60x40x4 metros y las otras cuatro de 60x40x2 metros, y los líquidos irán pasando hasta llegar a la última, desde la que se realizará el aporte de humedad a las hileras de sólidos para obtener abono a través de un compostaje”.

Piletas impermeabilizadas. Explicó el jefe comunal que “las piletas serán impermeabilizadas con geomembrana de polietileno de alta densidad de un espesor de 1,5 milímetro, tendrán certificado de aprobación y un ensayo de calidad definido en normas nacionales. Estas láminas serán unidas entre sí por soldadura térmica, a las cuales se les practicarán pruebas de estanqueidad por aire a presión”.
  Agregó que “para el tratamiento de los sólidos biodegradables, el área donde se conformarán las hileras es denominada cancha de compostaje, sector que será impermeabilizado también y constará de un sistema de recolección de líquidos pluviales, que serán recolectados en una cámara, para luego ser tratados en las piletas. También podrán ser destinados al aporte de humedad a las hileras en proceso de degradación”.
  En cuanto a los residuos sólidos dijo que “serán los provenientes de restos de cereales mezclados con harina, polvillo y barrido de calles de centros de acopio, y los residuos líquidos industriales serán los propias del proceso productivo de aceites vegetales y plantas afines”.
  Destacó Marucco que “la planta mantendrá y llevará adelante un plan de gestión ambiental, que tiene un monitoreo anual, cuyos resultados se presentarán, y habrá un seguimiento de la calidad del suelo y agua freática cada seis meses a la secretaría de Medio Ambiente de la provincia”.
  También precisó que “para desarrollar este proyecto se optó por la localidad de Maciel no en forma antojadiza o caprichosa, sino porque los terrenos elegidos se encuentran en una zona no inundable, por lo que fue otorgada la correspondiente factibilidad primero por la comuna y después por la Subsecretaría de Planificación y Gestión del Ministerio de Aguas y Servicios Públicos”. Resaltó además que los predios “tienen una excelente ubicación vial y vías de acceso cercanas a la autopista Rosario-Santa Fe y ruta 11”, y consignó que “el polo industrial San Lorenzo se está desplazando hacia esta región y se hace necesario cada día más tratar los residuos”.
  Comentó que el proyecto reviste gran importancia porque “los residuos deben ser tratados y no volcados irresponsablemente. Estos emprendimientos —defendió Marucco— buscan llenar un vacío existente, ya que actualmente en la región no hay demasiadas plantas habilitadas para el tratamiento de líquidos cloacales, industriales y residuos sólidos no peligrosos”.
  “Estos tratamientos —acotó— reutilizan los residuos y obtiene un valor agregado, que para este caso es la obtención de un abono natural en donde se incorpora el concepto de reducir-reutilizar-reciclar”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario