Escenario

Luis Machín: "Tenemos que encontrar la manera de generar contenidos y recursos"

El actor rosarino participa hoy junto a su familia de "En casa miento", una experiencia que reúne cada mes a distintas parejas. Se verá por Alternativa Teatral

Sábado 03 de Octubre de 2020

El teatro se reinventó durante la pandemia. Y los actores, autores, directores y dramaturgos fueron forzados por el aislamiento a encontrar alternativas para mantener vivo su trabajo. Lo presencial se transformó en virtual, y lo que antes era “puro presente” o un hecho irrepetible, la tecnología puede transformarlo en un loop infinito. Pero una obra grabada ¿es teatro? “Todavía no sé qué nombre tiene esto que estamos haciendo”, respondió el actor rosarino Luis Machín sobre lo que prefiere llamar “experiencias de actuación, de actuación en pandemia, de actuación en momentos de confinamiento”.

Una de esas “experiencias” es la que tendrá hoy con “En casa miento”, una obra en la que actuará en vivo junto a su mujer, Gilda Scarpetta y su hijo Lorenzo. Se trata de una propuesta innovadora que comenzó en julio pasado y que tendrá cada mes a una pareja conviviente distinta con el mismo punto de partida: ver qué sucede en el ámbito privado luego de que los invitados regresan a sus casas después de una fiesta de casamiento. La función será hoy, a las 21, y los tickets se pueden adquirir a través de la plataforma Alternativa Teatral. Al finalizar la primera función los actores compartirán una reunión por Zoom con los espectadores, en tanto que la obra se podrá ver todos los sábados de octubre.

machin2.jpg

¿Cómo estás viviendo esta experiencia de hacer teatro por streaming?

Tratando de ponerle la mejor cara porque es totalmente nuevo para nosotros los actores esto de estar lidiando con la técnica. Nuestras casas convertidas en estudios, en sets de filmación, en escenarios de teatro. Lo vivo con dudas, con temores, pero con paso firme porque esto se presenta como algo que está para quedarse un tiempo largo. Entonces tenemos que encontrar la manera de generar contenidos y recursos.

¿Cómo funciona la experiencia de trabajar en familia?

Es inédito que trabaje en familia, como es inédito que haya una pandemia que nos condene a estar recluidos en nuestras casas y que condene a una actividad como el teatro y actividades artísticas en general a ser de las últimas que se pondrán en funcionamiento. Entonces hemos encontrado en esta forma una manera de seguir presente en la gente que también quiere ver a sus actores, a sus actrices y a sus artistas en general. Esta experiencia es inédita, aunque había trabajado con Gilda, mi mujer, en algunas participaciones; en cine estuve haciendo con Lorenzo una película en Rosario con dirección de Néstor Zapata que no se pudo estrenar por el acontecimiento lamentable de la pandemia, así que me vuelve a unir con mi hijo un trabajo bastante particular en un momento bastante particular, con mi mujer y con la nena mía que también anda ahí haciendo de asistente de dirección y producción.

machin3.jpg

¿Cuáles son las mayores dificultades en cuanto a la adaptación a este formato?

Es todo lo nuevo que hay que conocer de lo técnico, nuestros teléfonos y nuestras pantallas, notebooks y computadoras puestas al servicio de grabar. Es muy complejo y muy nuevo porque nosotros somos actores, no tenemos conocimiento de lo técnico. Podemos tener, sí, después de tantos años, conocimientos de la luz, el sonido, pero hay que hacerlo con lo que tenemos en casa. Las dificultades son muchas, hay que ponerle mucha voluntad y buen semblante porque si no es muy complejo.

¿Encontrás alguna semejanza de esta experiencia con el teatro presencial?

No se asemeja al teatro presencial en nada, el teatro presencial es el teatro. Yo todavía no sé ni qué nombre tiene esto que estamos haciendo porque son experiencias, que es el nombre más cercano que le pudimos encontrar. Experiencias de actuación, de actuación en pandemia, de actuación en momentos de confinamiento. Por esos lugares uno rebota y puede asociar algo, pero al teatro presencial no hay con qué darle. El teatro es puro presente y esto, si bien es en vivo, también es presente, pero con reglas totalmente distintas.

¿Creés que la virtualidad es una opción que llegó para quedarse?

La virtualidad estaba antes muy arraigada. Esto la termina de definir como una posibilidad más de muestra de ficción, de documental, seguramente esto va a quedar. Muchas reuniones en general de muchas cosas se van a hacer de manera virtual, habrá, seguramente, ensayos que se hagan por Zoom, lecturas de obras, y los ensayos serán después en las salas, pero para muchas cosas esto va a quedar, va a ser una forma más de expresión que se irá conociendo a medida que el tiempo transcurra.

machin4.jpg

¿Cuáles son los problemas más urgentes que te transmiten tus colegas? ¿Cuáles son las expectativas del sector?

Los problemas más urgentes de los colegas son en relación a cuándo se pondrá de nuevo en funcionamiento la rueda de producción y en lo personal lo veo bastante lejano. Algunas cosas se están haciendo. Ahora estoy ensayando en el teatro Cervantes una obra, entre comillas, otra experiencia también, con ensayos y la grabación de obras que fueron escritas con protocolo y ganaron un concurso del Cervantes. Lo que transmiten lo colegas es la falta de trabajo, es dramático para el sector. No hay cine, no hay teatro ni televisión. Hay experiencias y son muy pocas para contener a un sector que es muy grande. Las expectativas están puestas en que el sector privado y el estatal pongan en funcionamiento lo más pronto posible los protocolos para poder hacer algunas cosas.

La resaca y la intimidad de la fiesta

“En casa miento” comenzó el 11 de julio pasado y cuenta con dramaturgia y dirección de Nacho De Santis y Sebastián Suñé. La propuesta se desarrolla en su espacio real, sin edición, y los espectadores son testigos de lo que es capturado mediante dispositivos electrónicos. Tomando como puntapié el casamiento de Sil y Hernán, “En casa miento” propone en tono de comedia “ver qué sucede cuando los invitados vuelven a sus casas tras el festejo”. Por el ciclo ya pasaron Fernanda Metilli y Agustín Aristarán (Rada) (foto), Carola Reyna y Boy Olmi, y Diego Gentile y Javier Marra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS