Edición Impresa

Lugo reconoció que tuvo un hijo cuando era obispo

Asunción.- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, reconoció ayer la paternidad de un niño de casi dos años, fruto de una relación con una joven cuando todavía era obispo de la Iglesia Católica, un anuncio que amenaza con dañar su imagen y debilitarlo políticamente.

Martes 14 de Abril de 2009

Asunción.- El presidente paraguayo, Fernando Lugo, reconoció ayer la paternidad de un niño de casi dos años, fruto de una relación con una joven cuando todavía era obispo de la Iglesia Católica, un anuncio que amenaza con dañar su imagen y debilitarlo políticamente.

La sorpresiva revelación puso punto final a días de especulaciones tras la presentación de una demanda judicial que exigía a Lugo, de 57 años, el reconocimiento del menor, y que causó un revuelo mediático en plena Semana Santa.

"Es cierto que hubo una relación con Viviana Carrillo. Ante ello asumo todas las responsabilidades que pudieran derivar de tal hecho, reconociendo la paternidad del niño", dijo Lugo en un mensaje televisado.

El anuncio coincidió con el inicio del proceso judicial por parte de una jueza de la ciudad de Encarnación, tras la presentación de la demanda a cargo de dos abogados que luego fueron desautorizados por la madre del niño.

Una relación larga. Según el documento, Lugo y Carrillo mantuvieron una larga relación que se inició cuando éste aún era obispo en el departamento norteño de San Pedro y solía hospedarse en la casa de una madrina de la joven, que actualmente tiene 26 años.

El niño, Guillermo Armindo Carrillo Cañete, nació el 4 de mayo de 2007, mientras que el ex prelado católico renunció al sacerdocio en diciembre de 2006 para postularse a la presidencia. Recién el 31 de julio de 2008, antes de asumir, el papa Benedicto XVI lo relevó de sus compromisos de castidad, pobreza y obediencia.

De acuerdo a informaciones de prensa, la relación sentimental entre Lugo y Carillo comenzó cuando ella sólo tenía 16 años.

Según analistas, el hecho será utilizado por la oposición para socavar la gestión de Lugo, justo en momentos en que comienzan a verse fracturas en la coalición oficialista y en que la economía tambalea por la crisis financiera mundial.

La oposición ataca. "Es una oportunidad para la oposición de debilitarlo, ya que hay una cuestión ética muy fuerte", dijo el analista Jorge Pablo Brugnoni. "Habría que ver los detalles que puedan surgir: la edad que tenía la joven al iniciar la relación y si Lugo no faltó a la confianza de los familiares. Son cuestiones legales que pueden enrarecer el clima para un juicio político", agregó.

El senador Julio César Velázquez, del opositor Partido Colorado, pidió a la jerarquía católica que "excomulgue a Lugo por haber cometido el delito de estupro, porque teniendo responsabilidades episcopales tuvo relación con una adolescente", prohibida por la ley civil. "Quiero escuchar la opinión de los defensores de derechos de la niñez y la adolescencia sobre este abuso", puntualizó.

"Con esto se van cayendo muchas mentiras de Lugo. Es un hecho lamentable y más lamentable es que hayan querido disfrazar esto como una conspiración", opinó el diputado opositor Víctor Bogado.

El presidente del Congreso, Enrique González Quintana, de la opositora Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace), advirtió que Lugo ya sucumbió ante la tentación como sacerdote y espera que no le ocurra lo mismo como presidente.

Lugo tiene previsto viajar mañana a Venezuela donde se reunirá con su colega Hugo Chávez, antes de participar el fin de semana en la Cumbre de las Américas. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS