Edición Impresa

Lucio V. López: piden por funcionarios policiales

Una particular situación vive por estos días la pequeña comuna de Lucio V. López, a 44 kilómetros al noroeste de Rosario por la ruta nacional 34, con pobladores reclamando mediante un petitorio el retorno a sus labores de dos altos funcionarios policiales de la localidad, los que fueron denunciados por ausentarse de sus funciones por la presidenta comunal.

Lunes 21 de Abril de 2014

Una particular situación vive por estos días la pequeña comuna de Lucio V. López, a 44 kilómetros al noroeste de Rosario por la ruta nacional 34, con pobladores reclamando mediante un petitorio el retorno a sus labores de dos altos funcionarios policiales de la localidad, los que fueron denunciados por ausentarse de sus funciones por la presidenta comunal.

Unas cien personas firmaron en marzo un petitorio para que sean repuestos en sus cargos el comisario Ezequiel Carosela y el subcomisario, Alberto Garavaglia, iniciativa impulsada y canalizada ante las autoridades provinciales por Angel José Crucci, un productor agropecuario local que además preside la cooperadora policial.

En declaraciones a LaCapital Crucci señaló que existe preocupación en la localidad porque las altas autoridades policiales dejan casi sin efectivos a la localidad, derivando personal y hasta los escasos móviles disponibles para el patrullaje del casco urbano y de la zona rural, a localidades como Rosario.

También el presidente de la cooperadora indicó que ante la situación, la comisaría local no cuenta con las autoridades correspondientes. "Actualmente hay una oficial policial que está al frente de todo con muy buena voluntad, pero desde la jefatura de la Unidad Regional no se adoptan las decisiones necesarias", indicó.

Por su parte, este diario se comunicó con la presidenta comunal de Lucio V López, Mónica Arán, quien señaló que "la situación se originó cuándo por razones particulares debió dirigirse a la dependencia policial y se encontró con que las autoridades de la misma se habían ausentado, demorándose unas dos horas en su atención". Ante el hecho la mandataria elevó su queja a las autoridades de la unidad regional correspondiente, tras lo que ambos funcionarios habrían sido suspendidos hace unos 40 días.

Quienes reclaman su regreso a Lucio V. López, una localidad que en el último censo contabilizó 485 pobladores, se reunieron días atrás con las autoridades de la Unidad Regional X del departamento Iriondo, el senador departamental, Hugo Rasetto, y con la presidenta comunal para hacerles entrega del reclamo. No obstante, trascendió que pese a que Carosela y Garavaglia también se presentaron antes las autoridades policiales con sede en Cañada de Gómez, no fueron atendidos y continúan bajo régimen de licencia.

Contradicciones.Según señaló Crucci a este diario, durante la reunión, las autoridades de la Unidad Regional Policial X manifestaron que Carosela y Garavaglia fueron destituidos "por negarse a cumplir una orden", pero tal aseveración se contradice con la información que sobre el caso recibió el secretario de Seguridad, Matías Drivert a quien —en presencia de Crucci— le informaron telefónicamente que el pedido de alejamiento de ambos policías provino de la presidenta comunal.

A su vez la jefa comunal Arán desestimó que se deriven fuerzas policiales para patrullar en Rosario y consideró que, aunque quizás pueda ocurrir con algún elemento de la fuerza local, nunca se dejaría a la comisaría sin sus autoridades".

Ante la clara contradicción sobre cuáles fueron los motivos y quiénes fueron los autores de la medida disciplinaria los pobladores avalaron con sus firmas el retorno a esa ciudad de dos funcionarios policiales, según indican, "de conducta intachable".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario