Edición Impresa

Lucho y pervivo: Pocrnjic, de relegado a este buen presente en Newell's

El arquero conserva el cero en el arco del Rojinegro. Gracias a su desempeño, el equipo transita la última mitad del torneo con otra perspectiva, sin la endeblez de la primera parte.

Lunes 02 de Mayo de 2016

Si Newell's transita la última mitad del torneo con otra perspectiva, sin la endeblez de la primera parte, se debe a la forma que encontró para resguardar su valla. Y justamente allí, Luciano Pocrnjic se apoderó del puesto de arquero y fue responsable de varios de los puntos que sumó la Lepra en el torneo. El viernes, ante Estudiantes en La Plata, se erigió en la figura conservando el cero. El golero nacido en Chovet hace 34 años volvió a demostrar que su inclusión desde la 8ª fecha fue un acierto de Diego Osella.

No fueron tantas en las que intervino Lucho Pocrnjic en el estadio Ciudad de La Plata. Y en esos pocos momentos en que fue requerido, no falló. La más riesgosa fue a los 40' del primer tiempo, en la que Augusto Solari lo enfrentó cara a cara. "Pude achicarle y taparle el espacio", dijo el arquero sobre cómo interceptó con la pierna izquierda el remate del volante pincha.

Sobrio, sin gestos ampulosos ni gritos desaforados propios de algunos de sus colegas, el viernes simplemente aplaudió enérgicamente a sus compañeros para que reaccionaran ante algunas jugadas en las que Estudiantes se acercó con cierto riesgo. Siempre se mostró firme y seguro, en ese arco que se supo ganar desde que apareció de titular contra Tigre, al detener un penal y sostener el 3 a 3.

El viernes, en las ocasiones en las que recibió un pase atrás, jamás arriesgó ante la proximidad de un rival. La pateó lo más lejos. Extremar al mínimo cualquier error es otra señal del ciclo Osella, diferente a etapas no tan lejanas en las que el arquero salía jugando, como con Nahuel Guzmán y Oscar Ustari (en este caso más por una idea futbolística que por una virtud del ex Independiente).

Contra Estudiantes, a 3' del final, Pocrnjic metió la mano derecha para mandar por sobre el travesaño el cabezazo de Leandro Desábato tras un córner. Fue la última jugada que lo tuvo de protagonista, para que Newell's empate y mantenga el arco sin goles por cuarto partido consecutivo.

Pocrnjic hizo olvidar a Ezequiel Unsain, ausente desde la 4ª fecha cuando se fracturó la mandíbula, a tal punto que ni siquiera se pensó en un regreso apresurado del juvenil, que tan bien impresionó desde que irrumpió en primera.

Sin Unsain, en su primer encuentro en la Lepra, Osella eligió a Sebastián D'Angelo. Lo mantuvo otros dos partidos y lo mandó al banco contra Tigre. Fue la chance para Pocrnjic, de regreso al club para la temporada 2015. "Desde un primer momento me motivó estar en el club. Fue un anhelo que tenía. Ahora estoy cumpliendo con esta posibilidad de jugar. Me siento muy contento por eso", dijo Pocrnjic, que a base de tenacidad sigue vigente. El arquero bien podría recitar el poema "Para la libertad", de Miguel Hernández: "Lucho y pervivo...".

Se infiltró para jugar, como lo hizo ante Central

“Antes del partido me infiltré porque tenía un dolor que es difícil de sacarlo en pocos días”, contó Pocrnjic. El arquero había sufrido una semana atrás ante Central un esguince acromioclavicular en el hombro izquierdo, y en ese mismo partido fue infiltrado en el entretiempo. “Con la infiltración pude jugar en condiciones”, dijo sobre su presencia ante el Pincha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario