Edición Impresa

Los vecinos tienen la última palabra sobre las obras de cloacas en Fisherton

Si el proyecto oficial es avalado por la mitad de los habitantes, las tareas podrán comenzar en marzo próximo. Hasta el jueves, inclusive, se abrirá un registro de oposición en el distrito Noroeste.

Martes 09 de Diciembre de 2014

A partir de hoy y hasta el jueves, inclusive, los vecinos de Fisherton Centro podrán votar en un registro de oposición habilitado en el Centro Municipal de Distrito (CMD) Noroeste si desean o no el inicio de las obras de construcción de unas 1.700 conexiones domiciliarias en unas 140 hectáreas, que beneficiarán a 7 mil habitantes. Las tareas están incluidas en el Programa Solidario de Cloacas, con un presupuesto oficial de 46 millones de pesos y su ejecución está prevista para marzo próximo.

El registro de oposición vecinal es sólo para quienes están en desacuerdo y forma parte de un trámite administrativo antes del llamado a licitación. Para que no se concrete el proyecto deberán firmar en el registro más de 600 frentistas. Según el fideicomiso creado a tal fin, cada vecino deberá pagar una tasa de contribución de mejoras de acuerdo al avalúo de la tasa general de inmuebles (TGI).

A cada contribuyente le llegó la notificación y, además, se concretaron reuniones explicativas previo al registro.

La titular de Obras Públicas municipal, Susana Nader recordó que hoy, mañana y el jueves estará habilitado el correspondiente registro de oposición en el distrito Noroeste (Provincias Unidas 150 bis), de 8 a 15.

Si la mayoría de los frentistas avala la obra, se llamará a licitación entre el 15 y el 17 de diciembre, procediendo a la apertura de las ofertas económicas el 22 de enero. El inicio de los trabajos se planificó para marzo y demandarán más de doce meses de obras, con un presupuesto oficial de 46.071.698 pesos.

El proyecto contempla ejecutar 1.700 conexiones domiciliarias en el sector de La República, Circunvalación, vías del ferrocarril Mitre y Sarratea. Las cloacas permitirán el posterior pavimento definitivo.

Fisherton Centro abarca una superficie superior a 139 hectáreas en las que se instalará la infraestructura sanitaria a más de 7 mil vecinos.

Los trabajos forman parte del Programa Solidario e Integrador de Desagües Cloacales, diseñado y puesto en marcha en forma conjunta por la Municipalidad, el gobierno provincial y Aguas Santafesinas SA (Assa). En cada barrio se conforma un fideicomiso que luego los vecinos van pagando en sucesivas cuotas a través de la tasa por contribución de mejoras.

Dentro del plan cloacal, ya se ejecutaron conexiones en los barrios Unión y Progreso, Las Flores Este, San Francisquito Centro y Este, Villa Urquiza, Parque Casas y La Florida Centro y Norte. A su vez, están finalizando los trabajos en San Martín A, Godoy Este y Fisherton Sur.

Por último, están en plena ejecución las conexiones en Unión y Parque Casas Este y Oeste, Ludueña Norte, vecinal Pueyrredón, San Francisquito Oeste y Unión Este y Oeste.

La Municipalidad y el gobierno de la provincia, a través de Assa, suscribieron oportunamente un acuerdo marco para impulsar el proyecto de alto impacto para el mejoramiento de la calidad de vida de amplios sectores sociales.

Cuando la empresa de saneamiento estuvo en manos de una concesionaria de origen francés se había proyectado la finalización de las cloacas en un lapso de doce años para el 20 por ciento de la población rosarina que carece de ese elemento esencial.

No obstante, frente a las sucesivas renegociaciones del contrato, los compromisos de expansión de redes de agua y cloacas se paralizaron, pese a ser uno de los principales argumentos para la privatización que el Estado no contaba con la capacidad económica para concretarlas.

Para el presupuesto municipal del año próximo, que todavía está en discusión en el Concejo (ver página 4), la intendenta Mónica Fein estimó para el Programa Solidario e Integrador de Desagües Cloacales 17.793.546 pesos.

Dos emisarios para el noroeste

De contar con el aval de la mayoría de los vecinos, las cloacas en Fisherton Centro no serán las únicas obras de saneamiento en ese sector del oeste rosarino. La secretaria de Obras Públicas del municipio, Susana Nader, dijo que el Ejecutivo envió a la provincia un proyecto para la construcción del Emisario 28, primera etapa que descargará el agua pluvial al arroyo Ludueña.

El nuevo emisario, de gran diámetro, es un conducto que será montado a la altura de calle Génova, desde Wilde hasta el arroyo, y que junto al Emisario 27 (a cargo del gobierno santafesino) desagotará el agua que escurra desde el área metropolitana hacia el oeste y noroeste rosarino.

El 27 será un conducto que correrá a la altura de Juan José Paso, desde Olmos al arroyo Ludueña, beneficiando principalmente a Fisherton Norte en unas 100 hectáreas.

Cada uno de los conductos que se conectarán al arroyo tiene un presupuesto que ronda los 23 millones de pesos. "Esas obras, junto al Aliviador 3, que estará listo en 2015, elevarán el grado de protección contra inundaciones y frente a crecidas extraordinarias en forma directa a Empalme Graneros, Nuevo Alberdi y Cristalería, pero también a los barrios Fisherton, Antártida Argentina, 20 de Junio y Larrea", repasó Nader.

Con una inversión de unos 100 millones de pesos, la anunciada megaobra hidráulica podría estar terminada entre julio y septiembre del año próximo.

El sistema de protección contra inundaciones consta de una embocadura en la zona noroeste de la ciudad, un túnel de 5 metros de diámetro que correrá por Sorrento en unos 2.300 metros hasta conectarse nuevamente con una descarga al arroyo Ludueña, lo que permitirá amortiguar el escurrimiento en forma gradual, disminuyendo la velocidad y la erosión pluvial en el Ludueña.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario