Edición Impresa

Los últimos minutos previos al fatal incendio en Ciudad Ribera

En el departamento había olor a gas. La pareja regresó de noche, él se fue a bañar y estalló la caldera que desató la tragedia.

Miércoles 24 de Abril de 2013

"Había olor a gas en el departamento que el hombre ocupaba hacía un par de meses, pero que aún no escrituró. En dos oportunidades se habían detectado pérdidas de gas y la administración se había hecho cargo. Pero esta última vez fue fatal".

Los datos los aporta una persona allegada a Walter Beltrami, el propietario del 9º B de la torre Palco Paraná de Ciudad Ribera y pareja de Mariel Cataldo, la joven de 21 años que murió por las heridas sufridas tras incendiarse ese departamento el viernes pasado.

El complejo de alta gama y con vista al río está habitado sin el final de obra que permite su habitalidad.

"La pareja volvió de cenar. Al entrar sintieron un fuerte olor a gas. Abrieron una ventana. Ella se quedó mirando televisión en el living y él se fue a bañar: cuando abrió la ducha escuchó la explosión en el living. Estalló la caldera alimentada con gas licuado desde un zeppeling (gran tubo) ubicado en planta baja. A él lo protegió la puerta del baño, ella se quemó entera", asegura la misma fuente.

El relato referido a Beltrami (un empresario de 35 años y de Zavalla, vinculado a la comercialización de granos) y a quien era su novia (una estudiante de bromatología en la Universidad de Concepción del Uruguay y promotora de carrera de autos) podrá servir o no cuando se comience a investigar sobre quién o quiénes recaerá la responsabilidad del hecho.

Por ahora, la Justicia está a la espera de los detalles técnicos de la pericia realizada por los Bomberos Zapadores. La investigación será entregada hoy a la magistrada de Instrucción 6ª, Raquel Cosgaya. No se descarta que la jueza dicte más actuaciones, pero hasta ayer todo hacía suponer que se trató de un siniestro culposo (imprudente, sin intención de dañar).

Eso determinará la competencia y continuidad de la causa. Podría pasar a un juzgado Correccional o archivarse en el de Instrucción.

No obstante, esos pasos no frenarían la investigación por la responsabilidad o responsabilidades civiles del caso.

El hecho de que la torre esté habitada y aún en obras perjudicó la labor de bomberos. Pero además, este caso desnudó una situación de facto en la ciudad. Gran cantidad de edificios se habitan sin los avales técnicos y esto ya disparó varios pedidos de informe (ver aparte).

De hecho, en Puerto Norte sólo Las Dolfinas "tienen final de obra". Así lo aseguró la titular de Obras Particulares del municipio, Cristina Funes.

Ediles piden explicaciones

Los concejales del Frente para la Victoria Norma López y Roberto Sukerman exigieron que la Intendencia informe “por qué el edificio se encontraba habitado sin final de obra”. El radical Jorge Boasso, como presidente de la comisión de Planeamiento, había presentado un pedido similar. Y la concejala del PPS María Fernanda Gigliani impulsa la aprobación del certificado de primera ocupación que no permitirá obtener luz, agua y gas sin final de obra previo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS