Edición Impresa

Los surcoreanos siguen con su vida, ajenos a las amenazas del Norte

Extrema tensión en Asia. La ultramoderna Seúl continúa con su actividad normal, mientras los medios cubren el conflicto como un tema más.

Domingo 07 de Abril de 2013

Para los que no están familiarizados con la situación, las amenazas y provocaciones de Corea del Norte pudieran parecer el comienzo de una guerra, pero para los surcoreanos son algo familiar.

Separados de su vecino del norte por una frontera fuertemente militarizada durante decenios, los surcoreanos han vivido la mayor parte de su vida escuchando amenazas de Pyongyang. Y durante los ejercicios militares de defensa, las alarmas de guerra son cosa común.

Los extranjeros no acostumbrados a esta situación han cancelado viajes a la península coreana. Pero para conseguir que Corea del Sur le preste atención, Pyongyang debe competir con la economía, los escándalos de las celebridades, los partidos de béisbol y los cerezos en flor, todos temas que ocupan lugares destacados en los medios surcoreanos por estos días.

En un restaurante en el centro de Seúl que sirve kimchi (vegetales encurtidos) y costillas de ternera, el propietario Lee Chul-je dijo que no le preocupan las amenazas que escuchaba en un televisor en una esquina del local. "Corea del Norte hace esto todo el tiempo", dice el hombre de 65 años, mientras coloca carne cruda en un artefacto ablandador. "Estoy seguro que las cosas se normalizarán otra vez".Park Geun-san, un empleado de oficina, está más interesado en el concierto que dará la próxima semana en Seúl el cantante PSY, célebre por su "Gangnam style", que por los pronunciamientos de Corea del Norte. "Eso no afecta mi vida", dijo. "Estoy muy emocionado por ir al concierto. Corea del Norte no me distrae de mis planes".

Pyongyang ha respondido con furia a las sanciones que le impuso la ONU después de su tercera explosión nuclear del 12 de febrero, y por los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos, que todavía no han concluido.

Entre otras declaraciones, Corea del Norte ha amenazado con dar un golpe nuclear contra Estados Unidos, declaró que se ha retirado del armisticio que puso fin la guerra en la península, impidió que los surcoreanos entraran a un parque industrial que ambos países operan conjuntamente y anunció que reactivará un reactor nuclear de plutonio para producir más material para bombas nucleares.

Los diarios y portales. La letanía de provocaciones ha hecho que Corea del Norte esté en los titulares noticiosos de todo el mundo, pero no siempre en Corea del Sur. Cuando Pyongyang prometió esta semana reactivar el reactor, los diarios surcoreanos dieron más prominencia en sus portadas a explicar los planes del gobierno de ofrecer incentivos fiscales a los que compren vivienda. En Naver, el portal de Internet más visitado en Corea del Sur, la noticia más leída de esta semana ha sido el debut del jugador surcoreano de béisbol Ryu Hyun-jin con los Dodgers de Los Angeles (Naver fue lanzado en junio de 1999. Ya entonces tenía un buscador propio integrado en la página. Su contenido más popular son los los manhwas (cómics) Torre de Dios y Girls of the Wilds).

Nadie almacena alimentos.No hay ninguna señal de pánico. En Home Plus, una cadena enorme de supermercados, nadie está comprando agua embotellada ni fideos de preparación instantánea. "No ha habido ningún aumento en las ventas", dice Koo Doyoun, ejecutivo de la compañía. Kang Dong-wan, experto en relaciones bilaterales en la Universidad Dong-A en Pusán, asegura que los surcoreanos opinan que los retos de Pyongyang carecen de fuerza. Y después de infinidad de amenazas, ahora se niegan a creer que una guerra es inminente, agrega.

"Los surcoreanos se aburren con las amenazas después de una semana, no importa lo intensas que sean", considera Kang. "Los surcoreanos también han aprendido a lo largo de los años que una guerra le costaría muy caro a Corea del Norte".

Sin embargo, Kang opina que los surcoreanos deben comenzar a tomar más en serio las amenazas de su vecino del norte porque el joven líder norcoreano, Kim Jong Un, todavía está tratando de consolidar su control del poder y no se ha demostrado que pueda tomar decisiones militares inteligentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS