Edición Impresa

Los sorprenden al llegar a su casa y les roban unos $ 30 mil en efectivo

El martes a la noche Lorena y su familia llegaban a su casa en el barrio Hostal del Sol, en el noroeste de la ciudad, cuando fueron abordados por dos hombres armados que se movían en una moto. "Fue todo muy rápido. No alcanzamos a llegar...

Jueves 25 de Septiembre de 2014

El martes a la noche Lorena y su familia llegaban a su casa en el barrio Hostal del Sol, en el noroeste de la ciudad, cuando fueron abordados por dos hombres armados que se movían en una moto. "Fue todo muy rápido. No alcanzamos a llegar que ya los teníamos encima, uno en cada ventanilla", explicó La mujer. En pocos minutos, los maleantes entraron a la casa y lograron robar 30 mil pesos y objetos personales de la familia.

Tras su escape, los ladrones dejaron atemorizados a los vecinos de 20 de Noviembre al 8900. La casa asaltada está ubicada a unos 400 metros al norte de la avenida Jorge Newbery y de los countrys Lago y Aldea Tennis. Y la subcomisaría 2ª, que actúa por jurisdicción, está a unas 25 cuadras de la vivienda, a campo traviesa. "Esta zona estaba bastante tranquila. Este es el primer robo que tenemos con esta modalidad", indicó un empleado de seguridad privada que se movilizaba en moto y que salió al cruce del periodista al ver "gente extraña" por el barrio. La cuadra está dominada por las casas en construcción y los baldíos. La calle es de ripio y son pocas las viviendas que están habitadas. Los juegos para niños en el jardín de la casa ponen en evidencia la presencia de menores en la residencia.

El martes, aproximadamente a las 20, Lorena y su familia regresaban a su casa en su auto cuando fueron interceptados por dos hombres en una moto tipo enduro. "Eran dos jóvenes con cascos", recordó Lorena. "Mi marido les daba todo lo que teníamos y ellos no le creían. Si bien fue todo muy rápido, para nosotros el robo duró una eternidad", explicó la mujer. "Uno siempre se imagina lo peor, porque en un segundo te arruinan la vida por nada. La sensación que te queda después es que ésto no tiene vuelta atrás", refelxionó.

Los dos maleantes obligaron a la familia a entrar a la vivienda de dos plantas ubicada en el centro de un predio cercado por alambre. Y tras revolver distintos rincones se hicieron con unos 30 mil pesos en efectivo antes de marchares. Para los investigadores se trató de un robo al voleo ante "un descuido de la familia". Y detallaron que los ladrones no se llevaron el auto de las víctimas, un hecho que se tornó habitual en las entraderas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario