Edición Impresa

Los republicanos presentan a Obama un plan para evitar el temido default

El presidente estadounidense, Barack Obama, y líderes republicanos se reunieron ayer para tratar de evitar un default del país y reabrir el gobierno, y aunque no hubo acuerdo inmediato, las...

Viernes 11 de Octubre de 2013

El presidente estadounidense, Barack Obama, y líderes republicanos se reunieron ayer para tratar de evitar un default del país y reabrir el gobierno, y aunque no hubo acuerdo inmediato, las partes prometieron seguir un diálogo visto como la primera luz de esperanza tras días de estancamiento. Durante una reunión en la Casa Blanca, congresistas republicanos presentaron a Obama una propuesta de elevación temporal del techo de 16,7 billones de dólares de la deuda nacional pero supeditada a negociaciones entre el mandatario y la oposición sobre recortes de gastos y otras cuestiones, y que además no incluye una reapertura del gobierno.

Luego del encuentro de una hora y media, la Casa Blanca dijo en un comunicado que Obama tuvo una "buena reunión" con el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y otros congresistas republicanos, aunque no se pronunció ni a favor ni en contra de la oferta del partido opositor. Boehner no hizo comentarios al salir de la Casa Blanca, lo que generó especulaciones sobre un fracaso de las gestiones para resolver la crisis que tiene parada a la administración desde el 1º de octubre por falta de presupuesto y que podría derivar en un default si no se eleva el techo de la deuda en siete días. Sin embargo, el representante republicano Pete Sessions dijo anoche que estaba esperanzado en que sus socios de la Cámara baja y el gobierno puedan alcanzar un acuerdo hoy sobre una legislación para elevar el límite de endeudamiento del país y financiar a la administración.

 

Encuentro fructífero. El líder de la mayoría republicana en la Cámara baja, Eric Cantor, dijo a los periodistas en el Capitolio que la reunión fue "útil" y ambas partes acordaron "continuar las discusiones". "Continuaremos el diálogo y esperamos tener una vía más clara hacia adelante", dijo Cantor, republicano por Virginia, al resumir el resultado del encuentro. "Tendremos más discusiones, y el presidente dijo que hablará con gente de su administración, y esperamos poder ver un camino hacia adelante", aseguró Cantor. Otro congresista republicano, Hal Rogers, dijo que en la reunión con Obama también se discutió el cierre del gobierno y se mostró esperanzado en "acordar rápidamente" una ley que permita la reapertura de la administración.

La jornada de esfuerzos urgentes también incluyó una advertencia del secretario del Tesoro, Jack Lew, quien dijo a una comisión parlamentaria que el solo riesgo de cesación de pagos ya había hecho aumentar las tasas de interés y que lo peor aún está por venir. "El Congreso tiene que tomar una decisión importante" y elevar el techo de la deuda antes del 17 de octubre, dijo Lew a la Comisión de Finanzas del Senado, y agregó que el gobierno "ya está en tiempo de descuento" y empleando medidas de emergencia para pagar sus compromisos.

Condicionamientos. La propuesta republicana permitiría elevar el tope de endeudamiento durante seis semanas, hasta el 22 de noviembre. Pero ese plan depende de que el mandatario estadounidense acepte negociar un acuerdo presupuestario a largo plazo y no resuelve el cierre parcial del gobierno que ya dura diez días. El punto muerto en las negociaciones se debe en parte a que muchos republicanos del ala más dura insisten en condicionar la reapertura del gobierno al aplazamiento o modificación de la reforma sanitaria de 2010, el principal logro de política interna de Obama desde su llegada al poder, un año antes.

La Casa Blanca, por su parte, ya dejó en claro que Obama "no pagará un rescate" a cambio de que el Congreso cumpla con su labor de aprobar un presupuesto y elevar el techo de la deuda.

Antes de la reunión entre Obama y los congresistas republicanos, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que el presidente "probablemente firmaría" una ley de aumento temporal del techo de la deuda, e incluso no descartó que lo haga aun cuando el cierre del gobierno no haya terminado. Sin embargo, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, consideró la propuesta republicana como inaceptable.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS