Edición Impresa

Los rebeldes sirios atacan aeropuerto de Damasco

Damasco, la capital siria, volvió a ser escenario de combates a gran escala, desmintiendo las afirmarciones del régimen sobre que tiene pleno control de la ciudad.

Sábado 18 de Agosto de 2012

Damasco/Beirut. — Damasco, la capital siria, volvió a ser escenario de combates a gran escala, desmintiendo las afirmarciones del régimen sobre que tiene pleno control de la ciudad. Los guerrilleros atacaron con explosivos y ráfagas de armas automáticas el aeropuerto militar de la ciudad, Al Messe. Mientras, se sigue combatiendo en la norteña ciudad de Aleppo, donde el ejército usó ayer artillería de grueso calibre para demoler edificios enteros.

Las tropas del gobierno utilizaron tanques y helicópteros para repeler el audaz ataque guerrillero en Al Messe, uno de las principales bases de la fuerza aérea siria. La población del elegante barrio homónimo está asustada y conmocionada. También se registraron enfrentamientos en la periferia sur de Damasco, en los distritos de Al Tadamun y Al Hayar al Aswad, en una ulterior demostración de que la rebelión armada se ha enraízado en Damasco.

Pese a que las tropas del presidente Bashar Assad llevan presionando a la insurgencia durante más de dos semanas en la capital, los rebeldes contraatacan una y otra vez con acciones precisas en barrios del gobierno o de sus funcionarios. Los cadáveres de 60 personas no identificadas fueron halladas en la noche del jueves en Qatana, al suroeste de Damasco, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

En Aleppo, las tropas del régimen incrementaron sus disparos de artillería, sobre todo de gran calibre, según un comandante rebelde local. "Las tropas del régimen utilizan proyectiles de gran calibre capaces de destruir un edificio de seis plantas de un disparo", afirmó el comandante Abu Omar al Halabi. Los combates en Aleppo duran ya casi cuatro semanas, sin que ninguna de las partes pueda obtener una victoria decisiva. Pero para los rebeldes sostener sus posiciones es ya una victoria en sí misma, mientras que para el ejército no poder derrotarlos es una muestra de impotencia. Hace una semana, lanzó una ofensiva que debía terminar con los rebeldes en Aleppo, pero pese al uso masivo de armas pesadas los guerrilleros mantienen sus líneas, o sólo hacen retiradas momentáneas para reaparecer en otros lugares.

En el plano diplomático, el argelino Lahkdar Brahimi, de 78 años, accedió a suceder a Kofi Annan como enviado especial de la ONU y la Liga Arabe para Siria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario