Edición Impresa

Los Pumas sufrieron un duro golpe de realidad ante los poderosos Springboks

El seleccionado argentino de rugby mostró un paupérrimo repertorio y padeció una derrota ante Sudáfrica que llenó el panorama de interrogantes. El resultado fue 73-13 para los locales.

Domingo 18 de Agosto de 2013

¿Qué pasó? Eso es lo que se deben estar preguntando Los Pumas en este momento. Porque creyeron que estaban a la altura de las circunstancias y sucedió todo lo contrario. Encararon la segunda edición del Rugby Championship con la convicción y la seguridad de que estaban para cosas grandes. Aseguraban que podían. Hablaban de que ya tenían experiencia. Afirmaban que estaban en un gran nivel y que las victorias ante las potencias del Hemisferio Sur no eran una utopía. Y le apuntaron de frente a Sudáfrica. Fueron a Soweto a buscar su primer éxito en el torneo, aunque aseguraban que la empresa era complicada. Pero los Sprinboks se encargaron de darles un contundente golpe de realidad. La categórica e inapelable victoria de los locales por 73-13 habla por sí sola. Y eso disparó un sinfín de interrogantes. En cuanto al juego, al recambio y en varios aspectos más.

El repertorio que mostró el equipo de Phelan, que hoy todavía debe estar intentando digerir la derrota, fue demasiado pobre. Porque el equipo no tuvo respuesta de ningún tipo. Quedaron al desnudo falencias del juego que resultan imperdonables en duelos de esta jerarquía. Pero no fue sólo eso. Porque el equipo falló en lo que son sus herramientas básicas y fundamentales. Y en ese conjunto hay que incluir a la defensa y a la tan mencionada “garra Puma”. Más conocida como la actitud albiceleste que suele ser darle un plus importante al rendimiento del equipo.

Lo de ayer fue para el olvido. Y eso tienen que hacer los jugadores. Ahora es momento de dejar atrás la paliza sufrida en Soweto y empezar a pensar en la revancha del próximo sábado en Mendoza.

Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Esto se debe a que el panorama no es demasiado alentador. Sucede que la aplastante derrota de ayer dejó importantes daños colaterales. Es que varios jugadores importantes sufrieron lesiones. Uno ya quedó al margen del partido del sábado, y otros son duda.

El nombre a tachar es el de Patricio Albacete, quien sufrió un desgarro en el isquiotibial del muslo derecho. Y los interrogantes están puesto sobre Juan Martín Hernández (contusión muscular en el sóleo de la pierna izquierdo), Juan Martín Hernández (contusión muscular en el sóleo de la pierna derecha), Nahuel Lobo (luxación interfalángica en la mano izquierda), Juan Manuel Leguizamón (traumatismo en el tabique nasal) y Manuel Carizza (esguince acromio clavicular en el hombro izquierdo).

Como si esto fuera poco, existe la chance de que Leonardo Senatore sea suspendido por hacer un tackle ascensor.

Una buena: Juan Martín Fernández Lobbe jugaría si se recupera de una lesión en el gemelo izquierdo.

El primer capítulo del RCH ya forma parte del pasado. Los Pumas dejaron una imagen paupérrima. Realmente muy mala. Está en ellos cambiarla y acercarse a sus objetivos o mantener este camino sin rumbo cierto.

Phelan se hizo cargo de la derrota

“Fue un mal partido. Me hago responsable de la derrota y la única manera de salir adelante es seguir trabajando para mejorar”. Así arrancó la conferencia de prensa tras el partido el entrenador de Los Pumas, Santiago Phelan.
Visiblemente dolido por el duro golpe que sufrió su equipo, el ex forward del seleccionado agregó que “en el inicio del partido el equipo no pudo mantener el control de la pelota ni jugar en el campo contrario. Además cometió varias infracciones que facilitaron el trabajo de Sudáfrica”.
En ese sentido, el Tati reconoció: “El equipo se quebró con el dominio sudafricano en el line y maul, una de sus armas más fuertes”. De cara a la revancha del sábado en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza, Phelan enfatizó: “El tiempo es corto y hay muchas cosas por corregir. En consecuencia, pasará por la cabeza poder salir adelante y recomponer las cosas esenciales que sean necesarias en función del juego”.
En tanto, el wing Horacio Agulla aceptó: “Nos golpearon y tocaron el orgullo. Es muy difícil sacar algo positivo después de lo que pasó en el partido. Fuimos superados en todos los aspectos”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS