Edición Impresa

Los Pumas hacen camino al andar de la mano de Aspirina Pérez como protagonista

Raúl Pérez, integrante del staff del seleccionado nacional, evaluó la gira de noviembre y también analizó el presente y el futuro del equipo argentino.

Domingo 26 de Enero de 2014

En 1992, Los Pumas estaban de capa caída y encaron una gira por Europa sumidos en una indiferencia casi total. Pero ya en el viejo continente, el seleccionado argentino sacó lo mejor en el peor momento y consiguió el primer triunfo ante Francia en suelo galo. A fines del año pasado, el conjunto nacional llegaba a la ventana de noviembre muy golpeado, cuestionado y sin una línea de juego definida. Aún así logró levantarse y en el último partido de la gira le ganó a Italia, un equipo que parece accesible, pero que de local es tremendamente complicado. Ambos momentos de la historia del rugby argentino lo tuvo a Raúl Norberto Pérez como protagonista: la primera vez como jugador, la segunda como entrenador. "Es cierto, tengo la dicha de estar en los momentos jodidos", reflexionó, entre risas, cuando se le hizo notar el parangón entre ambos acontecimientos.

El primer tema de la charla estuvo enfocado en conocer las sensaciones que le dejó la gira de noviembre, habida cuenta de que el nuevo staff técnico del cual es parte, tuvo que hacerse cargo de forma abrupta de la ventana de noviembre por la repentina renuncia de Santiago Phelan.

"Lo que nos corría era una urgencia tremenda. Al renunciar el staff anterior, se nombró este grupo de trabajo una semana antes de la gira y lo que buscamos en un primer momento era ganarnos la confianza del grupo. Yo creo lo fundamental fue haber sacado adelante un momento de urgencia. En ese sentido, creo que la gira fue positiva. Después en cuanto al juego podés analizar un montón de cosas, pero lo cierto es que no estamos obteniendo buenos resultados. Hay mucho trabajo por delante y sobre todo con este grupo de Pampas ya que la idea es darles una competencia para ver si ellos pueden tener un nivel internacional, así se puede agrandar la base", confió Raúl Pérez.

"Nos ayudó mucho la designación del Cheto (José) Santamarina como mánager, aunque con otro perfil. Por su peso como deportista, nos ayudó mucho a enfocarnos en el juego, en los entrenamientos. Igual esas tres semanas fueron de muchísimo trabajo y de tratar de compatibilizar todo... Fueron varias cosas. No sólo nosotros con el grupo de jugadores sino entre nosotros mismos. Nos fuimos entendiendo a través del tiempo y a medida de que fueron pasando las prácticas empezaron a ser más fluidas", completó el ex segunda línea de Los Pumas.

—¿Cómo analizás el tema de los resultados?

—No fueron buenos. Ante Inglaterra pareció que lo teníamos y después ante Gales nos comimos cuarenta.

—De los dos, el partido que más dolió fue la derrota ante Gales.

—Sí. Después de lo que analizamos, te digo que ante Gales el equipo intentó más y pagó caro los errores. Una pelota de ataque, intercepción y try de Gales..., un movimiento a la cola del line, un error en la marcha, y try de Gales.... lo pagamos carísimo.

—¿Fue por falta de experiencia de los jugadores?

—No creo. Si bien nos faltaron algunos jugadores de los más experimentados (Fernández Lobbe, Hernández, Figallo, Creevy y Camacho), los reemplazos fueron con jugadores que estaban a nivel. Pero es así, cuando arriesgás por ahí pasa eso: en este nivel cualquier error se paga con siete puntos. A mí me parece que con Gales tocamos fondo. Nos dijimos «más abajo de esto no vamos a poder estar». Y ante Italia conseguimos el resultado que era lo que habíamos ido a buscar.

—¿En ese partido el resultado estuvo por encima del juego?

—Sí. Llegado el momento nos dijimos que, en ese caso, el resultado era lo más importante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS