Edición Impresa

Los Nocheros: "Intentamos un sonido actual"

Cada uno cuida sus joyas, el que las tiene, y ellos cuidan sus canciones. Los Nocheros presentan hoy, a las 21, en City Center (bulevar Oroño y avenida Circunvalación), su nuevo material...

Viernes 25 de Octubre de 2013

Cada uno cuida sus joyas, el que las tiene, y ellos cuidan sus canciones. Los Nocheros presentan hoy, a las 21, en City Center (bulevar Oroño y avenida Circunvalación), su nuevo material discográfico "Zafiro". El show, que contará con la flamante puesta de Reina Reech, también incluirá los clásicos que convirtieron a esta agrupación salteña en una de las más reconocidas de la música popular. Rubén Ehizaguirre, un histórico de la banda, dialogó con Escenario y contó cómo fue la génesis de "Zafiro", y por qué es el disco menos folclórico del grupo. "El zafiro es cada una de las canciones, son las joyas que tenemos nosotros", destacó el intérprete.

—"Zafiro" es el disco con menos folclore en la historia de Los Nocheros. ¿Por qué?

—Bueno, por eso hemos hecho la diferencia con un track llamado "Escuche Salta", que incluye tres temas, a propósito lo hicimos así. Aquí está marcada la diferencia, lo que pasó es que cuando le mostramos los temas al productor Rodolfo Lugo (esposo de Marcela Morelo), vio que había un huayno, un takirari, y le metió una base rítmica que lo convirtió totalmente bailable y le ha cambiado la temática. "Amor a contramano", "Tu amor vive en mí" y "Mi vida en tus manos" eran originalmente ritmos altiplánicos, y empezaron a sonar de otra manera. Cuando vimos que sonaba así, entonces hicimos un disco popero y baladista, en los primeros ocho temas, mientras los otros tres son dos chacareras y una zamba de patio y tierra, para que se diferencie bien.

—El zafiro es una de las cuatro gemas más importantes del mundo y su color azulino se da por la mezcla de óxidos. ¿El título tuvo que ver entonces con remarcar esta mezcla en lo rítmico?

—No, lo del zafiro tiene que ver con la canción, porque es un bolero, y después cuando Lugo se mete arma un bolero mezcla con bachata. "Zafiro" además habla de una mujer de la noche de Salta, una china que podés llegar a conocer, te podés enamorar y después no la encontrás. Pero para el grupo el zafiro es cada una de las canciones, son las joyas que tenemos nosotros.

—El disco anterior, "Clásicos", fue estructuralmente folclórico, aunque con arreglos sinfónicos. ¿Qué buscaron con "Zafiro", acercarse a otras rítmicas y otras estéticas?

—No, ¿sabés por qué viene esto? Porque iba a ser un disco doble, por un lado éste, que se iba a llamar "Nocheros dos caras", con canciones totalmente inéditas, y el otro que era "Clásicos", con todas canciones del viejo folclore argentino. Pero cuando lo escuchó la compañía dijeron que eran dos discos bárbaros, y que tenían que salir separados. Y "Clásicos" anduvo tan bien que hasta nos nominaron para los Grammy Latinos, pero iban a ser presentados como dos polos opuestos.

—¿A qué se debe que muchos intérpretes del folclore se inclinaron hacia el pop, lo latino y lo romántico, como son los casos de Jorge Rojas, Abel Pintos y Luciano Pereyra?

—Nosotros lo venimos haciendo en discos anteriores a este, aunque "Zafiro" tiene un sonido mucho más actual, por ejemplo en "Noche amiga mía" (de 2004), ya está tratado en este concepto, hace años que venimos atrás de esto, hermano.

—Sí, bueno, pero nunca habían grabado ocho temas de once en un mismo disco.

—Sí, pero nos pasó que como este disco lo habíamos grabado hace un año, lo escuchamos de nuevo y lo volvimos a grabar en la parte musical y en la parte vocal, antes era mucho más folclórico, y ahora cambió.

—Lo que sí mantiene el grupo es la temática romántica, que aquí se profundiza más que nunca, ¿es una marca en ustedes?

—Eso sí, eso es de nosotros, con "Clásicos" hicimos una regresión con temas emblemáticos y nos quisimos dar un gustazo con el sonido sinfónico, pero el camino nuestro va de la mano de "Zafiro", puede haber un tema del viejo folclore, pero el 95 por ciento son todas canciones inéditas con un sonido cada vez más actual, intentamos eso.

—¿La juventud se entrega al folclore o sigue los pasos del rock?

—Hay dos países diferentes, hermano, vos me hablás de la juventud de la Capital Federal, y es del rock, eso siempre fue así, pero acá, en Salta, nunca dejan de aparecer chicos cantando, es una cantera que no se termina jamás, ni en Salta, ni en Tucumán, ni en La Rioja, ni en Santiago del Estero, ni en Jujuy, ni en Córdoba. Del centro al norte están volcados al sentimiento del folclore, y del centro al sur es rock, son dos países musical y culturalmente hablando, ni lo dudes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS