Edición Impresa

Los intendentes pugilistas quedaron molidos pero felices por la campaña

Los jefes comunales de Montes de Oca y Bouquet vivieron su jornada boxística. Fue una fiesta, y en esta primera vuelta se recaudaron 25 mil pesos para donaciones.

Domingo 08 de Julio de 2012

Montes de Oca.— Con una mínima ventaja y tras una caída por lado, la Batalla de los Intendentes, el encuentro boxístico que tuvo como protagonistas a los presidentes comunales de esta localidad, Leandro Dietschi, y de Bouquet, Guillermo Cornaglia, quedó en manos del local. Ambos terminaron "molidos", pero contentos por la recaudación benéfica (alrededor de 25 mil pesos) y por el mes de descanso que tendrán "merecidamente" antes del próximo encuentro a disputarse en Bouquet el 10 de agosto venidero.

La programación, que tuvo al choque de las autoridades como broche final, fue una verdadera fiesta del box, debido a que, con antelación, hubo cuatro peleas que fueron fiscalizadas por la asociación que los representa (ver anexo) y dos exhibiciones de kapú y taekwondo por parte de escuelas locales y de la región que sumaron al espectáculo.

Luego de esa instancia, las luces del salón parroquial se apagaron, y con altos tonos musicales, "Destructor" Dietschi y "Guillotina" Cornaglia, hicieron su aparición. Los intendentes no hicieron una parodia, como pensaban algunos, pero tampoco se desaforaron. En definitiva, sumaron al show con al "aprobado" que finalmente dio la gente.

Una vez en el ring, hizo su aparición la niña cantante Dalila Dietschi (hija de Leandro), quien con su bella y afinada voz conmovió a las más de setecientas personas que, a pesar de la fría noche, no dudaron en asistir y sumar para el entretenimiento.

La pelea. Con pantalones cortos y remeras con los colores de los clubes que funcionan en sendos pueblos, los mandatarios se abrazaron, chocaron sus guantes y se lanzaron al ruedo, bajo el arbitraje del ex arquero de la Selección Nacional, Roberto "Pato" Abbondanzieri.

El primer round fue parejo, más bien de estudio, con un Cornaglia que intentaba hacer valer su experiencia como boxeador y un Dietschi más orientado a hacer valer "su mejor estado físico", lo que a la postre terminó dándole la razón.

En el segundo y en el tercer round hubo golpes parejos; primero cae Dietschi y luego Cornaglia, y para quienes pensaban que esos golpes los iban a dejar "en cama" no se equivocaron porque el cuarto round será para el recuerdo: Cornaglia buscaba abrazarlo y Dietschi no dejaba de transpirar. Daban la sensación de que ambos estaban a la espera del campanazo final.

El verdadero saldo. "Acá lo importante fue la recaudación lograda y nuestro aporte a las instituciones, que si bien aún no se sacaron los números deberíamos estar ante una recaudación de unos 25 mil pesos. La mitad es para las entidades de cada pueblo", dijeron casi sin voz al cierre de la jornada.

La presencia del Pato Abbondanzieri, como siempre humilde y predispuesto a charlar con todos, sumó y mucho al encuentro. A los ojos de los periodístas críticos "hizo un buen papel; sus intervenciones fueron justas y precisas".

"Hay que buscar otras cosas, además del fútbol, estar abierto a nuevas experiencias", bromeó Abbondanzieri al ser entrevistado por los medios. Con su habitual imponente presencia, el Pato se paró en el medio de ring y fue saludado por todos.

Y no fue menor la participación de Dalila, quien también (además de cantar) opinó sobre la pelea, pero con una visión distinta, porque en el ring estaba su papá. "Es difícil lo que siento, me hizo mal verlo cuando le dolía un brazo o una pierna, pero le ponemos toda la fe. Creo que no se van a matar, pero tampoco va a ser en broma", dijo.

"Yo canto, tengo una banda, recién estuve haciendo una exhibición de taekwondo. Y voy a cantar el himno", dijo Dalila de manera adulta, a pesar de tener apenas 12 años. "Mi mamá no opina nada sobre la pelea, ella está trabajando en el bufete", comentó.

El presentador de la pelea fue el periodista de Bouquet, Mario Gasset, quien tiene un ciclo de folclore en Radio Regional San Genaro (AM 1550) los sábados a la mañana. "El pueblo apoyó en su gran mayoría, pero no se movilizó hasta acá porque está a la espera de la revancha", señaló.

Avidez por los puños. El público esperó con expectativa para ver qué tipo de pelea se iba a disputar. "Vamos a ver qué pasa", dijo la gran mayoría de los asistentes entrevistados por este diario, sin arriesgar resultados.

De todos modos, muchos de los que hablaron con LaCapital hicieron notar "la experiencia boxística" de Cornaglia. Probablemente ese fue el principal argumento que hizo que muchos de los espectadores depositaran en el presidente comunal de Bouquet "algunas fichas de más".

Pero otros —como Héctor, 65 años— hablaron de los ocho años de diferencia y la “juventud”, de Dietschi. Estos últimos no erraron a la hora de arriesgar un resultado final, debido a que, a la postre, fue el ganador. Sin dudas, fue su mejor estado físico el que finalmente terminó torciendo la balanza en favor del crédito de Montes de Oca.

   “No creo que veamos box, pero sí que se van a pegar, de eso no hay dudas. Eso es lo que tiene que ocurrir, de lo contrario no habrá otra pelea”, dijo por su parte Omar, que jugaba de local e hinchaba para Dietschi e hizo bromas al “escaso público de Bouquet”, que “se achicó por el frío y para no ver a su representante perder”.

   También hubo mucho público femenino. Si bien concurrieron en un porcentaje menor a los hombres, las mujeres concurrieron a la cita para no perderse el espectáculo. “Jamás vi una pelea en mi vida. Estoy impresionada. Por la caballerosidad. Me parece bárbaro que se abracen de esa manera después de cada pelea Me emociona”, dijo Elena, de Armstrong.

   También concurrieron legisladores de la provincia de Santa Fe, como es el caso del diputado justicialista Germán Kahlow, quien dijo tener una buena relación con el presidente comunal de Bouquet. “Todo está muy bien organizado, van a recaudar benéficamente y encima con gran concurrencia de prensa. Lo que lograron es impresionante”, opinó.

   Así las cosas, Montes de Oca vivió una fiesta distinta, una propuesta singular que los últimos días concitó la atención de la prensa nacional e internacional. Quizás, ni los propios protagonistas, cuando un periodista les propuso hacer la pelea, imaginaban que al googlear sus nombres aparecerían en “4.500 resultados”. La propuesta ya hace historia.

Cuatro peleas. El marco de público no pudo ser mejor y tampoco las peleas de fondo que se disputaron como antesala de la llamada "Batalla". Germán González boxeó con Damián Gumeltieni en la categoría pesados, Ezequiel Cisneros lo hizo con Emanuel Ruiz, en la categoría Livianos, en tanto que Néstor Torres peleó con Franco Beltrame en Medianos. También hubo una disputa en la categoría Super Gallo entre Maxi López y Maximiliano Alegre. La exhibición de taekwondo y kapú, por parte de escuelas locales y de Armstrong, fue imponente, dio color y marco al evento a beneficio de entidades de ambos pueblos.

Prensa y batucada. Los habitantes de esta localidad (poco acostumbrados a la presencia de tantos periodistas) siguieron con entusiasmo todas las secuencias del show. Es que además hubo una batucada protagonizada por "bailarinas locales".

Sorteo de guantes. En el cierre hubo un sorteo de los guantes usados por Cornaglia, en tanto que los utilizados por Dietschi quedarán en exhibición en el museo local para formar parte de la historia de Montes de Oca.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario