Edición Impresa

Los empresarios respaldan las negociaciones con el Club de París

Integrantes del G-7 dijeron que "es importante que el país asuma sus compromisos". Méndez, titularde la UIA, aseguró que un acuerdo "es dar una señal de que se buscan soluciones prácticas".  

Lunes 20 de Enero de 2014

Como era de esperar, los empresarios del denominado G-7 salieron ayer a apoyar el inicio de las negociaciones con el Club de París por la deuda que la Argentina posee con ese grupo de países por unos 10.000 millones de dólares.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, consideró que "es muy importante" que el país asuma sus compromisos e intente una solución, por lo que expresó que "ojalá tengan éxito".

El industrial consideró que comenzar el camino para un entendimiento es "es dar una señal de que se están buscando soluciones prácticas", para que el mercado internacional sume confianza a la Argentina.

En el mismo sentido se expresó José Urtubey, vicepresidente segundo de la UIA: "Todo lo que tenga que ver con alcanzar acuerdos para integrarnos internacionalmente en lo que hace al mundo financiero es positivo".

"Siempre que la Argentina busque en primer término honrar sus deudas y en segundo lugar insertarse internacionalmente los impactos en el mediano y largo plazo serán sin duda favorables", agregó el empresario salteño.

Para el titular de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, dijo que la renegociación es una medida "oportuna y apropiada" y que resulta "muy conveniente que la Argentina se reinserte en el mundo de las finanzas internacionales para bajar las tasas de interés a la hora de pedir créditos".

Según su opinión, algunas compañías internacionales "no están dispuestas a hacer inversiones en el país" si no se alcanza un acuerdo con el Club de París, y puntualizó que el arreglo deberá incluir una modalidad de pago con "plazos extendidos".

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), afirmó que es una noticia "extraordinaria" y apuntó que "para continuar con el desarrollo en materia de obras de infraestructura es necesario volver a los mercados de deudas".

Primer contacto. El ministro de Economía, Axel Kicillof, viajó ayer a Francia para intentar un acuerdo con ese grupo de países por la deuda de 10.000 millones de dólares que la Argentina tiene con ellos.

Kicillof propondría el abono en efectivo del 20 por ciento del pasivo y un acuerdo para un plan de pagos anuales o semestrales por el resto del capital y los intereses, dado que el Club no acepta bonos soberanos.

Así, el gobierno buscará un mayor nivel de confianza internacional por si el país se ve obligado en los próximos meses a salir al mercado a pedir un crédito para reforzar sus reservas, que están en franca caída.

Las reservas en dólares que acuña el Banco Central cayeron hasta los 29.758 millones en la última semana después de haber alcanzado un pico histórico de 52.654 millones de dólares en enero de 2011.

Las luces rojas por la caída de las reservas encendió luces rojas en el gobierno y la presidenta ordenó tomar medidas que puedan generar un shock de confianza en el mercado internacional.

Además, el dólar sigue avanzando en el mercado paralelo y ya alcanzó un récord al operar a 12 pesos.

Came se incendió

Un incendio destruyó ayer oficinas de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en Capital Federal. Los peritos intentaban determinar las causas del siniestro. Desde la entidad "no descartan que se haya tratado de un episodio intencional".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS