Edición Impresa

Los duques de Cambridge presentaron en sociedad al nuevo "bebé real"

Kate y William abandonaron emocionados el hospital St. Mary's de Londres. Aún no se reveló el nombre del niño.  

Miércoles 24 de Julio de 2013

El príncipe William y la duquesa Kate salieron ayer a la puerta del hospital St Mary's con su primogénito, al que mostraron por primera vez en público a centenares de periodistas y curiosos congregados frente al lugar desde hace días. Sonrientes, los príncipes contestaron algunas preguntas mientras el bebé, arropado por una mantita blanca, pasaba de brazos de su madre a los de su padre.

El recién nacido príncipe de Cambrige, tercero en la línea de sucesión de la Corona británica, "tiene un buen par de pulmones", aseguró su padre, el príncipe William, quien dijo que se trataba "de un chico grande, bastante pesado". La experiencia fue "muy emotiva", añadió, y dijo que aún estaban pensando en qué nombre darle al niño, que nació ayer en el ala privada Lindo del hospital St Mary's. "Es un momento muy especial, cualquier padre conoce el sentimiento", dijo la duquesa, que agregó que William ya había cambiado los primeros pañales.

Cientos de reporteros y curiosos se encontraban desde hacía días a la espera de noticias frente al hospital, donde nacieron también Williamm y su hermano, el príncipe Harry, hijos de Carlos y la fallecida princesa Diana.

Minutos después, William y Kate abandonaron el hospital rumbo a Kensington Palace, no muy lejos de allí. El mismo príncipe acomodó a su hijo en el asiento trasero del coche, junto a su madre, para sentarse luego él mismo al volante del automóvil y abandonar el hospital como cualquier otra pareja.

"Maravilloso". Poco antes de irse a casa, el niño había recibido la visita de sus cuatro abuelos. El príncipe Carlos, padre de William, llegó a la clínica junto a su esposa, Camila, y dijo a los periodistas que aguardan frente al hospital que el bebé es "maravilloso". "Gracias, es realmente increíble". Por su parte, Camila dijo que el príncipe Carlos de Gales será un abuelo "brillante". "Es una noticia maravillosa", dijo la duquesa de Cornualles, segunda mujer del príncipe Carlos tras la princesa Diana. "Creo que es un momento maravilloso de renovación para el país", añadió. "Resulta emocionante y es maravilloso para el abuelo. l es brillante con los niños."

Camila tiene ya nietos de hijos de su primer matrimonio. El príncipe de Cambridge nació el lunes y es el tercero en la línea de sucesión al trono que ocupa actualmente Isabel II, después de su abuelo Carlos y su padre William.

Previamente, habían visitado al niño, que será conocido como príncipe de Cambridge, los padres de la duquesa Catalina, Carole y Michael Middleton.

Su llegada sorprendió a los periodistas, apostados a la espera de la primera fotografía del bebé, cuando la pareja bajó de un taxi frente a la puerta de la clínica. Los Middleton sonrieron y saludaron a los reporteros antes de entrar a ver al recién nacido.

Celebraciones. Como es tradición, se dispararon 41 salvas en el Green Park, cerca de Buckingham. Al mismo tiempo, se dispararon 62 salvas desde la Torre de Londres, mientras que en la abadía de Westminster sonaron las campanas. A modo de festejo, varias atracciones de Londres serán iluminadas en los próximos días en el color azul real, entre otras la fuente de Trafalgar Square y el arco del triunfo Marble Arch.

El príncipe de Cambridge es el tercer bisnieto de la reina Isabel II. El cuarto ya está en camino, ya que su nieta Zara Philips, hija de la princesa Ana, también está embarazada y espera un hijo en enero.

Hasta Irán mandó saludos

El presidente de EEUU, Barack Obama, encabezó los mensajes internacionales de congratulaciones, que también llegaron de Australia, Nueva Zelanda y Canadá, Francia, Israel, Japón y Singapur. “Es un momento importante en la vida de nuestra nación”, dijo a su vez el premier británico, David Cameron. Hasta Irán se sumó al coro de felicitaciones, dejando de lado sus diferencias con Gran Bretaña por el controvertido programa nuclear iraní, para felicitar a la reina afirmando que este nacimiento era “una fuente de felicidad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS