Edición Impresa

Los domicilios truchos, un nuevo escándalo

El vicepresidente Amado Boudou, procesado en la causa Ciccone y también por falsificación de documentos en la inscripción de un auto, quedó nuevamente en la mira judicial después de que se descubriera que brindó tres domicilios truchos en sus DNI para realizar diferentes trámites de vehículos.

Sábado 06 de Septiembre de 2014

El vicepresidente Amado Boudou, procesado en la causa Ciccone y también por falsificación de documentos en la inscripción de un auto, quedó nuevamente en la mira judicial después de que se descubriera que brindó tres domicilios truchos en sus DNI para realizar diferentes trámites de vehículos.

Juan Ricardo Mussa, presidente de la ONG Paso por Paso Argentina, reclamó imputar a Boudou por "incumplimiento de los deberes de funcionario público, falsificación de documento público y lavado de dinero", entre otros delitos, varios de los cuales prevén penas de hasta seis años de prisión. La denuncia que recayó en el juez federal Sebastián Ramos.

En tanto, la diputada nacional Patricia Bullrich anunció la presentación de un pedido de ampliación de juicio político a Boudou por nuevos hechos.

"El modus operandi delictivo de Boudou no tuvo ni tiene límite; es un sicópata que pretende con su cara de póker que pone (...) traspasar todos los limites de la buena fe y las buenas costumbres", sostuvo Mussa en la denuncia.

A criterio de Mussa, "el documento había sido exhibido en reiteradas ocasiones con los mismos fines ilícitos sin que se detectara anomalía alguna", pero "estos 3 DNI son indubitables pruebas como para procesar ya, porque se ve en forma flagrante la comisión de los delitos enunciados".

En las últimas horas se supo que Boudou habría usado tres DNI con direcciones falsas: dos fueron para comprar los autos Honda y Audi, y el tercero cuando era funcionario del Partido de la Costa. Para gestionar el Audi A4 (del que le robaron computadoras a Agustina Kämpfer, novia de Boudou) el vicepresidente primero dio una dirección en San Bernardo sobre la playa, donde no hay viviendas (Costanera 3365), y luego lo radicó en la Capital Federal, en la calle Zado al 3200 de Villa Urquiza, donde no lo conocen. Se supo que esa dirección perteneció al hermano de un jefe de seguridad de la Ansés que terminó procesado por apremios ilegales.

En tanto, la dirección que dio para radicar el Honda CRL Del Sol 93 fue la de Berón de Astrada 2708, de Villa Soldati, que tampoco existe. Por la inscripción de ese auto en la Capital Federal el juez Claudio Bonadío procesó al vicepresidente y su defensa planteará su apelación a esa resolución el próximo 18 de setiembre ante la Cámara Federal, para insistir en que Boudou fue una víctima de la concesionaria que le vendió el automóvil.

"Lo grave no son sólo los delitos, sino también la vergüenza que significan las imputaciones que se le siguen acumulando al vicepresidente", dijo Bullrich.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario