Edición Impresa

"Los derechos humanos no son un curro", dijo la presidenta y desafió a opositores

La presidenta Cristina Fernández rechazó de ese modo las expresiones de Mauricio Macri y les pidió a los presidenciables que expliciten sus programas en esa temática.

Jueves 11 de Diciembre de 2014

La presidenta Cristina Fernández desafió a los aspirantes presidenciales a que se "pronuncien" sobre "cuál va a ser su política de Derechos Humanos" y apuntó especialmente contra Mauricio Macri al afirmar que le "da bronca" y "pena" que se califique de "curro" las medidas adoptadas por el gobierno en la materia.

"A quienes quieren conducir la Argentina después del 10 de diciembre les pido que se pronuncien" sobre "cuál va a ser la política de derechos humanos el siguiente gobierno porque es una política de estado y no patrimonio de un partido ni de un gobierno" En este marco y en otro cuestionamiento hacia la dirigencia opositora, advirtió que "no me importan tanto las palabras necias como los silencios cómplices", al hablar durante un acto en el partido bonaerense de Morón.

En su mensaje, Fernández de Kirchner se mostró muy ofuscada por las manifestaciones del jefe de Gobierno porteño y candidato presidencial quien había señalado que "los derechos humanos no son Sueños Compartidos y los curros que han inventado".

"Cuando una escucha que un dirigente decir que va a terminar con el curro de los derecho humanos siente pena", afirmó la presidenta, "estas cosas dan tristeza, ya no provocan rabia". Al mismo tiempo, cuestionó la relación entre los que "tratan despectivamente a la política de derechos humanos" y los vinculó cuando "como civiles se beneficiaron económicamente con la dictadura".

En el plano de defender lo realizado por su gobierno en la materia, la jefa del Estado resaltó la tarea que realiza en Córdoba el Equipo de Antropología Forense en el lugar donde fueron incinerados detenidos durante la última dictadura, según la declaración de un represor (actualmente juzgado) que "después de 27 años se ofreció a colaborar con la Justicia", dijo.

"Esto es un logro de la sociedad no es ningún curro", advirtió. Atento a que el acto, dos veces postergado, coincidió con el Día Universal de los Derechos Humanos, Cristina Fernández envió un "fuerte abrazo" a su par de Brasil, "la presidenta y amiga", Dilma Rousseff" por haber recibido "el informe definitivo sobre la verdad de los detenidos-desaparecidos durante la dictadura" en ese país preparado por la Comisión creada durante su primer mandato a semejanza de la Conadep argentina durante la gestión presidencial de Raúl Alfonsín.

Fernández de Kirchner estuvo acompañada en la oportunidad por dos de los aspirantes a sucederla, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, además de los ministros de Salud, Juan Manzur y de Planificación, Julio De Vido, y el titular de la Afsca, Martín Sabbatella.

Antes, la presidenta le reclamó al titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), el radical Leandro Despouy que "cambie la cara" y tenga "buena onda", durante una videoconferencia en la que inauguró un nuevo edificio destinado a ese organismo de control.

"Cambie la cara Despouy que tiene un edificio nuevo", le pidió la presidenta. La ironía se produce luego que ese organismo de control difundiera una serie de informes críticos a la gestión del Poder Ejecutivo.

Allanaron Economía por viáticos  de Boudou

Personal de Gendarmería Nacional realizó ayer un procedimiento en el Ministerio de Economía de la Nación, de donde retiró los legajos originales de los gastos de viajes que el vicepresidente Amado Boudou realizó cuando estaba al frente de esa cartera.

Fuentes judiciales informaron a DyN que el juez federal Ariel Lijo dispuso el procedimiento en el Ministerio mediante una orden de presentación que encomendó a la Gendarmería.

Boudou está siendo investigado por presuntas irregularidades en los gastos que realizó en viajes por el país y al exterior cuando era ministro de Economía.

El propio Boudou explicó en la causa que se le sigue por presunto enriquecimiento ilícito que parte de su incremento patrimonial se debió a los viáticos que obtuvo como ministro de Economía.

El juez Lijo le había pedido la información al Ministerio pero lo que la cartera envió al juzgado fueron las copias de los expedientes y en forma parcializada, pues primero remitió los gastos de los viajes por el país y luego del exterior.

Los investigadores judiciales hallaron varias inconsistencias en las fotocopias de los expedientes que envió el Ministerio de Economía y por eso pidió los originales y también los gastos de las comitivas.

Así, el juez Lijo ordenó el procedimiento que cumplimentó Gendarmería.

Además de Boudou, en la causa están imputados dos de sus más cercanos colaboradores su secretario privado Héctor Romano y Andrés Iturrieta. Ambos firmaron varias de las rendiciones de cuentas analizadas por Lijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario