Edición Impresa

Los cortes de luz frenaron la puesta en marcha del tranvía turístico

Los problemas registrados a lo largo de enero obligaron a aplazar la activación del tendido eléctrico que alimenta al vehículo.

Lunes 03 de Febrero de 2014

El proyecto para poner en marcha un tranvía turístico en la costa central de la ciudad tendrá que esperar. Es que los cortes de luz que marcaron el ritmo del primer mes del año también obligaron a aplazar la activación del tendido eléctrico que alimenta al vehículo. Si febrero da tregua, en las próximas semanas el coche histórico restaurado en los talleres de la Semtur se podrá probar en la avenida Wheelwright.

Ver al tranvía 277 nuevamente circulando por la calle es un proyecto que los integrantes de la Asociación Rosarina Amigos del Riel sostienen desde hace 29 años, cuando lograron recuperar de las barrancas del río Paraná la estructura completa del vehículo. En diciembre pasado, el final de la misión parecía más cercano: operarios municipales trabajaron duro para desenterrar las antiguas vías de la avenida, tapadas en tramo por el asfalto, y montar el tendido eléctrico para abastecer al vehículo.

En los galpones de la Semtur también se sometió al coche a una serie de pruebas de funcionamiento. "Todas fueron positivas, las plataformas funcionaron correctamente. Sólo faltó probarlo en el circuito de la avenida para poder observar la aceleración y el frenado, pero no se pudo hacer porque no se llegó a terminar la subestación que alimenta al tranvía", apuntó Mariano Antenore, miembro de los Amigos del Riel.

La directora del Entre de la Movilidad, Mónica Alvarado, consideró que la puesta a punto del sistema podrá hacerse en las próximas semanas, "ni bien bajen un poco las urgencias" que ocupan tiempo completo a las cuadrillas de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

De estreno. La puesta en marcha del histórico tranvía amarillo fue postergada varias veces: la última salida fue anunciada para fines de diciembre, con la idea de sumar un atractivo turístico a quienes se acercaran a la ciudad convocados por la largada del Dakar.

De acuerdo a los planes, el coche circulará de ida y vuelta por avenida Wheelwright, entre Presidente Roca y Balcarce. Pero los Amigos del Riel confían en que el recorrido pueda extenderse hasta la Estación Rosario Norte.

El coche tiene capacidad para 32 pasajeros, asientos de madera con respaldos rebatibles para acompañar el sentido de circulación y dos cabinas de conducción.

El 277 comenzó a circular en 1939 y se mantuvo en la calle hasta 1963. Pero nunca atravesó la costa central. El vehículo formaba parte de la línea 15, que unía la esquina de San Lorenzo y Laprida con barrio Parque.

Por las vías de Wheelwright, en cambio, pasaban las líneas Nº 1, que terminaba en Rosario Norte, el 2, que iba a barrio Ludueña, y el 18, que llegaba hasta Arroyito.

Largo aliento. La carrocería del tranvía fue hallada en 1984 en las barrancas del río, en la zona de Villa Gobernador Gálvez. Durante mucho tiempo la estructura había servido de albergue a un grupo de pescadores y, si bien estaba completamente oxidada, se mantenía entera.

Desde entonces, los Amigos del Riel se pusieron al frente de su recuperación. Vínculos con asociaciones de Uruguay y Bruselas fueron clave para conseguir algunas partes de la máquina y artesanos locales pusieron mano en la pintura del coche y los asientos de madera. Los técnicos de la Semtur se hicieron cargo de la parte mecánica.

Y se cuidaron hasta los más mínimos detalles: un sastre realizó los uniformes del motorman y el guarda, idénticos a los originales que atesoraban los miembros de la asociación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS