Edición Impresa

Los centros turísticos de la región ya ofertan casas para la temporada

Las vedettes siguen siendo Funes y Roldán, aunque hay propiedades en Pueblo Esther, Oliveros, Arroyo Seco, Timbúes y Andino. Los incrementos de precios van desde un 20 hasta un 40 % respecto de 2012.

Domingo 10 de Noviembre de 2013

Los prestadores turísticos de la región ya están recibiendo reservas para esta temporada alta estival, que registra aumentos en las tarifas de alojamiento que ronda entre un 20 y un 40 por ciento, respecto del año pasado. Los rosarinos y bonaerenses son los visitanes que más aprovechan la oferta de los complejos y casas en alquiler de la zona, que garantizan a los visitantes tranquilidad, descanso y las vacaciones en familia, sin alejarse demasiado de sus hogares.

Las vedettes de las casas quintas para disfrutar en verano siguen siendo Funes y Roldán, aunque a éstas se accede principalmente a través de inmobiliarias porque se rentan por lapsos prolongados y requieren la firma de contratos similares a los de un alquiler común (ver informe complementario en páginas 37 y 38). El grueso de las ofertas de cabañas, bungalows y aparts está en Pueblo Esther, Oliveros, Arroyo Seco, Timbúes y Andino, entre otras comunas, que ofrecen además los clásicos campings públicos para un turismo de menor consumo. Su mejor publicidad, según sus administradores, son los sitios web turísticos y el imbatible boca a boca, entre otros medios.

La modalidad de reserva, en general, es telefónica y a través de un depósito o transferencia anticipados del 30 por ciento del monto de la estadía, que varía según la permanencia, cantidad de ocupantes, calidad de los servicios y en qué etapa de la temporada es la visita. Lógicamente que en los campings no se dan estas condiciones y el acceso es directo y sin reservas, a excepción de los predios que cuentan con cabañas y dormis.

Estimación de Cadeiros. La Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros) consignó que de acuerdo a los datos proporcionados por su estimador mensual que abarca la actividad de compañías de bienes raíces de la región, las casas disponibles para alquilar se encuentran afuera de los countries privados y sí o sí se rentan con reservas anticipadas.

Sobre las tarifas, este índice revela que en enero los precios de alquiler de una propiedad tipo (dos dormitorios, piscina y parque) en Funes y en Roldán durante 30 días cuesta 11.000 pesos en adelante, dependiendo de las comodidades. El cálculo para este mismo tipo de casa en Pueblo Esther y Arroyo Seco arroja un promedio de 4 mil pesos por quincena, y el doble por mes. En las zonas de Oliveros y Andino, ronda un precio similar, al igual que en Granadero Baigorria.

"Es muy limitada la disponibilidad de propiedades de alta gama que se encuentra en las afueras de Rosario y es importante tener en cuenta que la salida del Dakar, que será el 4 de enero de 2014, produjo una alta demanda de alquileres de casas quintas con piscina", advirtió el presidente de Cadeiros, Carlos Rovitti.

En tanto, las cabañas y otras opciones de alojamiento como apart hotel y bungalow, parten de unos 400 pesos —el año pasado oscilaba entre los 250 y los 300 pesos de base— por día para cuatro personas, y el precio aumenta según la capacidad, cantidad y calidad de los servicios. Esta alternativa para vacacionar ofrece, frente a las casas quintas, una ventaja más marcada en cuanto a la reducción de costos cuanto mayor es la estadía y se ven cada vez más promociones. Tal es el caso de un complejo de Pueblo Andino, que para los inscriptos al maratón que se llevará a cabo este 17 de noviembre, les ofrece una tarifa diaria de 290 pesos por pareja, 60 pesos más barata que la normal.

A diferencia del turismo de las mal llamadas casas de fin de semana (que ahora se rentan como mínimo por quincena o mes completo), los usuarios de estos alojamientos más "de paso", reservan con un poco menos de antelación. "Hasta ahora vienen flojas, sólo tengo algunas reservaciones parciales para enero, siendo que en años anteriores a esta altura ya estaba más completo. Es extraño, aunque estoy trabajando bastante bien, hasta ahora no he tenido problemas y se sabe que para febrero la anticipación es más lenta", comentó a La Capital Carlos Gazzaniga, propietario de las cabañas Paraíso de Esther, en el pueblo homónimo.

Complejos. Un complejo con diversidad de alternativas para la recreación es el Campo Timbó, ubicado en el kilómetro 354 de la ruta 11, también en Oliveros, que ofrece casas de diseño, bungalows, cabañas, tres restaurantes, paseos acuáticos con pesca y safari fotográfico y cabalgatas guiadas. Los atractivos que prestigian este lugar son el spa, sus piletas y pozones termales, el club house y de golf, entre otros.

Otro paraje muy completo es Carcaraes, también en Oliveros, que ofrece dentro de un predio de 30 hectáreas varias opciones de alojamiento y comprende múltiples actividades, desde las tradicionales caminatas y cabalgatas, hasta paseos en lancha, excursiones de pesca, kayak, fogones, juegos de salón, salas de lectura y cine. También tiene pileta cubierta, otra con yacuzzi y otra de campo, masajes, canchas de tenis y voley. El complejo cuenta a su vez con Neike, un parque de aventuras que ofrece, entre otras cosas, una tirolesa sobre el río Carcarañá.

Perfil del visitante. En los casos de estos complejos, la mayoría de los visitantes son de Buenos Aires y de Rosario, que completan hasta un 90 por ciento de la ocupación.

En general se trata de familias de clase media, que pueden aprovechar para disfrutar de la naturaleza y de los servicios, que permiten que los más chicos estén entretenidos y que los padres a su vez se puedan relajar", comentó a La Capital Matías Fantín, referente de Carcaraes.

Las tarifas en lugares como estos dos últimos complejos varían de acuerdo al acceso a las actividades, aunque en promedio, sólo una habitación doble cuesta casi 500 pesos diarios y, por ejemplo, una cabaña para seis personas oscila en los 1.300 pesos básicos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS