Edición Impresa

Los candidatos para dirigir a Newell's: la táctica del Tigre y el Toto

Los técnicos preferidos por los directivos leprosos para suceder a Alfredo Berti tienen matices en cuanto al esquema de juego. Comparten el sello ofensivo y, a la vez, toman recaudos.

Lunes 28 de Abril de 2014

Gareca apuesta a un esquema clásico donde hay un enlace

Ricardo Gareca es uno de los técnicos apuntados por la comisión directiva rojinegra para suceder a Alfredo Jesús Berti. El Tigre está de viaje por Europa y regresará al país a mediados de semana. Allí seguramente será contactado por los dirigentes leprosos, donde le harán llegar el interés por sumarlo. Si bien se trata de una negociación por demás de compleja porque no le faltarán ofertas de clubes o selecciones, en los llamados preliminares que hubo desde el Parque el DT jamás emitió un no rotundo. Más allá de la suerte que corra el Operativo Tigre, vale la pena repasar qué prende el entrenador de sus equipos.

Respecto a lo futbolístico Gareca reúne el perfil de entrenador que quieren los dirigentes rojinegros. Es una persona seria, de bajo perfil, que no suele irse de boca ni se mete en terrenos ajenos a la pelota. Lo suyo pasa por el trabajo serio con los dirigidos y tiene un lenguaje directo para llegarles a los jugadores. Desde lo táctico no se complica la vida. Pone la mesa en la cocina, el placar en la pieza y la bicicleta en el cuartito del fondo. Lo más exitoso de su carrera como DT estuvo en su extenso y productivo reciente paso por Vélez, donde obtuvo cuatro títulos locales y además peleó la mayoría de los torneos que jugó.

En Liniers logró armar equipos confiables y cumplió otro atributo que Newell's pone por encima de todo. Les dio rodaje a los juveniles, los supo rodear de jugadores experimentados y generó que varios valores de la cantera sean codiciados por importantes clubes del exterior.

Desde lo táctico prioriza el buen trato de balón, pero considera que la tenencia sólo sirve si es efectiva y están dadas las condiciones para no arriesgar más de la cuenta. No se ajusta a un sólo esquema táctico, pero cuando puedo elegir prefiere poner cuatro defensores, tres volantes, un armador y dos delanteros.

No hay dudas de que Gareca es un entrenador confiable, que tiene la experiencia necesaria para estar al frente de un equipo como Newell's, que por pasado reciente necesitará estar al menos en el lote de protagonistas del torneo que viene y mantener el prestigio que supo ganar. Contratarlo es una empresa difícil, no imposible.

Berizzo utiliza un doble cinco y ataca con tres delanteros

A la misma altura que el interés por Ricardo Gareca, aparece el nombre de Eduardo Berizzo como el otro gran candidato a seducir para que tome las riendas del primer equipo leproso. Un dato que distingue al Toto del otro postulante al cargo es que tiene un promisorio pasado rojinegro como jugador, siendo dentro de la cancha uno de los protagonistas del exitoso equipo que condujo técnicamente Marcelo Bielsa en el parque Independencia. La actualidad encuentra al ex distinguido defensor al frente a O’Higgins, equipo chileno que el próximo sábado deberá afrontar la Súper Copa ante Deportes Iquique. Recién luego de ese partido el Toto viajará a Rosario para resolver cuestiones personales y atenderá en persona a los directivos de la Lepra, donde escuchará la propuesta y entregará una respuesta. Su actual club desea retenerlo, además lo quieren Universidad Católica y la U de Chile, entre otras instituciones. Así la Misión Toto no es para nada sencilla. Más allá de la cuestión extra juego, vale preguntarse: ¿Cómo juegan tácticamente sus equipos?

Berizzo logró que O’Higgins se tutee de igual a igual con los poderosos de Chile como la Católica, la U y Colo Colo. Fue campeón trasandino y por ello ganó el derecho de disputar la Súper Copa de Chile el próximo sábado. Desde lo táctico su propuesta es de ubicar cuatro defensores, dos volantes de contención, un armador por el centro y tres delanteros, con la salvedad de que dos son externos y tienen la obligación de retroceder por sus respectivos laterales para colaborar en la recuperación de la pelota. El equipo tiene una propuesta ofensiva, pero por sobre todas las cosas prioriza el equilibrio. Busca no desordenarse en su afán de ir hacia adelante.

“Es un técnico que le gusta que su equipo presione y marque en todos los sectores. Pero toma recaudos y prioriza el equilibrio. En O’Higgins apostó por varios jugadores juveniles, les dio continuidad y le rindieron. También aprovecha a los jugadores de experiencia”, le contó a Ovación Ricardo Obando, redactor del diario El Rancagüino, de Rancagua.

El Toto tiene como uno de sus sueños dirigir a Newell’s, pero habrá que ver si lo cumple ahora o patea la pelota para delante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS