Edición Impresa

Los botones de pánico que instalarán en los colectivos a partir de mayo tendrán triple monitoreo

La medida fue acordada con el gremio que nuclea a los choferes (UTA) y busca solucionar problemas de inseguridad. El alerta será recibida en el municipio, la empresa prestataria y el 911. 

Sábado 28 de Marzo de 2015

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, confirmó a LaCapital que a partir de mayo el botón de pánico instalado en los colectivos tendrá un triple seguimiento: sonará en alguna de las tres concesionarias del transporte (La Mixta, Semtur y Rosario Bus), en el centro municipal de monitoreo y en la central del 911, donde además se despachará el patrullero más cercano al incidente que se visualiza por GPS. Un proyecto de ordenanza presentado en el Concejo Municipal busca enlazar los alertas directamente con la central municipal, como ocurre en la capital provincial.

Luego de varias reuniones con la Unión Tranviarios Automotor (UTA), las concesionarias, el Ministerio de Seguridad santafesino y la Intendencia acordaron una serie de medidas para reforzar la vigilancia en las unidades de transporte.

Una de ellas es la instalación de 60 cámaras de video a bordo de los ómnibus y un control a tres pantallas de los alertas que hagan los colectiveros.

"El proyecto para que se vea directamente está en marcha y se está trabajando técnicamente para que lo visualicen en el 911. Si el chofer acciona el botón de pánico a bordo de la unidad, entonces el alerta será visualizado no sólo en la empresa, sino también en el centro de monitoreo municipal y en la central que opera el Ministerio de Seguridad santafesino, que en definitiva es el encargado de dar una respuesta", indicó Seghezzo.

La decisión de este triple control se aprobó luego de varias reuniones con la UTA, en donde además quedó descartada la idea de un operador policial en el centro municipal de videovigilancia.

Y si bien quedan informados en pantalla los operadores de las concesionarias y agentes municipales, el enlace directo con el 911 le permitirá al operador analizar y decidir qué patrullero está más cerca del lugar del hecho, para despachar el servicio de acuerdo a su ubicación vía GPS.

El funcionario adelantó que ya se está implementando una plataforma web donde se cargarán todos los datos, junto a la licitación integrada de GPS de taxis y colectivos para mayo, donde está incluido el control triple de los botones de alerta.

Controversia. Mientras tanto, y tras un relevamiento efectuado en las tres empresas del transporte urbano de pasajeros, el concejal radical Sebastián Chale solicitó que los botones de pánico sean monitoreados directamente por el centro de monitoreo municipal y no por las empresas, para "garantizar que se controle el accionar de la policía".

El botón de pánico a bordo de los colectivos funciona en Rosario desde hace 5 años, pero el alerta es recibido por las concesionarias y, según el concejal, con un nivel de cumplimiento "dispar".

En medio de los anuncios de la implementación de cámaras de seguridad a bordo de unas 60 unidades del sistema local, el funcionamiento de los botones de pánico quedaron en medio de interrogantes.

En la ciudad de Santa Fe el método de enlazar la puesta en marcha del alerta con un centro de monitoreo municipal en conexión con la policía permitió detener a 41 personas en diez meses. (ver aparte)

"Teniendo en cuenta la violencia creciente en un servicio público que depende del municipio, creemos que este sistema no puede ser derivado ni a las empresas de transporte ni a la provincia. La Municipalidad debe acceder a un reporte en tiempo real, monitorear de manera directa el funcionamiento de los botones como modo de controlar a la policía, determinando cuál es su capacidad de respuesta, a cuántas de las activaciones asiste, cuál es el tiempo de demora y cómo responden los diferentes actores de la seguridad", explicó Chale.

En mayo de 2010, luego de una seguidilla de robos violentos, el Ejecutivo anunció la implementación a corto plazo de botones de pánico en las unidades, a partir de una alarma que el chofer podría apretar y titilar en la pantalla de la empresa, con la posibilidad de conectar a la policía.

"Lo que nos dicen los choferes es que muchos botones no funcionan y no se arreglan, que los operadores de las empresas no están capacitados y muchas veces no dan respuesta a tiempo y que, por ende, los auxilios llegan tarde o no llegan", indicó Chale.

La crítica fue relativizada por Seghezzo, quien señaló: "Nunca hemos tenido un reclamo en este sentido, nunca tuvimos un planteo gremial, habría que consultar a la UTA. Funciona bien".

El funcionario fue más allá y destacó que "es aconsejable, antes de presentar algún proyecto, consultar al Ejecutivo. Estamos disponiendo del control coordinado entre policía y municipio con un comando unificado como teníamos con Gendarmería".

En el proyecto de ordenanza presentado por Chale y su par de bancada María Eugenia Schmuck se solicitó que no sólo se realice esta conexión, sino que se exigió un relevamiento oficial para conocer cuántas empresas y unidades tienen hoy el dispositivo instalado y operativo.

Además solicitaron conocer datos minuciosos sobre delitos en el transporte urbano: líneas más afectadas, horarios y puntos más conflictivos, tipos de incidentes registrados (robos, rotura de unidades), y también cuántos de estos hechos tuvieron lugar en situaciones de partidos de fútbol y otros eventos de concurrencia masiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario