Edición Impresa

Los apagones no dan tregua, a pesar de que la ola de calor se tomó un descanso

La liberación al tránsito vehicular y peatonal en Salta al 2110 duró menos de 24 horas. Vecinos y comerciantes montaron un piquete para exigir que volviera la luz al barrio.

Sábado 25 de Enero de 2014

La liberación al tránsito vehicular y peatonal en Salta al 2110 duró menos de 24 horas. Tras casi seis meses de cierre de la cuadra para facilitar las tareas de demolición de las estructuras que quedaron en pie tras la explosión del 6 de agosto, ayer los vecinos y comerciantes montaron un piquete en la esquina de Salta y Oroño para exigir que volviera la luz al barrio.

   “Vengo a las 7 a abrir el negocio y lo encontré a oscuras. Sabemos que cortar no es lo mejor, pero no nos queda otra”, dijo extenuado Mariano Nardi, el dueño del bar Malos Conocidos, quien junto a otros residentes de la zona colocaron nuevamente los vallados para repudiar el mal servicio de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Otros cortes produjeron grandes apagones en el macrocentro y el apagón hasta dejó sin atención al público a las oficinas de la Administración Provincial de Impuestos (API).

   Lo cierto es que la reapertura del tránsito en Salta al 2100 duró lo que un suspiro. “Veinticuatro horas sin luz son suficientes. Tuvimos que tomar esta medida ante la falta de respuestas de la EPE. Ya el 26 de diciembre se me quemó la heladera, ahora me cansé de llamar y nadie me atendió. Cortar el tránsito no es lo mejor, pero al menos alguien nos escucha y se apiada de nosotros”, indicó Nardi a La Capital.

   El dueño del bar que acompaño y ayudó activamente tras la tragedia de Salta 2141 ahora sufre los cortes de luz en su doble condición de comerciante y vecino. “Vivo en el 2136 de Salta y la liberación al tránsito nos daba vida dentro de todo lo morboso que es esto, pero no podemos trabajar así, vine a abrir el negocio a las 7 y todo estaba igual, tuve que tirar la comida, no se banca más. Está claro que ahora no es por la ola de calor y el exceso de consumo, si hoy (por ayer) no existe un aire acondicionado prendido. Le pedimos disculpas a la gente y a los que pasan en auto. Todos queremos volver a laburar y no estar parados acá”, dijo Nardi y agregó: “Tengo un chico recién nacido, perdí toda la mercadería, la verdad es que me colmó la paciencia esta gente de la EPE. Si no es la luz es el gas, y si no es otra historia, y vos mientras tanto te fundís, porque el alquiler te lo siguen cobrando y la luz también”.

   Cristina vive en el 2073 de Salta. “Esto es algo de locos, tuve que tirar todo lo que tenía en la heladera, te toman para la joda, porque dicen un horario para terminar los arreglos, lo cambian y no cumplen. Se están riendo de todo, no entendemos nada. Nos vamos a tener que quedar acá hasta que se dignen a rehabilitar la luz. Es una locura, hay gente mayor en los edificios”, indicó la vecina.

   El apagón se extendía hacia el centro, pero ya por Salta, a la altura de Alvear no había servicio eléctrico y muchos comerciantes optaron por cerrar sus puertas.

Otra vez. La zona de Dorrego y Tucumán volvió ayer a constituirse en un nuevo epicentro de los cortes de luz. Y nuevamente, los vecinos interrumpieron la circulación en esta esquina, con la consiguiente congestión en el tráfico por el macrocentro. Algunos, indignados, refirieron que el corte se prolongaba desde el martes.

   Muchos de los comercios por Tucumán tenían en sus puertas el rugido ensordecedor de los generadores eléctricos. Pero otros optaron directamente por cerrar.

   Las oficinas de la API (Tucumán 1853) debieron suspender la atención al público, y el profundo y amplio local tributario quedó como la boca de un lobo. Algunos empleados optaron por salir a la vereda. Por si algún desprevenido no se había dado cuenta, un improvisado cartelito rezaba: “Por falta de energía no se atiende al público. Disculpe las molestias”.

   Los cortes de energía afectaron ayer a seis grandes zonas de la ciudad, en tres de ellas el apagón se había generado un día antes, básicamente por problemas en la red de media tensión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS