Edición Impresa

Loga, un corazón gigante

Logaritmo logró imponerse a Universitario SF por un ajustado 20-19, logrando de esa manera clasificarse a la Zona Campeonato del Regional después de diez años.

Domingo 09 de Junio de 2013

De repente la tarde se tiñó de bordó. El pitazo final de Dlugovitzky cerraba el capítulo de una historia, ya que Logaritmo logró imponerse a Universitario SF por un ajustado 20-19, logrando de esa manera clasificarse a la Zona Campeonato del Regional después de diez años.

   “Esperábamos un partido cerrado y fue una verdadera batalla, por lo que quiero destacar el trabajo de todo el equipo, que nunca bajó los brazos. Cometimos muchos errores, que habrá que trabajarlos, pero por suerte alcanzamos el objetivo”, destacó Mauricio Stummvoll, el capitán de Loga, tras el partido.

   El conjunto santafesino golpeó primero, con un penal de Louterio, pero la respuesta inmediata del dueño de casa con el try de Cañas tras una muy buena jugada de Bassi, dejó por sentado que a Universitario le iba a costar mucho llevarse una victoria de Ibarlucea.

   Si bien fue un encuentro de dientes apretados, de los dos equipos fue Logaritmo el que más intentó arriesgar, diferenciándose del mezquino juego del visitante, que abusó del maul, scrum y line para imponer el físico de sus forwards, mayores en tamaño y peso. Aún así, los delanteros matemáticos se las ingeniaron para no perder esa batalla y equilibrar las acciones.

   En el arranque del complemento Logaritmo sufrió el avasallamiento de los santafesinos, quienes aprovecharon su levantada para sumar a través del pie de Louterio.

   Pasado el cuarto de hora, Universitario pasó a ganar 19-13 y cuando todo era oscuridad, apareció una luz de esperanza. A los 20’ el pilar Matías Massafra llegó al ingoal desbordando como un wing por una de las puntas, coronando una excelente jugada colectiva llena de pases. La conversión de Hernández puso a Loga al frente por apenas un punto cuando restaban por jugar casi veinte minutos.

   Apenas cinco después, Universitario tuvo un penal que resultó polémico, ya que tras el envío de Louterio uno de los linesman levantó la bandera pero inmediatamente la bajó, a la par que Dlugovitzky no lo dio por válido, más allá de las quejas de los santafesinos. De allí hasta el final fue otro partido.

   El desenlace fue dramático. Universitario, urgido, salió decidió a dar vuelta la historia pero se encontró con una muralla bordó que, con mucho corazón, hizo un culto del tackle.

   Ya en tiempo de descuento, Louterio tuvo una nueva chance pero su remate salió desviado, sellando la suerte del matemático que, después del susto, desató el merecido festejo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario