Edición Impresa

"Lo veo muy nervioso a Lifschitz", aseguró la edila radical María Eugenia Schmuck

Hacia el 2015. "La candidatura de Barletta está generando mucho entusiasmo entre los radicales y eso no es una buena noticia para el PS", dijo la concejala.

Lunes 17 de Noviembre de 2014

La concejala radical María Eugenia Schmuck aseguró que lo ve "muy nervioso" al ex intendente Miguel Lifschitz (Partido Socialista) y atribuye esa intranquilidad del ex intendente a que la Unión Cívica Racial (UCR), junto con otros partidos del Frente Progresista, está conformando un espacio competitivo capaz de romper la hegemonía socialista tanto en la ciudad de Rosario como en la provincia.

"Por primera vez en mucho tiempo lo veo muy nervioso a Lifschitz. A lo mejor él pensaba que tenía la interna ganada, que era un mero trámite, y ahora observa que la candidatura de Mario (Barletta) está generando mucho entusiasmo entre los radicales y eso, obviamente, no es una buena noticia para el sector del socialismo que representa", declaró Schmuck, quien la semana pasada ratificó su intención de ir por la reelección de su banca en el Concejo Municipal rosarino en un acto de lanzamiento que contó con la presencia de casi todos los sectores de la UCR local y de la provincia.

La concejala radical invirtió los conceptos argumentales que asestó Lifschitz cuando, después de que Pablo Javkin lanzara su precandidatura a intendente, lo acusó de propiciar un vaciamiento ideológico dentro del Frente Progresista. "En realidad, la burocratización de las gestiones en Rosario desideologizó al socialismo y Lifschitz es uno de los responsables", contraatacó Schmuck en diálogo con LaCapital.

Para sustentar sus afirmaciones, Schmuck consideró que esa "desideologización" fue promovida por la falta de renovación de dirigentes del socialismo, lo que, a su juicio, ha provocado un "agotamiento" de la gestión, sobre todo en la Municipalidad de Rosario.

"Si uno se fija bien, los mismos dirigentes andan dando vuelta por las listas de candidatos desde hace muchos años. Van rotando de lista en lista y de cargos en cargos. No tienen renovación y les molesta cuando otros, en este caso Pablo (Javkin), se los plantea", puntualizó.

Para la concejala de la UCR, Lifschitz también se pudo haber "molestado" porque Javkin lanzó su precandidatura a intendente de Rosario para competir en la interna del Frente Progresista con la intendenta Mónica Fein, quien se presentará a la reelección. "Fein, dentro de la interna socialista, responde más a Lifschitz que a Binner o a Bonfatti", conjeturó.

"Las dos precandidaturas, la de Barletta y la de Javkin, obviamente lo pusieron nervioso (a Lifschitz). No hay que temerle al debate interno y mucho más en un partido que lleva 25 años gobernando Rosario. La alternancia es uno de los signos vitales de la democracia", subrayó.

Schmuck admitió que su objetivo electoral para las internas de 2015 es liderar la lista de concejal por un sector del Frente Progresista que agrupe a la mayoría del radicalismo, pero que también se nutra con la Coalición Cívica-ARI, el vector socialista enfrentado al oficialismo que encarnan Lifschitz, Fein, Hermes Binner y Antonio Bonfatti.

"Seguimos con la idea de armar un contrafrente dentro del Frente Progresista. Estamos en permanente contacto con Javkin, Miguel Zamarini, Rubén Giustiniani y otros sectores que integran el frente. El objetivo es tejer acuerdos amplios que se traduzcan en fórmulas competitivas", dijo, y aventuró que todo ese armado se podría cristalizar antes de fin de año. "Pero falta tiempo todavía y todo está en discusión", añadió.

Cuando el fin de semana pasado lanzó su precandidatura a concejal, la mayoría de las referencias radicales se dieron cita en el acto de lanzamiento, como el propio Barletta y el diputado provincial Maximiliano Pullaro. Y hasta hubo una presencia que sorprendió: la de su compañero de bancada Jorge Boasso, quien no forma parte de las discusiones del armado del "contrafrente" y analiza ir como candidato a intendente por fuera del Frente Progresista.

"Con Jorge (Boasso) nos tenemos mucho respeto y hemos construido una relación personal, más allá que un futuro cercano nuestros caminos políticos vayan por separado", cerró la concejala.

La UCR debate sobre el futuro del FAU

Autoridades, legisladores y candidatos a gobernador del radicalismo se reunirán hoy en un exclusivo club náutico de la localidad bonaerense de San Fernando para debatir sobre sus posturas políticas respecto de un armado electoral con miras a los comicios del 2015.

En medio de los entredichos entre dirigentes radicales y de otros espacios de la oposición por las propuestas para construir una alianza entre el Frente Amplio Unen y el PRO u otras fuerzas en el interior del país, la reunión de hoy buscará poner en claro los posicionamientos de cada dirigente y podría generar algunos "llamados de atención" por las declaraciones que se realizaron en forma particular.

Fuentes de la UCR señalaron que el encuentro de hoy será "absolutamente cerrado" para dar lugar "a un debate interno" pero aclararon que no tendrá carácter resolutorio.

En ese marco, el diputado nacional Ricardo Alfonsín señaló ayer que "el único órgano para definir políticas de alianzas es la convención nacional" del partido, cuya fecha aún no fue definida y remarcó que "el presidente del partido (el senador Ernesto Sanz) tampoco tiene competencia para eso".

Alfonsín señaló que "no hay ninguna posibilidad de que prospere que el PRO sea parte de Unen" y fustigó a Sanz por sus declaraciones acerca de que el macrismo debiera formar parte de la interna del FAU al sostener que el dirigente mendocino "tiene que acordarse que, además de candidato, es el presidente de la UCR".

"Mañana (por hoy) en todo caso habrá un debate", añadió en diálogo con radio Nacional Rock y respecto de los posicionamientos de los distintos dirigentes remarcó que "esta cuestión debe ser saldada ya en el seno de Unen".

La reunión se realizará en un club náutico de San Fernando, un partido gobernado por el massista Luis Andreotti.

Del debate interno participarán "los principales dirigentes de todo el país" y los "candidatos a gobernadores" de la UCR, añadieron las fuentes.

En medio de las disputas de las fuerzas políticas que conforman el Frenta Amplio Unen, varios dirigentes comenzaron a armar acuerdos en las provincias con apoyo del macrismo o el massismo.

Pero la posibilidad, admitida incluso recientemente por Sanz, de ir a una interna con el jefe del PRO para definir una eventual candidatura presidencial recalentó la polémica dado que en el radicalismo hubo varios espacios que le cerraron la puerta a cualquier tipo de acuerdo con el macrismo a nivel nacional.

Dos radicales, Sanz y el ex vicepresidente y diputado nacional Julio Cobos, figuran entre los precandidatos presidenciales del Frente Amplio Unen junto al socialista Hermes Binner, el senador de Proyecto Sur Fernando Pino Solanas y la diputada de Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario