Edición Impresa

Lo sorprendieron cuando llegaba a su casa y le robaron hasta el auto

Una nueva entradera en barrio Industrial. Actuaron tres ladrones. Fue el lunes a la noche y revisaron la casa dos horas y media para llevarse ropa, dinero y electrodomésticos. El vehículo apareció ayer.

Miércoles 23 de Julio de 2014

Un hombre de 34 años fue asaltado el lunes a la noche por tres ladrones armados que irrumpieron en su casa de la zona norte cuando acababa de guardar el auto en el garaje. Los hampones maniataron a la víctima durante dos horas y media en las cuales recorrieron la vivienda en búsqueda de dinero en efectivo. Finalmente, cargaron electrodomésticos, artículos electrónicos, ropa y algo de dinero en el Chevrolet Cruze de la víctima en el que huyeron y apareció intacto ayer al mediodía.

El atraco ocurrió el lunes a las 22.30 en una casa de Bensuley al 100, un pasaje angosto y tranquilo que se extiende por tres cuadras entre Junín y Humberto Primo, en el barrio Industrial. A esa hora llegaba de su trabajo Julián D. Según relató ayer a este diario un familiar de la víctima, el joven de 34 años guardó su auto en la cochera y cuando se disponía a cerrar el portón de calle fue abordado por tres hombres armados a cara descubierta.

A punta de pistola, los hampones le dijeron a Julián que tenían la casa "marcada" y que no intentara nada. El muchacho abrió otra puerta interna que estaba cerrada con llave y desconectó la alarma. Acto seguido los ladrones le pusieron una toalla en la cabeza, lo ataron de pies y manos con cinturones y cordones, y lo dejaron sentado en el living mientras recorrían la casa.

"Le preguntaban por los dólares, como dando a entender que sabían que había plata en casa. Incluso le pegaron un par de culatazos y algunas piñas, nada grave. Pero no había dinero", contó el familiar entrevistado, y agregó que los ladrones se comunicaban mediante un handy con alguien que al parecer los esperaba afuera. "Le dijeron que ellos trabajaban con la policía y que tuviera mucho cuidado con lo que iba a denunciar".

Voces. Con Julián inmovilizado, los hampones revisaron la casa durante dos horas y media. "Evidentemente no le creyeron que no había plata", evaluó su pariente. Durante ese lapso, según el testimonio, el muchacho oía diálogos que parecían provenir de la vereda.

"En un momento escuchó que los ladrones tenían problemas para arrancar el auto. Al parecer estuvieron unos 15 minutos hasta que arrancaron y se fueron en el auto", relató el familiar, y detalló parte del botín: "Todos los aparatos que puede haber en una casa; dos televisores LCD, una notebook, el horno a microondas. El se quedó sin ropa, se llevaron todo. También el celular y algunas alhajas". Cuando Julián dejó de oír el movimiento de los hampones, se zafó de las ataduras y fue hasta lo de un vecino.

Intacto. Según la denuncia policial, además los delincuentes se llevaron una pistola y huyeron con el botín en el Chevrolet de la víctima, que apareció ayer al mediodía a unas diez cuadras de la casa. "Un vecino vio el auto abierto y con las luces encendidas. Se fijó si había alguna documentación y se comunicó con nosotros. Por suerte estaba intacto, aunque sin las llaves", reseñó.

En ese contexto, el joven consultado sostuvo que se está tornando cada vez más difícil vivir en ese barrio en lo referido a la seguridad. "Es imbancable, esto es una zona liberada. Mi familia vive acá desde hace décadas, esto cambió mucho y está cada vez peor", sostuvo en alusión a casos similares a este y otro tipo de robos, como los arrebatos, que "son cosa de todos los días".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS