Edición Impresa

Lo procesan como coautor del homicidio de un adolescente

Un hombre de 30 años está acusado de manejar el vehículo desde el cual partieron los disparos que hace cuatro meses mataron a Jairo Trasante.

Martes 03 de Junio de 2014

Un hombre de 30 años fue procesado como coautor del homicidio de Jairo Trasante, un adolescente asesinado el pasado 2 de febrero luego de una gresca iniciada en un pub céntrico que se extendió hasta la calle. Para el juez de Instrucción Nº 7, Juan Andrés Donnola, hay pruebas suficientes para enviar a juicio a Ramiro Urrutia, un joven de la ciudad de Pérez que habría estado al volante del Renault Sandero negro sindicado como el vehículo desde el cual partió el disparo mortal.

Jairo tenía 17 años y era hermano de Jeremías Trasante, una de las víctimas del triple crimen de villa Moreno ocurrido en 2012. La madrugada del domingo 2 de febrero había ido a bailar con amigos a Chiringo, un local ubicado en Dorrego al 1000 (ver aparte). Sobre las 5.30, a la hora del cierre, se armó una pelea entre dos grupos de jóvenes que incluyó trompadas y piedrazos. En esas circunstancias Jairo resultó golpeado —un testigo indicó que le pegó un patovica— y entonces un amigo lo subió a su moto para llevarlo al hospital Provincial.

Persecución. Según declaró el amigo en cuestión, en Montevideo y Roca se percató de que un vehículo negro los seguía a gran velocidad. El joven dobló hacia el norte y antes de llegar a Zeballos sintió un disparo. Al darse vuelta, ya por Zeballos, vio cómo quien iba como acompañante en el rodado sacaba una pistola cromada y tiraba.

En ese momento Jairo fue alcanzado por una bala en la espalda. Su amigo siguió hasta Zeballos y Dorrego, donde lo bajó de la moto malherido y comenzó a pedir ayuda. Trasante fue trasladado al Heca, donde falleció.

A partir de diversos testimonios, unos 20 días después fue detenido Ramiro Urrutia en una vivienda de Las Heras al 1000 de Pérez. En ese procedimiento fue incautado en un taller de chapería un Renault Sandero propiedad de su familia, apuntado como el vehículo empleado en la mortal persecución.

Al ser indagado, Urrutia se desligó del hecho ya que si bien admitió ir cada tanto a Chiringo, negó haber asistido esa noche y dijo que nunca había ido al bar en ese vehículo. Sin embargo, Donnola remarcó que hubo testigos que dijeron haber visto esa noche tanto al acusado como al rodado en el lugar.

Suficientes. En una extensa resolución conocida ayer, el juez consideró tener "más que suficientes elementos de convicción" para procesar a Urrutia como coautor del homicidio. Entre ellos, la "declaración categórica" del amigo de Jairo sobre la persecución y los disparos que partieron de un Sandero color oscuro, "hecho corroborado por una cámara de vigilancia de una droguería que refleja nítidamente esa imagen de persecución y disparo hacia los que iban en la moto".

El secuestro del vehículo en Pérez, luego de rastrear un anónimo que mencionaba a Urrutia, arrojó más datos valiosos para el juez. En el taller de chapería donde fue hallado refirieron que las roturas del Sandero obedecían a piedrazos, lo cual concuerda con testimonios que lo indicaron como uno de los vehículos alcanzado por las piedras de la gresca frente al pub.

"Las pruebas acopiadas —dice el fallo— indican que el vehículo tiene absoluta semejanza con el que persigue a la moto y que resulta observado por la cámara y es descripto por el testigo presencial del hecho".

En este marco, Donnola resolvió procesar a Urrutia como coautor de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y dispuso que siga detenido. Pero además dispuso continuar con la investigación de lo ocurrido frente al pub en los incidentes previos a la mortal persecución por la cual aún no fue identificado el autor material.

Otra marcha

A cuatro meses del crimen de Jairo Trasante, familiares y allegados volvieron a marchar ayer a la tarde en reclamo por el esclarecimiento del caso, por el cual aún no fue identificado el autor material. Los participantes se reunieron frente al pub de Dorrego al 1000 donde se originó la gresca fatal y desde ahí fueron caminando hasta Tribunales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario