Edición Impresa

Lo mataron de un escopetazo cuando escapaba tras robar en una rotisería

Otro homicidio en las calles de Tablada. Facundo Paré tenía 18 años y varios antecedentes. Se desconoce quién le disparó la madrugada de ayer en Esmeralda al 3900.

Viernes 31 de Enero de 2014

"Antes en esta zona teníamos muertos por las peleas entra bandas, por la droga o por lo que fuera. Ahora tenemos a estos pibes que son unos rateros y nos quieren robar en nuestras propias casas. Así, por una cosa u otra, seguimos teniendo pibes muertos". Arropada por el anonimato, una mujer de Esmeralda al 3900 ofreció su visión de las cosas tras la muerte de un chico de 18 años ganado por el delito. Según la versión oficial, Facundo Elías Paré ingresó la madrugada de ayer en una rotisería de Esmeralda y Doctor Riva con fines de escruche (robar en ausencia de personas). Y cuando huía a la carrera llevándose algunas prendas de vestir, un vecino lo mató de un escopetazo por la espalda. Nada se sabe sobre la identidad del ejecutante del disparo y tampoco del cómplice del muchacho, que huyó con una cortadora de fiambre y avisó a los familiares del muerto.

Eran aproximadamente las 4.45 cuando dos fuertes detonaciones levantaron de la cama a los vecinos de Esmeralda al 3900, entre Doctor Riva y Presidente Quintana. "Yo escuché dos estruendos bien fuertes que parecían rompeportones. Después gritos de dolor y alguien que pedía auxilio. Cuando salí a la vereda me topé con el cuerpo del muchacho tirado frente al portón", explicó ayer un vecino de la cuadra. Todos los testimonios en el lugar se dieron bajo el mismo patrón: "No me saques fotos ni me filmes porque esta gente (los familiares del pibe asesinado) es muy conflictiva y acá todos tenemos familia". Y con respecto a quien abrió fuego contra Paré, se hizo honor al dicho: "Se dice el pecado pero no el pecador".

Esmeralda al 3900 está en medio de un cuadrado de tierra violenta delimitado por bulevar Seguí, Gutiérrez, Alem y Grandoli. Esa porción de territorio fue, en los últimos 10 años, escenario de peleas entre gavillas que disputaron la venta de drogas y el control de las calles cobrándose varios muertos y heridos. Ese barrio, conocido como Tablada, aporta a la estadística anual de homicidios entre 12 y 15 muertos. Y muchos de los nombres de esas víctimas quedan grabados en rudimentarios grafitis callejeros. "«Alan» y «Lepe», siempre presentes", reza por ejemplo una pintada en Berutti al 4000.

Iniciativa familiar. Allí, en ese barrio, a mediados del año pasado una familia decidió apostar por un negocio de rotisería en el garaje de una casa ubicada en calle Esmeralda, a metros de Doctor Riva. A la casa de comidas la dueña le agregó la venta de algunas prendas de vestir y juguetes. "Era algo que usaba para sumar un rebusque. Podías comprar algo para comer y si te gustaba también tenías unas ojotas", comentó una vecina. Los dueños de la rotisería no viven en el barrio pero la madre del dueño del negocio, una mujer de 85 años, vive en la casa contigua al local.

Hermanos difíciles. A dos cuadras de la rotisería vivía Facundo Elías Paré. Su familia es reconocida en el barrio por las andanzas de su hermano "Catito", quien con 17 años está detenido en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente Rosario desde noviembre pasado y tiene una veintena de anotaciones penales además de haber sido investigado por tres homicidios. Catito marchó preso por la denuncia de una vecina, de 17 años, quien lo acusó de robarle la cartera en Biedma y Berutti. Sin embargo, los vecinos dicen algo que suena paradójico. "El padre de estos pibes labura de albañil. Y labura, no es mentira".

Las últimas horas en la vida de Facundo Paré lo mostraron, según los vecinos del barrio, robando o tratando de vender cosas de dudosa procedencia. "Ayer andaba ofreciendo una camisa nueva y llevaba las zapatillas que nosotros sabemos que le robó a una vecina de la cuadra. Y no eran zapatillas de 2 con 50. Eran señoras zapatillas", recordó otra doña. "Si les gusta salir a chorear que se vayan del barrio. ¿Cómo vas a ir robar un negocio a dos cuadras de tu casa? No tiene códigos", bramó otra vecina. "Todo es muy duro. Si te chorean los querés matar. Pero este pibe tenía 18 años. A la noche tenés que dormir con un ojo abierto porque si quieren, se te meten y roban. No les importa nada", reflexionó un residente de la cuadra.

Por el techo. La versión oficial indica que a las 4.45 de ayer al menos dos muchachos ingresaron a la rotisería rompiendo un ventiluz que da a un patio trasero. La madre del dueño escuchó ruidos y trató de espantar a los ladrones. Encendió la luz de su casa, preguntó a los gritos si había alguien y cuando ya no tuvo recursos llamó a sus parientes. Mientras tanto los ladrones se movieron dentro del local. Uno cargó una pesada máquina de cortar fiambre y Paré tomó algunas prendas de vestir. Luego subieron a la terraza y de allí ganaron calle Esmeralda.

A partir de ese momento el relato tiene un bache hasta que Paré cayó agonizante a media cuadra con un escopetazo por la espalda. Se desconoce si la persona que le disparó lo hizo desde la vereda o desde una terraza. "Se están recabando testimonios. En la escena del crimen se secuestraron tres cartuchos de escopeta calibre 12.70. La víctima recibió cuatro perdigones en la espalda, en la zona dorso lumbar en un radio de 20 centímetros, y tres en la región costal. Quien le disparó lo hizo desde unos 25 o 30 metros, aunque habría que ver qué tipo de escopeta es. El pibe caminó unos 30 metros entre la rotisería y el portón frente al cual murió. Cuando los dueños de la rotisería llegaron el pibe ya estaba muerto", explicó un vocero de la pesquisa en manos del juez de Instrucción Luis María Caterina.

Facundo Paré tenía tres antecedentes policiales como menor de edad y uno como mayor: el pasado 27 de junio por un robo. Su madre y sus parientes llegaron al lugar donde el pibe cayó muerto a los pocos minutos. La madre lo lloró ahí, sobre la vereda, hasta que la mortera municipal lo trasladó. "Así mueren estos pibes", reflexionó uno de los vecinos mirando la imagen en vivo, aunque pareciera que era por televisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS