Edición Impresa

Lo mataron con un certero puntazo mientras dormía en una vivienda

Un joven de 19 años fue asesinado de una puñalada en el pecho ayer a la mañana mientras dormía en una casa del barrio Cabín 9, en Pérez. El crimen ocurrió en circunstancias confusas que...

Jueves 03 de Abril de 2014

Un joven de 19 años fue asesinado de una puñalada en el pecho ayer a la mañana mientras dormía en una casa del barrio Cabín 9, en Pérez. El crimen ocurrió en circunstancias confusas que hasta anoche no se habían terminado de establecer aunque al cierre de esta edición los investigadores buscaban a otro morador de la casa como sospechoso.

Al respecto, el presunto autor no sería un chico de 12 años como inicialmente circuló ayer a la mañana por el barrio y también por algunos medios de prensa, sino un joven mayor de edad que también tendría vinculación con la víctima.

Contexto. Ismael Centurión Báez, de 19 años, fue asesinado de una puñalada ayer a las 7 de la mañana en una casa de Zorzal al 300 del barrio Cabín 9, un sector de la ciudad de Pérez que está separado por una calle de la zona sudoeste de Rosario.

Fuentes policiales comentaron que el muchacho estaba durmiendo cuando fue sorprendido por el ataque, luego del cual se levantó y alcanzó a caminar hasta la cocina de su sencilla casa donde se desplomó malherido y murió.

Las primeras informaciones sobre el caso indicaban que Ismael vivía en esa casa desde hacía aproximadamente un año. Según esta versión inicial, formulada por fuentes allegadas a la investigación, al parecer el joven yesero alquilaba una habitación a la familia que vive allí, compuesta por un matrimonio, hijos y una hermana menor de edad.

Pero a esta versión se sumó otra emanada desde el vecindario. Indicaron que en esa casa viven varios hermanos de distintas edades —mayores y menores— cuyos progenitores han muerto: la madre hace un año y el padre fue asesinado tiempo atrás. Según esta especie, Centurión era el novio de una de las mujeres que vivían en la casa y ayer no estaba claro si convivía en el lugar o se quedaba cada tanto a dormir.

Discordia. La versión que ubicó a Centurión durmiendo en la casa de su novia fue refrendada por un hombre que se acercó a la escena del crimen y dijo a medios televisivos que Ismael había sido asesinado por uno de los hermanos de la chica. Afirmó que se trataba de un niño que tendría "unos 12 o 13 años" y que lo habría matado por celos.

"(Ismael) Se vino a dormir con la piba y lo agarró el hermano. Parece que estaba celoso, no le gustaba, y lo acuchilló y lo mató. Le abrió el corazón", manifestó a Canal 3 este hombre que recordó a Centurión como "un pibe muy trabajador".

Sin embargo, al ser consultadas fuentes allegadas a la investigación el sospechoso que estaba identificado era un familiar de los dueños de casa, aunque no estaba claro si vivía allí o no. De lo que no había dudas es que el prófugo es "un joven mayor de edad", señaló un vocero que se reservó más datos.

"Puede ser que la confusión obedezca a que en esa casa vive una nena de unos 12 años que pudo haber sido el motivo de la discordia que originó el asesinato", sostuvo una fuente vinculada con el caso.

En este marco, al cierre de esta edición lo más claro era que el asesinato de Centurión tenía un sospechoso, que estaba identificado y no es menor de edad. El crimen es investigado por el fiscal de Homicidios Dolosos Damián Cimino con colaboración de la brigada de Homicidios y personal de la subcomisaría 18ª de Cabín 9.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS