Edición Impresa

Lo mataron con un balazo en una discusión en medio de un rancherío

Crimen en la zona sureste de la ciudad. La víctima tenía 28 años y, según los primeros testimonios, mantenía una relación con la mujer de su matador, que está prófugo.  

Miércoles 09 de Julio de 2014

El lunes a la noche tres balazos secos resonaron en un racimo de casillas de chapa y cartón que se levantan en lo que se conoce como villa La Paloma, en la zona sureste de la ciudad. Uno de los proyectiles atravesó el cuerpo de Daniel Casas, de 28 años, quien murió en el acto. Tras ello, una chica de 25 años fue detenida bajo la sospecha de haber participado del crimen aunque no como la autora material. En tanto, anoche los investigadores policiales y judiciales no habían determinado en forma fehaciente la motivación del crimen, pero presumían que podría tratarse de una cuestión pasional y establecieron que el marido de la joven apresada sería el ejecutor del asesinato. Ese hombre, como otro muchacho que también está acusado de haber intervenido en el suceso no habían sido localizados por la policía al cierre de esta edición.

El hecho se desató en un asentamiento de casas humildes que se levanta en un sendero de tierra que es la prolongación de Batlle y Ordónez, en el cruce con calle Hungría, frente al Parque Regional Sur y a unos cien metros de la cascada del arroyo Saladillo.

Una fuente policial señaló que todo se inició a las 23 del lunes en una fiesta de cumpleaños en Villa Gobernador Gálvez. Y los efectivos de la comisaría 11ª, que tiene jurisdicción en la zona donde ocurrió el episodio, reconstruyeron el suceso a partir de los dichos de Maira O., la mujer de 25 años detenida, y de Javier Sebastián E., de 33 años y hermano de uno de los fugitivos.

La chica contó informalmente en la comisaría 11ª (el nuevo Código Procesal Penal de la provincia de Santa Fe no faculta a la policía a interrogar a las personas apresadas) que el lunes a la noche acudió con su esposo, Mariano E., y el hijo de la pareja de 3 años a una casa de Villa Gobernador Gálvez para festejar el cumpleaños del padre de Mariano. Allí compartieron un asado y en medio de la comida el nene "le quemó la campera" a uno de los asistentes a la reunión. El incidente, según la mujer, provocó una discusión que se prolongó la madrugada de ayer en el asentamiento precario donde viven, en la barriada conocida como La Paloma, en el sur rosarino.

Sin embargo, en forma preliminar los pesquisas determinaron que Casas, el muchacho de 28 años asesinado, no había participado de la fiesta de cumpleaños.

Testigo golpeado. La otra versión del hecho la aportó Javier E., quien comentó en la comisaría de Lamadrid al 200 bis que cerca de las 4 de ayer estaba durmiendo en su casilla de chapa cuando escuchó "gritos". Entonces se asomó a un pequeño patio de tierra y distinguió a su amigo (Casas) tirado en el suelo. También vio a su hermano Mariano, a su cuñada Maira O. y a un hombre identificado como Germán que tenía un arma en las manos.

"(Germán) me tiró dos tiros pero no me dio. Entonces me abalancé sobre los tres y en medio de la pelea Germán me pegó dos culatazos en la cabeza", relató en la seccional 11ª. El hombre afirmó "que entre los tres (su hermano, su cuñada y el tal Germán) mataron a Daniel". Lo concreto es que Casas, según el informe del médico policial, recibió un balazo mortal en la cintura que le perforó la cuarta vértebra lumbar y salió por el pubis. Tras el ataque, su vida se apagó en escasos minutos.

A su vez, Javier E. debió ser atendido en el hospital Roque Sáenz Peña de los cortes que sufrió en la cabeza. Tras las curaciones de rigor fue detenido, pero a las pocas horas liberado por disposición del fiscal de la Unidad Epecializada en Homicidios, Adrián Spelta, ya que los investigadores judiciales determinaron que no estaba involucrado en el crimen.

Relación paralela. Sobre los motivos del homicidio, los pesquisas presumían que podría tratarse de una cuestión pasional. Es que, al parecer, la mujer detenida y el muchacho fallecido "mantenían una relación paralela". Los investigadores tampoco habían establecido con qué arma de fuego mataron a la víctima, pero suponían que podría ser un revólver a raíz de que no se recogieron vainas servidas en la escena del hecho.

Ayer a la mañana un cronista de La Capital acudió a la precaria barriada donde ocurrió el homicidio, pero ninguno de los vecinos consultados quiso brindar detalles de lo ocurrido. "No sabemos nada", coincidieron dos hombres que viven cerca del lugar donde cayó muerto Casas, aunque uno de ellos alcanzó a comentar que escuchó "gritos" a la madrugada que lo despertaron.

En tanto, Maira O. quedó detenida en la alcaidía de Mujeres y hoy será llevada a los Tribunales para la realización de la audiencia imputativa tal como lo establece el nuevo modelo penal que rige en la provincia de Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS