Edición Impresa

Lo mataron de dos tiros que no eran para él

Un hombre de 38 años murió ayer a la madrugada como consecuencia de haber recibido al menos dos balazos mientras estaba parado en la puerta de su casa de la zona sur de la ciudad.

Lunes 14 de Abril de 2014

Un hombre de 38 años murió ayer a la madrugada como consecuencia de haber recibido al menos dos balazos mientras estaba parado en la puerta de su casa de la zona sur de la ciudad. Si bien hasta anoche no había muchas precisiones en torno al homicidio, fuentes allegadas a la investigación señalaron que, en función de los datos preliminares, la víctima no habría sido la destinataria de los disparos que terminaron con su vida.

Fuentes policiales señalaron que el hecho ocurrió alrededor de las 23.30 del sábado en inmediaciones de Lamadrid y Flammarión, en jurisdicción de la comisaría 21ª. Según los voceros consultados, Alberto Santiago Fernández se encontraba parado en la puerta de su casa cuando recibió dos balazos al parecer disparados en el marco de una riña de la cual era ajeno. Lo cierto es que el hombre de 38 años, que no contaba con antecedentes delictivos, fue trasladado por allegados en un vehículo particular hasta el Hospital Roque Sáenz Peña, donde ingresó alrededor de las 23.45. Al llegar, el hombre herido alcanzó a comentar que las balas recibidas no eran para él sino para otras dos personas que estaban cerca de su casa. La versión fue luego corroborada por el fiscal de Homicidios Dolosos a cargo de la investigación, Adrián Spelta.

Con dos heridas de arma de fuego en el tórax y otra más en el antebrazo derecho, Fernández fue derivado del Sáenz Peña al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde falleció mientras estaba siendo operado, alrededor de las 0.30 de ayer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario