Edición Impresa

Lo ganaron los violentos

La barra de Central Córdoba arrojó dos bombas de estruendo, el juez lo suspendió y el equipo se hunde. El equipo de Ingeniero Maschwitz lo ganaba 2 a 0.

Domingo 24 de Febrero de 2013

La segunda bomba de estruendo que cayó al campo de juego cerca del primer línea Martín Barrionuevo bastó para que Yamil Possi diera por suspendido el encuentro, a los 13' del complemento, entre Central Córdoba y Deportivo Armenio por la 27ª fecha de la Primera B. El resultado era favorable para el equipo de Ingeniero Maschwitz por 2-0. Por culpa de unos inadaptados el encuentro no finalizó.

Los violentos otra vez coparon la escena. Esos que dicen amar al Charrúa le hicieron un daño muy grande al club y ahora la sanción podría ser dura para la institución de barrio Tablada.

La suspensión se venía venir. La primera bomba cayó a los 35' con el partido 0 a 0. Ahí el árbitro paró las acciones y el cotejo estuvo 7' minutos detenido. Pero tras la segunda bomba, Possi no dudó y lo dio por terminado. "Me aguanto todas las críticas, respeto a todos, pero no me aguanto a los violentos. Hoy perdió Central Córdoba". Así se expresó el volante Nicolás De Bruno, con mucha bronca.

Leandro Armani, el gran refuerzo, repitió: "Tengo mucha bronca porque estamos en una situación complicada. Todo esto me pone muy triste. Cuando me fui el club estaba en otra situación. Hoy es totalmente diferente. Lo que sucedió no puede pasar en un club como Central Córdoba. El plantel está dejando todo para salir y estas cosas no ayudan para nada".

Y uno de los pocos dirigentes que dio la cara fue Américo Enziso: "Esto nos sobrepasó. Es una situación delicada y con la comisión directiva estaremos en reunión permanente para ver las medidas que tomaremos". Con respecto a la continuidad del entrenador Marcelo Vaquero, el dirigente dijo que "tiene el apoyo de la comisión directiva y su contrato es hasta fin de la temporada".

El propio DT también dio su versión: "Esto excede a lo deportivo. La intención de esa gente era que se suspendiera el encuentro. Algo está pasando en Córdoba. Estos hechos nos preocupan mucho. No creo que los que arrojaron las bombas quieran al club. Todo es lamentable". ¿El partido? Lo ganó bien Armenio. Y los violentos.

Possi “Lo suspendí a los 13’ del complemento”

El árbitro Yamil Possi fue contundente: “Lo suspendí a los trece minutos del complemento porque cayó la segunda bomba de estruendo muy cerca del línea Martín Barrionuevo. En el primer tiempo pasó lo mismo a los 35’ y tuvimos que esperar 7 minutos. El partido está suspendido, así pasaré el informe”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS