Edición Impresa

Lo desvinculan de dos homicidios por contradicciones de testigos

Un joven apodado "Satanás" recibió falta de mérito por el doble crimen de Cristian Machuca y Santiago Ruiz, ocurrido en 2012.

Martes 14 de Enero de 2014

Apuntado en al menos tres homicidios, Nicolás "Satanás" P. fue desvinculado de dos de ellos tras recibir la falta de mérito por el doble crimen de Cristián Machuca y Santiago Marcelo Ruiz, ocurrido en barrio Las Flores en 2012. El fallo obedece a que dos testigos del hecho dieron versiones contradictorias y no hubo otros elementos para implicarlo. No obstante, el joven de 18 años sigue acusado en otra causa por el asesinato de Javier Hernán "Búfalo" Gómez, en abril del año pasado en el barrio 17 de Agosto (ver aparte).

El 20 de septiembre pasado la policía allanó varios domicilios del barrio 17 de Agosto buscando a miembros de Los Monos. En forma paralela apresaron a tres acusados de homicidios y uno fue Satanás, en una casa de Melián al 6400. El joven quedó preso por el crimen de Gómez pero luego fue citado por la jueza Alejandra Rodenas que investiga las muertes de Machuca y Ruiz.

Represalia. El 21 de noviembre de 2012 Ruiz y Machuca fueron acribillados en represalia por la muerte de Antonio Silvero, un chico de 16 años al que horas antes habían baleado en la cabeza y el pecho a metros de su casa del barrio 17 de Agosto.

Fuentes del caso dijeron entonces que allegados a Silvero fueron a buscar a Agustín "Bola" A., de 15 años y presunto miembro de la banda de Los Cambichos. Pero al llegar a pasaje 521 y Previsión y Hogar —al otro lado de la Circunvalación, ya en barrio Las Flores— los tiros fueron a otro blanco: Machuca, de 21 años, cayó con siete tiros y Ruiz, de 16, recibió diez.

Contradicciones. Vecinos y familiares apuntaron por el doble crimen a tres amigos de Silvero: Chucky, Cabezón y Satanás, entonces menor de edad. Mientras que en un juzgado de Menores fue imputado Cabezón, en el de Rodenas se acusó a Ariel "Chucky" B., de 18 años, quien obtuvo la falta de mérito porque las dos mujeres que lo habían visto incurrieron en contradicciones que lo beneficiaron.

Satanás fue imputado el año pasado en base a los mismos testimonios que incriminaban a Chucky. Y también fue desligado por idéntico motivo: la contradicción de dos testigos. En su resolución, la jueza señaló que si bien hubo elementos para imputarlo no bastan por el momento para enviarlo a juicio.

Es que una de las mujeres había dicho que vio a Satanás y Chucky, mientras Cabezón iba en moto, pero no pudo precisar quién disparó porque se resguardó con sus niños en una casa. "No vi nada", dijo.

Otra testigo fue más precisa al señalar que Satanás y Chucky entraron armados al pasillo donde fue la balacera. También vio a Cabezón en una moto, aunque lo situó en la esquina y sin arma. Sin embargo, al declarar en el juzgado de Menores dijo que los tres habían disparado contra Machuca y Ruiz.

Como brindó dos versiones contrarias, y ante la falta de otras pruebas, para la jueza "se imposibilita reconstruir lo acontecido, debiendo relativizarse el resultado de los reconocimientos teniendo en cuenta que el encartado vive en el mismo barrio y era conocido por los declarantes". Así, Rodenas le dictó la falta de mérito a P. por doble homicidio agravado por el uso de un arma de fuego.

Acusado por otro asesinato

Desligado de dos homicidios, Nicolás “Satanás” P. aún afronta una acusación por el crimen de Javier “Búfalo” Gómez. Este hombre de 32 años fue asesinado en España y Ceibo la medianoche del 25 de abril de 2013, cuando volvía en moto con una mujer desde la cancha de Newell’s.

A través de testimonios de amigos de la víctima, Satanás fue mencionado en el caso junto a otros jóvenes. Meses atrás, al declarar sobre el hecho en el juzgado de Instrucción Nº 7 a cargo de Juan Andrés Donnola, el joven dijo que no conocía a la víctima y que no recordaba qué hizo el día del crimen.

La muerte de Búfalo fue seguida por otro episodio sangriento. Veinte horas después su amigo Alexis Emanuel “Puflito” Cabañas, de 21 años, fue emboscado y asesinado a balazos cuando volvía del velorio. Si bien fue mencionado en este caso, Nicolás P. no quedó formalmente imputado.

El apodo de Satanás también había sido mencionado un año antes cuando mataron a Jonatan “Jonita” Avalos, el 28 de junio de 2012 en Flor de Ambar y pasaje Melián. Pero si bien habría estado en el lugar, Nicolás P. no fue sindicado por el crimen que sí fue endilgado a su amigo Ramón “Pototo” Portela, de 21 años e implicado además en otros tres homicidios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS