Edición Impresa

Lo condenaron a prisión por amenazar a una joven en barrio Tablada

La pena recayó en Milton César, quien estuvo mencionado en la causa por el crimen de Pájaro Cantero. En su celda en un pabellón de la cárcel de Piñero hallaron seis celulares.

Jueves 05 de Marzo de 2015

Milton César, el joven de 23 años que estuvo mencionado como partícipe del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero y que perdió a un amigo, su hermano y su madre en una feroz venganza a tiros, recibió ayer por primera vez una condena a prisión efectiva. Fue al terminar el juicio en su contra por amenazar con un arma a una mujer en barrio Tablada, durante el desembarco en la ciudad de más de mil agentes de Gendarmería Nacional que en un recorrido por ese barrio presenciaron la escena y lo detuvieron. Ayer le dieron cuatro años y medio de prisión.
  Pese a que su nombre es recurrente en las crónicas policiales, es la primera vez que Milton César recibe una sentencia a prisión efectiva. La dictó el juez Gonzalo López Quintana, que dio a conocer verbalmente su veredicto ayer a la mañana y en una semana informará sus argumentos por escrito. Así cerró el juicio oral en el que el fiscal Fernando Dalmau había requerido para César 6 años de pena y el defensor particular Leopoldo Monteil la absolución o, en su defecto, la aplicación del mínimo legal de 3 años y medio. Los dos esperarán conocer los fundamentos para decidir si apelan, aunque el fiscal dijo estar conforme con el fallo.
  La condena a 4 años y 6 meses de cárcel consideró a César autor de dos delitos de portación de arma de guerra y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego. A la pena de prisión efectiva se le suma la inhabilitación absoluta por el mismo tiempo. Por último, el juez ordenó el decomiso del arma y los proyectiles usados en el hecho. El muchacho está preso en la cárcel de Piñero y, a raíz del atentado que sufrió su familia en 2013, fue trasladado a la audiencia bajo custodia de efectivos encapuchados y con armas largas. Al salir, lo escoltaron a paso rápido hasta el móvil que lo llevaría de regreso al presidio.
  El joven tenía un antecedente de condena en suspenso de 6 meses de prisión por portación de un arma de fuego civil y espera un juicio escrito por resistencia a la autoridad y portación de arma.

Lo vieron justo. El hecho por el que fue condenado ayer ocurrió el 13 de abril de 2014. A las 14.30 el joven merodeaba la zona de Presidente Quintana y Esmeralda, donde esgrimió un arma calibre 9 milímetros y amenazó de muerte a una mujer identificada como Débora R., con quien tendría parentesco.
  En ese momento un móvil de Gendarmería recorría el barrio y le dieron la voz de alto. El joven escapó y se descartó del arma en el patio de una casa de Presidente Quintana 68 bis, pero fue detenido.
  En el juicio César se declaró inocente, pero las pruebas esgrimidas por la fiscalía fueron contundentes: el relato de la víctima, la reproducción del audio de su llamado al 911, el testimonio de cuatro gendarmes y la exhibición del arma secuestrada, con marca y numeración limada, que fue reconocida por la mujer.
  César estuvo detenido por el crimen del ex líder de Los Monos, ocurrido el 26 de mayo de 2013, a raíz de una mención de su nombre. Pero luego fue sobreseído porque no había pruebas en su contra. Al parecer fue implicado por una confusión de su nombre con el de Milton Damario, quien sí resultó procesado. El hecho de que fuera implicado en la causa le costó la feroz venganza en la que su familia fue atacada a tiros por sicarios en motos cuando esperaban la luz verde en el semáforo de Acevedo y Francia a bordo de una camioneta Nissan.
  Producto de los 30 disparos en plena tarde y a metros de una escuela murieron el conductor, Marcelo Alomar, y su hermano Nahuel César, de 24 años. Su madre Norma César quedó parapléjica y murió tras seis meses de agonía. El esposo de la mujer, Claudio Hernández, fue baleado y dos hijos de la pareja,  de 7 y 10 años, resultaron ilesos porque los adultos los cubrieron de la balacera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario