Edición Impresa

Lo condenan a 5 años de prisión por matar en legítima defensa en Baigorria

La pena se acordó en un juicio abreviado y recayó en Federico Luis Massey, de 32 años, hallado culpable del crimen de Ariel Lassaga, de 25, en medio de una pelea el 4 de abril.

Sábado 05 de Julio de 2014

En un juicio abreviado, un hombre de 32 años aceptó pasar el próximo lustro tras las rejas al ser hallado culpable del homicidio de Ariel Rubén Lassaga, un muchacho de 25 años apuñalado en el medio de una pelea desatada la noche del viernes 4 de abril pasado en un humilde barrio de Granadero Baigorria. El acuerdo de partes fue refrendado por el juez penal Juan Carlos Curto y sostiene que el acusado actuó con "exceso de la legítima defensa".

De acuerdo a la información policial que trascendió en un primer momento y que luego fue ventilándose en las audiencias previstas por el nuevo sistema penal, la noche del 4 de abril Lassaga fue herido mortalmente en el cruce de las calles 9 y 12, en un sector hostil del barrio Los Robles, en Granadero Baigorria.

Pedido de peaje. El muchacho, del que no se conocían antecedentes penales, fue interceptado entonces por un desconocido que, según dijeron algunos ocasionales testigos, le pidió dinero "para comprar una cerveza". La versión también fue ratificada en aquella circunstancias por fuentes allegadas a la causa que dijeron que es común que en ese lugar algunos vecinos cobren "una especie de peaje" a quienes pasan por allí.

Sin embargo, ante el insólito pedido Lassaga le negó a quien lo había abordado los 10 o 15 pesos que le solicitaron bajo amenazas y como respuesta fue atacado a golpes de puño originándose una dura pelea. Ante varios testigos, los hombres comenzaron a cruzar trompadas y todo terminó cuando el agresor extrajo un cuchillo y "le tiró dos puñaladas al muchacho, directas al pecho", según sostuvo una fuente policial.

La víctima quedó tendida en el lugar y los vecinos lo trasladaron a la guardia del Policlínico Eva Perón, adonde llegó en estado crítico. Cuarenta y ocho horas después, y a partir de infecciones originadas en las heridas recibidas como consta en el parte emitido por los profesionales del hospital, Lassaga falleció. Según trascendió entonces, el muchacho "no tenía antecedentes penales y no conocía a su agresor", quien fue sindicado por la policía como un hombre "con serios problemas de adicciones".

Se entregó. Una semana más tarde, Federico Luis Massey se presentó en forma espontánea ante la Justicia acompañado del abogado defensor Gabriel Navas. Entonces, en una audiencia imputativa que presidió el juez Gonzalo López Quintana declaró que había participado del hecho pero que actuó "en legítima defensa". En ese marco admitió que peleó con Lassaga y que "le quitó el cuchillo con el cual lo amenazaba y sin darse cuenta, en medio de la pelea, lo apuñaló en el abdomen".

Además de las dos certeras puñaladas, la víctima presentaba golpes y lesiones escoriativas en los cuatro miembros, por lo cual el fiscal Damián Cimino no descartó que el muchacho haya sido agredido por varias personas. Las fuentes, además, agregaron que Massey no presentaba lesiones aunque en su primera declaración dijo haber sufrido "un corte con una botella" en medio de la pelea que sostuvieron "por un hecho anterior" que nunca quedó explicitado.

Ayer, finalmente, tras pasar casi 90 días cumplienod la prisión preventiva dictada por el juez, el abogado de Massey y el fiscal de la Unidad Especializada en Homicidios Dolosos llegaron a un acuerdo en un juicio abreviado que fue refrendado por el juez Penal Juan Carlos Curto. En el mismo se encontró al hombre culpable de un homicidio en exceso de la legítima defensa y lo mandaron cinco años tras las rejas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS