Edición Impresa

Lo asesinaron de cinco tiros tras una discusión

Angel Torrelini, de 27 años, estaba con un hermano que también fue herido. El crimen fue ayer a la madrugada en Empalme Graneros.

Lunes 24 de Febrero de 2014

A las 3.50 de la madrugada del domingo Angel Torrellini, de 27 años, ingresó a la guardia del hospital Centenario con heridas de arma de fuego en el lado derecho del cuello y falleció minutos después. Casi al mismo tiempo su hermano Javier Alberto, de 22, llegó por sus propios medios al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, también con herida de arma de fuego, pero de menor consideración.

Ambos jóvenes fueron baleados en Solís y Ghandi, en Empalme Graneros, y según las primeras versiones el ataque se dio desde una moto pero en el marco de un confuso episodio que incluyó una pelea previa entre uno de los hermanos y un conocido.

Con esta muerte ascienden a 58 las víctimas en homicidios dolosos en lo que va del 2014.

Madrugada violenta. El homicidio se registró alrededor de las 3.15 cuando los hermanos Torrellini se encontraban en la esquina de Solís y Ghandi, a la altura de Vélez Sarsfield al 5900, en la zona noroeste de la ciudad.

Aparentemente, según fuentes allegadas al caso y testigos que estuvieron en el lugar, los hechos se sucedieron luego de una discusión que otro hombre llamado Javier (ayer no se había establecido si su apellido empieza con F o con A) mantuviera con los ocupantes de una Ford Ranger color gris.

Según esta versión, la disputa se fue tornando violenta y Javier F. le dijo a un familiar, en alusión a los ocupantes de la camioneta: "Estos me vienen a bardear". En la chata se encontraba un hombre "morocho y bien vestido" y, según los mismos testigos, también habría participado activamente de la reyerta el hermano de Torrelini, quien acompañaba al hombre que estaba al volante del vehículo.

En medio de los gritos, según los voceros consultados, Javier Torrelini se habría bajado de la chata y en ese momento llegó al lugar su hermano Angel. Allí la discusión prosiguió hasta que la camioneta arrancó mientras Javier F. le gritaba al conductor: "Dale, dale, que no me va a dar para tirarte" y sacó un arma, de la que no se pudo consignar el calibre, y la emprendió a los tiros contra la chata mientras los hermanos corrían casi a la par del rodado.

Desde una moto. Según las fuentes consultadas, luego de esos disparos llegaron a esa cuadra la hermana y la madre de Javier F. y lograron tranquilizarlo.

Entonces, según relató un testigo, desde la esquina de Solís avanzó una moto Honda Twister de color rojo y aparentemente al mando de un hombre apodado "el Pela" que, pistola en mano, comenzó a perseguir a la camioneta y a los hermanos que corrían desesperados por la calle.

En ese marco se escucharon varias detonaciones y Angel recibió varios balazos: uno en el hombro derecho, otro en el cuello, dos en la espalda y uno en el costado izquierdo del tórax. En tanto Javier Alberto sufrió un impacto en su pierna derecha.

Fuentes policiales señalaron que Angel Torrellini tenía un par de antecedentes por amenaza y daño, mientras que su hermano no cuenta con anotaciones.

La policía secuestró en la escena del crimen tres vainas servidas de una pistola calibre 9 milímetros y una esquirla de una bala encamisada. El fiscal Pablo Pinto dijo a LaCapital que se trabaja en el esclarecimiento del caso, mientras esperaba el informe del forense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS