Edición Impresa

Llevan 6.700 firmas a Villa María para pedir justicia por un crimen

Los familiares de Franco Tosi, el operario de máquinas agrícolas de Cañada de Gómez asesinado hace tres meses en la localidad cordobesa de Carrilobo llevarán planillas con 6.700 firmas a...

Jueves 08 de Agosto de 2013

Los familiares de Franco Tosi, el operario de máquinas agrícolas de Cañada de Gómez asesinado hace tres meses en la localidad cordobesa de Carrilobo llevarán planillas con 6.700 firmas a Villa María para pedir por el esclarecimiento del crimen, un caso que aún no tiene sospechosos ni imputados. Los padres del muchacho de 32 años viajarán a esa ciudad cordobesa el próximo 15 acompañados por autoridades del municipio local.

En ese viaje, proyectan, además, hacer una marcha en Carrilobo que se hará en horas de la tarde. La movilización, que contará nuevamente con la participación de cañadenses que partirán desde la Asociación Deportiva Everton Olimpia (Adeo) y con pobladores de Carrilobo, recorrerá calles adyacentes a la plaza principal.

"No tenemos nada, creemos que la policía y la Justicia de Villa María se burlan de nosotros, y encima nos dan datos a cuentagotas. Para que esto esté pasando tiene que haber complicidad de la policía en el asesinato de mi hijo", dijo Stella Tosi, madre de Franco.

En cuanto a las pericias, se han enviado para análisis de ADN algunos elementos de la causa como el palo con el que se le dio muerte al joven cañadense, "que puede llegar a demostrar si intervinieron uno o dos atacantes", y una colilla de cigarrillo hallada en el lugar. El fiscal explicó también que no condice la cantidad de alcohol en sangre, con algunos testimonios de esa noche fatídica.

Agonía.Stella se refirió a los datos de la autopsia que trascendieron en medios de Villa María, que dan cuenta de que Franco no habría muerto en forma instantánea, sino que habría estado agonizando en el lugar donde hallaron su cuerpo. Estiman que en 20 o 25 días estarían los resultados finales.

Una de las últimas medidas para pedir justicia fue una marcha que se realizó en Carrilobo, a dos meses del crimen que congregó a unas 300 personas.

Los familiares apuntaron a la Justicia en un contundente reclamo para que acelere los términos de la investigación y tenga un trato "más amigable" con la familia, debido a la "escasa" información brindada. Dijeron también que fueron policías de Carrilobo las últimas personas que vieron con vida al trabajador.

Pero a más de un mes de esa marcha aún no se lograron avances en la investigación y además la familia soporta que información extremadamente dolorosa para ellos se difunda en los medios.

Tosi trabajaba como empleado de una empresa contratista rural con asiento en Cañada. La noche anterior al crimen, viajó junto a su patrón desde Pozo del Molle (donde pernoctaban desde hacía más de un mes) hasta Carrilobo, a 27 kilómetros, para ir a una fiesta en el club Alianza, donde actuó Banda XXI.

Los familiares de la víctima contaron que a las 5, su jefe le propuso regresar, pero Franco le dijo que se quedaría un poco más. Fue la última vez que lo vio con vida. Horas después, a las 15, el cuidador del cementerio halló el cuerpo del maquinista en el interior de un osario, cuya puerta fue abierta adrede para ingresar.

Según el primer informe policial, el crimen habría ocurrido a las 6.30, en el mismo lugar donde se halló el cadáver.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS