Edición Impresa

LLegó a su casa y se topó con un ladrón que la golpeó y le robó $ 3 mil

Una joven llegó ayer a la mañana a su casa de Contitución al 200 luego de hacer varios trámites y se topó con que en el interior de la vivienda había un ladrón que, tras golpearla, logró llevarse unos 3 mil pesos. Sabrina vive allí junto a su pequeña hija, pero al momento del atraco estaba sola.

Sábado 06 de Septiembre de 2014

Una joven llegó ayer a la mañana a su casa de Contitución al 200 luego de hacer varios trámites y se topó con que en el interior de la vivienda había un ladrón que, tras golpearla, logró llevarse unos 3 mil pesos. Sabrina vive allí junto a su pequeña hija, pero al momento del atraco estaba sola.

Sabrina tiene 28 años y vive en una departamento de pasillo. La mañana de ayer salió de su casa a las 9.45 y al volver, una hora más tarde, notó que la reja que protegía una ventana que da al pasillo común estaba arrancada de cuajo y tirada en el piso. "Cuando llegué a la puerta de mi casa el ladrón no me dio tiempo a nada. Apareció desde el hueco de la ventana por la que había entrado y se me tiró encima. Me empezó a pegar en el cuerpo, en la cabeza y me gritaba y me insultaba. Me pegó en la nariz y en el cuerpo, estoy llena de moretones", contó la joven.

Veterano. El maleante, a quien Sabrina describió como de "unos 50 años, petisón y vestido con ropa de trabajo", siguió golpeando a la joven mientras ella gritaba desesperadamente. "Me pareció que estuvo un siglo conmigo. En eso se soltó y salió corriendo por el pasillo hacia la calle. Afuera había unos vecinos que lo quisieron correr, pero dobló por la esquina y no lo vieron mas", dijo la joven mujer.

La víctima relató que "la casa estaba toda revuelta" y que sospecha que el ladrón "no tuvo mucho tiempo por que yo estuve ausente no más de dos horas. Es increíble que se haya metido por dónde entró. Cuando me puse a ver qué me faltaba lo primero que noté fueron los 3 mil pesos, lo único que me quedaba para llegar a fin de mes", dijo la chica.

Los vecinos del barrio, cercano al cruce Alberdi y lindante con las vías del ferrocarril, están atemorizados y aseguran que "no hay que hablar con nadie ni dar ninguna información, están robando mucho en toda esta zona". El caso lo atiende la seccional 7ª por jurisdicción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario