Edición Impresa

Llega al cine un viaje fantástico y espiritual a través del Pacífico

El director Ang Lee dirigió el filme basado en "La vida de Pi", un best seller del canadiense Yann Martel. El director rodó entre Taiwan, India y Canadá la historia de un joven náufrago y un tigre, los únicos sobrevivientes de un viaje fallido.  

Martes 08 de Enero de 2013

El drama de los vaqueros gay "Secreto en la montaña" podría haber sido considerado un film arriesgado de hacer, pero el director Ang Lee dijo que su nueva película, "Una aventura extraordinaria", una exploración rodada en 3D de la fe de un niño atrapado en un barco con un tigre de Bengala, fue su plan más peligroso.

La película, que se estrena pasado mañana en Rosario, es una adaptación del best-seller "Life of Pi", de Yann Martel y se consideraba imposible de hacer. Lee, ganador de un Oscar como mejor director en 2005 por "Secreto en la montaña", se dedicó a la tarea laboriosa de utilizar imágenes generadas por computadora para llevar la trama a la pantalla grande.

—¿Por qué "Life of Pi" se consideraba imposible de filmar?

—Porque usted no puede hacer que el tigre haga todo lo que quiere que haga... así que tenía que ser un trabajo digitalizado. Un animal digital, hasta hace dos años, no era totalmente realista y mucho menos en 3D, y luego estaba el tema del agua que es bastante más difícil de lograr.

—¿Esta fue su experiencia más difícil en el cine?

—Sí... Y fue también la más prolongada, además de tener la dificultad técnica. Y el lugar de rodaje. Teníamos varias opciones, y finalmente se decidió rodar la mayor parte en Taiwán, pero también tuvimos que ir a la India para filmar durante dos o tres semanas porque no podés reproducir Pondicherry y Munnar. Y luego tenemos escenas en Canadá.

—Pero, ¿"Secreto en la montaña" fue también una película arriesgada?

—No, no lo fue para mí. Al menos cuando yo la hice, pensé que sería estrictamente para cine arte y la vería poca gente. Y no fue tan cara. Pero después me puse un poco nervioso y pensé "Me van a linchar... voy a hacer una película de vaqueros gay".

—¿Sólo después de que lo hizo se dio cuenta de eso?

—Sí, tuve miedo... Miraba a mi alrededor cuando caminaba por ahí, cuando me iba a casa a ver si alguien me seguía. Mi hermano es distribuidor de cine en Taiwán y yo le dije que no la compre. El me odia hasta el día de hoy, y sigue parloteando sobre ese tema hasta el día hoy.

—¿Por qué eligió a un actor desconocido como Suraj Sharma para interpretar a Pi?

—Yo quería a alguien auténtico, sin malos hábitos, y eso significa que tenés que entrenar y aprender todo desde el principio.

—¿Cómo explora la espiritualidad la película?

—Para mí, la fe puede ser difícil de alcanzar, pero la fuente de todo el material viene de la nada, la ilusión está trabajando en las cosas más de lo que puedas probar. Ese es el principio. La esencia de la vida en realidad es una ilusión. A veces siento que las ilusiones son más que la esencia de la vida. Puedo confiar en ellas más que en la vida real que está llena de engaño y encubrimiento.

—¿Explorando la fe se animó a encarar este trabajo?

—El libro es fascinante, habla de la fe. Pero no me hizo creer en Dios ni nada... Yo no fui a la iglesia o un templo después de eso. Cuando empecé a rodar la película, sentí que podía llevarme a través de la fe. Pero cuando enfoqué en los personajes y el tema, en realidad aquello era más una cuestión íntima mía. Creo que en síntesis se trata de el valor de contar historias. ¿Cuántas personas comparten una historia?. Una historia tiene estructura, tiene un principio, medio y final, parece tener sentido, pero la vida no es así.

—¿Practica alguna religión?

—No, mi madre es cristiana bautizada, así que me hizo ir a la iglesia todos los domingos, y oré cuatro veces al día hasta que tuve 14 años. No soy particularmente religioso, pero creo en preguntas como dónde está Dios, por qué hemos sido creados, de dónde viene la vida, por qué existimos, ese tipo de cosas. Es muy difícil hablar de eso en estos días porque no se pueden probar.

—¿Se considera espiritual?

—Odio pensar que la vida es sólo hechos y leyes. Yo soy un director de cine, soy una persona sensible, me gusta pensar en lo espiritual, así que me gusta que la gente también lo sea. Creo que la vida sin espíritu está en la oscuridad, es absurda. Llamalo ilusión o llamalo fe, o como se llame, tenemos apego emocional hacia lo desconocido. Anhelamos averiguarlo. Es la naturaleza humana.

Un actor novato para un personaje complejo

Con sólo 17 años, Suraj Sharma venció a más de 3.000 aspirantes. Sharma no tenía experiencia en la actuación, pero el director Ang Lee vio el potencial en el joven oriundo de Nueva Delhi, y le asignó el rol central.

La película está basada en la novela de Yann Martel, que relata la vida de Piscine Patel, (conocido como Pi), quien vive con su familia a cargo de un zoológico en la localidad de Pondicherry. Cuando deciden emigrar a Canadá llevando sus animales con ellos, el barco en el que viaja desde India a través del Pacífico, es destruido por una tormenta. La familia y la mayoría de los animales mueren, pero Pi sobrevive y allí comienza la verdadera aventura íntima y personal. 

“Se realizaron búsquedas en toda la India para un joven que tuviera la inocencia de captar nuestra atención, la profundidad de carácter para romper nuestros corazones”, señaló Ang Lee, explicando por qué dio a Sharma el rol protagónico. “Durante su audición, Suraj llenó la sala de emoción, mucha de la cual se transmite simplemente a través de sus ojos. Su habilidad natural para creer y permanecer en el mundo de la historia es un tesoro raro”, dijo.

Galardón

“Una aventura extraordinaria” fue elegida por el American Film Institute en sexto lugar entre las diez mejores películas del año 2012.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS