Edición Impresa

Lisandro Rosental: "Los bonos oficiaron como cobertura del tipo de cambio"

La compañía local Rosental Inversiones cumplió 30 años de operatoria. El vicepresidente se mostró optimista sobre la evolución del mercado de capitales

Domingo 29 de Diciembre de 2013

El mercado financiero local fue mutando a lo largo de la última década al compás de la transformación del país y mientras el inversor minorista optó por refugios de valor más conservadores, la llegada de nuevos clientes, como bancos o compañías de seguros, aportaron una inyección de liquidez a una plaza que se fue consolidando. En esos términos lo describió Lisandro Rosental, vicepresidente del grupo Rosental Inversiones, quien hizo un repaso de la actividad al momento en que la compañía cumple treinta años en Rosario.

El ejecutivo está convencido de que estos cambios son positivos. "Esto nos hace mirar el futuro con optimismo sobre tener un mercado importante", resaltó en diálogo con LaCapital, al analizar al sector y a la empresa en particular en la estructura financiera de la ciudad.

—El grupo cumple 30 años en el mercado local. ¿Cómo evolucionó el mercado de capitales en este tiempo en la región? ¿Cuáles son las características distintivas?

—A lo largo de estos treinta años, el mercado de capitales se movió en gran medida al ritmo político-económico del país y del contexto internacional. Para no ir tan lejos, estos últimos 10 años no fueron la excepción pero encontramos dos cambios fundamentales. El primero es el viraje del negocio del inversor minorista, que pasó de la tradicional compra-venta de bonos y acciones a operaciones más conservadoras como cheques de pago diferido, obligaciones negociables y fideicomisos financieros. El segundo es la aparición de nuevos clientes como bancos, compañías de seguros y fondos de inversión, los cuales aportan el mayor volumen y caudal de operaciones, mientras que los que lo hacían en forma tradicional que eran las personas físicas se volcaron a inversiones inmobiliarias principalmente. Esto va de la mano con el ingreso de muchas empresas al mercado de capitales como alternativa de financiamiento lo que hace que miremos el futuro con optimismo para tener un mercado importante.

—¿Cómo impactaron en el mercado doméstico las restricciones cambiarias? ¿Eso generó otras opciones de inversión? ¿De qué tipo?

—En el contexto actual, la gente se volcó a bonos nominados en dólares como cobertura del tipo de cambio. Pero también lo hizo, por considerar que era una muy buena alternativa de inversión, ya que los rendimientos de estos títulos son mucho mayores a los que ofrece el resto del mundo. Y la deuda argentina es baja en relación al producto bruto, lo que hace que la posibilidad de default sea baja. Otra de las opciones, fueron los bonos ajustados por la devaluación del tipo de cambio, que ha dado excelentes resultados, y los análisis indican que el año que viene seguirá por ese camino.

—¿Qué análisis hace de la emisión de bonos de YPF para el mercado minorista? ¿Es una opción que seduce a los inversores de la región?

—La emisión de este bono viene a competir y complementar al inversor minorista menos sofisticado, que está acostumbrado a realizar plazos fijos ya que no sólo iguala o mejora la tasa de interés sino que permite diversificar la inversión. No es una emisión grande y la respuesta de los inversores es buena, por lo que ambas partes quedarían satisfechas.

—La operatoria con Boden 2015 permite hacerse de dólares en muy corto plazo. ¿Cómo funciona en el mercado local esta opción y otras con bonos?

—Una opción es comprar el bono y mantenerlo a su vencimiento en el 2015, momento en el que el gobierno pagará en dólares. La opción rápida sería comprar el bono con pesos, y luego de mantenerlo durante el tiempo estipulado en la normativa, se vuelva a vender en el mercado pero a cambio de dólares. El bono más usado es el 2015 pero también puede hacerse con el 2017. Al valor actual, está comprando dólares en términos de valor presente de 8,50 pesos aproximadamente.

—¿Cómo está el mercado de colocación de obligaciones negociables?

—Las obligaciones negociables son muy bien recibidas por el mercado, y en especial aquellas que entran bajo la modalidad de inciso k que tienen como finalidad realizar una inversión productiva. Luego del 2001, muchas emisiones se vieron en situación de cesación de pagos, pero junto con el crecimiento del país resurgieron como una fuente de financiación los últimos cuatro años. Actualmente, está aumentando fuertemente la emisión de obligaciones negociables de empresas pymes, las cuales encuentran una alternativa frente al crédito bancario.

—Los gobiernos provincial y nacional están intensificando los controles para evitar acciones de lavado de dinero (muchas de ellas vinculadas con la narcocriminalidad). El mercado financiero es uno de los sectores donde pusieron la lupa. ¿Están adoptando algún tipo de medida adicional de control desde el grupo en este sentido?

—A lo largo de estos 30 años Rosental ha sido muy cuidadoso con el control del origen de los fondos. Contamos con manuales de procedimientos muy estrictos, y estamos a disposición de las exigencias de la UIF (Unidad de Información Financiera), que es la autoridad máxima en la materia, todas las veces que dicha jurisdicción lo requiere. •

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS