Edición Impresa

Lifschitz lanzó su candidatura: "Mi gobierno será el más frentista"

El ex intendente de Rosario recibió un fuerte aval de Bonfatti y Binner. El senador largó su postulación a la Gobernación en Santa Fe. Dijo que su vice será un radical del centro-norte.

Martes 23 de Diciembre de 2014

Miguel Lifschitz lanzó anoche la carrera a la Casa Gris flanqueado en un nutrido acto proselitista en Santa Fe por las dos principales espadas del socialismo, Hermes Binner y Antonio Bonfatti. "Tenemos un plan para disminuir el delito, bajando también los niveles de consumo de drogas para frenar al narcotráfico", prometió el candidato al cerrar los tres discursos inaugurales de la campaña socialista en el colmado auditorio ATE-Casa España en el macrocentro de la capital santafesina. "Mi gobierno será el más frentista de los tres, profundizando el proceso de construcción política iniciado por Hermes Binner y continuado por Antonio Bonfatti", aseguró el ex intendente de Rosario

Antes del mitín, el candidato anticipó en conferencia de prensa que los primeros días de enero revelará quien será su compañero de fórmula. "Será un dirigente radical de la zona centro-norte porque así lo indica la lógica del Frente Progresista Cívico y Social, que los candidatos a gobernador y vice sean de las dos principales fuerzas que lo integran", confirmó el senador por Rosario.

Lifschitz sostuvo además que el socialismo mantiene conversaciones con todos los partidos del frente. "Creíamos hasta último momento que la lista única era posible pero la competencia (con el sector de Mario Barletta y Rubén Giustiniani) no va a resquebrajar la fortaleza del Frente Progresista", vaticinó.

Del acto de lanzamiento participaron también ministros y funcionarios del gobierno provincial y la intendenta de Rosario, Mónica Fein. Presentado por el locutor oficial como "símbolo de la transparencia y primer gobernador socialista de la Argentina", el diputado nacional y aspirante presidencial Hermes Binner abrió el fuego desde el atril. "Miguel Lifschitz es la continuidad de un programa de gobierno porque conoce la gestión pública, por eso los invito a llevar adelante los estandartes de nuestros candidatos orgullosos de pertenecer a una fuerza transparente que conlleva al cambio", arengó.

Un descontracturado Bonfatti subió corriendo al estrado portando una pancarta de la bota santafesina, pateó un globo rojo al mejor estilo Angelito Di María y se fundió en un abrazo con Binner antes de que le cediera la palabra. "Somos un ejemplo para el país y por eso hoy quiero más que nunca reivindicar la política en tiempos que soplan vientos de la antipolítica", tiró el jefe de la Casa Gris lanzando un dardo con destinatario implícito en la pulseada que se avizora en 2015 entre la coalición gobernante y el PRO.

Posta. Lifschitz tomó la posta que le dejó el mandatario y luego de agradecer especialmente a "Hermes y Antonio por su liderazgo en país y en Santa Fe pero sobre todo por su generosidad de acompañarme hoy aquí porque los dos son parte de la historia grande de la política santafesina", asevero .

El candidato también destacó la presencia de dirigentes de las fuerzas políticas socias en el Frente Progresista, como el SI, PDP, GEN, Pares, Libres del Sur y de un sector del radicalismo, entre ellos el intendente de San Javier, Mario Migno.

Al repasar su trayectoria personal y política hasta llegar a la Intendencia de Rosario contó que "de mi padre aprendí la humildad como principal virtud, y otro maestro de la política y de la vida fue Guillermo Estevez Boero. De él aprendí a trabajar siempre en proyectos colectivos nunca individuales", aseguró.

"El socialismo lleva muchísimos años de gobiernos honestos y transparente en Rosario y Santa Fe y a pesar de los esfuerzos de distintos grupos mediáticos, políticos y corporativos por desprestigiarnos la gente nos sigue eligiendo porque somos fieles a nuestra esencia", dijo.

Auguró que "vamos a competir con la derecha marketinera y los que le bajaron los sueldos a los jubilados y contra los que fundieron el Banco o privatizaron la vieja Dipos y ahora pretenden corrernos por izquierda".

"Tenemos un plan para bajar la violencia y disminuir el delito bajando también los niveles de consumo de drogas para frenar al narcotráfico. Heredamos una policía muy poco profesional, bastante corrupta, y una Justicia burocrática que nos ha costado reformarla. Estamos a mitad del río, es cierto, pero Santa Fe es la única provincia que se ha decidido a transformarlas", concluyó Miguel Lifschitz antes que se desatara una lluvia de papelitos plateados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario